Configura tu red inalámbrica para evitar interferencias

por Javier Rodríguez 03/02/2016 8

Existen muchas formas de adecuar nuestra red inalámbrica a nuestras necesidades y entorno. Que nuestra red funcione mejor depende de muchos factores, algunos de ellos no podremos controlarlos o necesitarán de una inversión de hardware que posiblemente no queremos o podemos asumir. Aún así hay formas de mejorar lo que tenemos siendo eficientes en la configuración.

Una de las formas más adecuadas de mejorar nuestra red inalámbrica es buscar el menor número de interferencias y el buen posicionamiento de nuestros dispositivos. Lo primero se logra, como es lógico, aumentando la altura de posición del router o punto de acceso, buscando posiciones con pocos obstáculos o buscando canales que estén poco saturados. El uso de bandas menos utilizadas, como la de 5GHz, también mejora de forma notable el rendimiento de nuestra red. No solo porque sean más rápidas sino porque hay menos interferencias. Las bandas de 5GHz, y las próximas de 60GHz, alcanzan menos distancia y por tanto es más complicado que interfieran con otros emisores.

La banda de 2.4GHz es más compleja. No solo está muy saturada ya de dispositivos, de redes de toda índole, sino que además se usa para otro tipo de dispositivos e incluso es habitual en otros dispositivos domésticos como los microondas (es común perder señal de wifi cuando encendemos el microondas si el punto de acceso o router está cerca). Aún así, podemos intentar mejorar la calidad de nuestra red de 2.4GHz buscando canales poco saturados. La mayoría de los routers o puntos de acceso usan por defecto los canales 6 y 11 y por tanto siempre es buena idea huir de ellos.

Otra cosa que podemos hacer, que es fácil y más eficaz, es monitorizar las redes cercanas, los canales que usan y posicionar nuestras redes en canales menos saturados. Para ello podemos usar aplicaciones como Acrilic Wifi, que tiene una versión gratuita. Este programa de escaneo de redes inalámbricas nos permite visualizar todas las redes cercanas y extraer de ellos datos importantes como la banda, el nombre de SSID, los canales que usa, las velocidades máximas de acceso, etc.  Podéis descargar la versión gratuita desde este enlace.

Para configurar nuestra red dejaremos que el programa monitorice las redes cercanas durante algún tiempo para que tenga oportunidad de formar un catálogo completo y acertado de lo que nos rodea. Yo recomiendo dejarlo al menos 10-15 minutos trabajando.

Pasado un tiempo razonable lo que debemos hacer es ordenar la lista por el canal, como veis en la siguiente imagen.

De este modo tendremos ordenado por canal todas las redes inalámbricas a nuestro alcance. Ahora es cuestión de localizar los canales menos saturados. Como veis cerca de mí las redes se concentran en los canales 1, 4, 6, 9 y 11. Por tanto es inteligente que usemos los canales 2, 7 y 12. Podemos probarlos todos para ver cuál nos da mejor cobertura y velocidad de acceso. 

 

Ahora solo tenemos que configurar nuestro router o punto de acceso para que use esos canales. Algunos routers son capaces de buscar ellos los canales más adecuados pero la gran mayoría no tiene esta funcionalidad. Con este método podréis configurarlo vosotros mismos ajustando el canal y logrando mejores resultados para vosotros y para las redes que os rodean.