Guía de Refrigeración para VGAs

por Javier Rodríguez 17/01/2008 ...

Introducción

Cada vez los fabricantes elaboran mejores disipadores para dar una mejor solución térmica a sus usuarios. Se consiguen diseños más elaborados o se usan soluciones de fabricantes de disipadores muy reconocidos para lograr el mejor equilibrio entre disipación y ruido. La clave está precisamente en eso. Conseguir una disipación superior a la que de serie de nuestra tarjeta grafica a la vez que intentamos mantener los niveles de ruido o incluso reducirlos.

Muchos fabricantes precisamente diferencian sus gamas de producto con la introducción de disipadores que se alejan del diseño estándar para arañar esas ventas a usuarios que buscan algo mejor para su tarjeta grafica. Nosotros os vamos a mostrar lo último y lo mejor en este campo, disipadores convencionales, soluciones de disipación por agua e incluso algunas soluciones termoeléctricas que usan algunos fabricantes con mejor o peor resultado.

Disipación convencional.

La disipación convencional ha evolucionado tanto o más para tarjetas gráficas como para procesadores. Esto se debe a que en los últimos años las tarjetas graficas han pasado a ser el componente que más consumo produce dentro del ordenador y que por tanto mejor disipación requiere. Esto sumando a la escasez de espacio y de la posición de la tarjeta grafica dentro del ordenador ha llevado a los fabricantes a diseñar intrincados sistemas de disipación aprovechando sobretodo el uso de sistemas heatpipe que permite el transporte del calor hacia zonas más despejadas donde poder aumentar notablemente el tamaño del disipador.

Aun así los disipadores convencionales actuales son grandes, pesados y un verdadero quebradero de cabeza para los que buscamos más la sencillez y el disponer de espacio que el aumento de rendimiento o la reducción de ruido. Sea como fuere podemos encontrar soluciones muy avanzadas en los principales fabricantes del sector. Os paso a mostrar lo más avanzado de cada uno de ellos.

Zalman es sin duda uno de los pioneros en este sector y sus productos siempre han estado muy reconocidos por su calidad tanto en la potencia de disipación como en reducción de ruido y compatibilidad con la mayoría de las tarjetas graficas existentes en cada momento. Y esto es prácticamente lo que define al nuevo Zalman GV1000. Es un disipador de grandes dimensiones apoyado en el uso de cuatro heatpipes que distribuyen el calor alrededor de una gran masa de láminas de cobre de .3mm de espesor apoyadas por un ventilador de 80mm y bajo perfil. El GV1000 es un disipador muy eficiente, que ocupa uno de los slots adyacentes a la tarjeta grafica, y que incluye accesorios tan necesarios como son los disipadores para las memorias u otros elementos así como un regulador de velocidad para el ventilador, el archiconocido Fanmate 2, que permite el control manual de la velocidad de rotación del ventilador del GV1000 en un formato compacto que podemos ocultar fácilmente dentro del PC. El GV1000 no es el disipador más grande del mercado aunque pesa la considerable cifra de 360gr, tampoco es el más potente, pero sí que tiene un equilibrio inmejorable entre ruido, dimensiones, compatibilidad y calidad de fabricación. La única pega que tiene este modelo es que sus disipadores de memoria no son suficiente para tarjetas de las gamas 8800GTX/Ultra y por tanto tendremos que comprar disipadores adecuados que encarecerán el precio final. El GV1000 de Zalman no es barato precisamente, unos 49€ es su precio recomendado, y si encima tenemos que andar buscando extras para estas tarjetas la cosa se complica seriamente.