Overclocking: Guia para novatos

por Javier Rodríguez 23/05/2006 6

La importancia de los buses secundarios

El bus frontal aumenta la velocidad de proceso interna de nuestro procesador pero también afecta a otros buses fundamentales para la estabilidad del sistema. Todos los buses secundarios dependen de una manera u otra del bus frontal del procesador. El AGP, el PCI, la memoria, los PCI Express....todos dependen del bus frontal del ordenador. Son siempre múltiplos o divisores de este bus y por tanto si aumentamos la velocidad de este bus las frecuencias de estos buses aumentan de forma proporcional. Ahora casi todas las placas disponen de bloqueadores de frecuencia para estos buses, por lo menos para los mas delicados como el del serial ATA o el PCI express pero antiguamente había que saber lidiar con este problemas y usar frecuencias de overclocking donde supiéramos que activábamos un divisor mas grande para mantener a los buses secundarios en su lugar.

Asi hasta los tiempos del Pentium 3 se buscaban los modelos de 66 o 100Mhz y se seleccionaban placas base que se sabia que a cierta frecuencia metían un divisor mayor para el AGP y el bus PCI para mantener la estabilidad. Un ejemplo muy llamativo de esto que os digo eran los procesadores Pentium 2 donde la gente se pegaba por los modelos de 66MHz de bus frontal como el 266o el 300MHz ya que se sabia que el chipset BX soportaba un bus de 100MHz activando un divisor de 3 para el PCI y manteniendo por tanto los buses secundarios en su lugar que era 33MHz para el PCI y 66MHz para el AGP. Si subíamos a 100MHz teníamos un aumento del 33% de la potencia del procesador y no teníamos ningún efecto secundario. Aun con estas pegas los que buscábamos niveles mas elevados buscábamos tarjetas que soportaran mayores frecuencias que las estándar como las nvidia y las tarjetas de sonido de Creative. Aun así el riesgo era grande porque el bus de datos de los discos duros también se veía afectado y si te pasabas conseguirías una bonita corrupción de datos y un disco duro inservible.

A la llegada del Serial ATA el problema se acrecentó ya que el serial ATA con tan solo un MHz mas de frecuencia se convierte en inviable. Desde entonces los fabricantes de placas introdujeron los divisores seleccionables y luego mas tarde el bloqueo completo de estos buses a cierta frecuencia. El problema del bus PCI o de los discos duros esta ahora erradicado en casi cualquier placa actual pero la memoria siempre seguirá dependiendo, por lo menos de momento, del bus frontal del ordenador.

El bus de comunicación con la memoria no es otro que el bus frontal del procesador, se usan buses de diferentes capacidades y divisores intermedios para controlarla pero a dia de hoy no hay ninguna placa que controle de forma independiente ambas frecuencias. Sin embargo los divisores seleccionables en bios permiten controlar la frecuencia de las mismas sobretodo cuando aumentamos mucho la frecuencia del bus frontal. Muchos overclockers gastan cientos de euros en memorias capaces de alcanzar altas frecuencias pero esto no deja de ser un extra que podemos obviar si queremos resultados elevados de rendimiento sin tener que gastar ni un duro mas de lo que gastaríamos en nuestro pc aunque no quisiéramos hacer overclocking.