Así son las placas más exclusivas de la familia Aorus Z270 Gaming de Gigabyte

por Antonio Delgado 13/01/2017 1 DreamHack 2017

Estamos en Leipzig Alemania, en la DreamHack 2017 conociendo todas las novedades gaming de la marca AEORUS de Gigabyte. En esta ocasión os mostraremos las novedades en el ámbito de placas base con el estreno de sus nuevos modelos de gama alta basados en el socket Intel Z270 para los recientes procesadores Intel Kaby Lake.

Empezaremos a lo grande con la impresionante AORUS GA-Z270X-Gaming 9, todo un portento de placa base con un despliegue tecnológico que no dejará indiferente a nadie. Su precio de 619 Euros ya nos dará una pista de las capacidades de esta placa que integra prácticamente toda tecnología integrable en una placa base actual.

En cuanto a estética, destaca su PCB negro con las armaduras plateadas de la zona de los puertos y del SB, pero también lo hace su completo sistema de iluminación RGB Fusion con zonas de iluminación independientes con LED en los MOSFET, PCIe-Express, slots de memoria DDR4, tarjeta de sonido e incluso en el lateral, donde se encuentra una placa de metacrilato, que en el caso de la DreamHack, han personalizado en esta edición especial.

El sistema RGB Fusión se puede controlar desde Windows o desde las aplicaciones de Android e iOS.

Soporta Crossfire y SLI de hasta 4 gráficas y cuenta también con dos puertos M.2 de 32 Gbps y dos U.2 de alta velocidad. 8 puertos SATA y tres SATA Express completan la conectividad para el almacenamiento.

Además también cuenta con doble tarjeta de red Killer E2500 y WiFi 802.11ac, además de tarjeta de sonido con amplificador incorporado para auriculares. No faltan tampoco conectores USB 3.0, USB 3.1, USB de tipo C e incluso Thunderbolt 3 integrado ya de serie

Al ser una placa base enfocada a los más entusiastas, está claro que el overclock va a ser una de sus bondades, y a parte de todas las opciones que incluye la BIOS UEFI integrada, podemos ver su disipador híbrido para los VRM que, por cierto, incluye la impresionante cifra de 22 fases.

El bloque híbrido G-FROST está firmado por EK Waterblocks y soporta tanto funcionamiento por aire, aprovechando el flujo interno de la caja o del disipador de la CPU, como su conexión a circuitos de refrigeración líquida con conectores estándar G/14.

GA-Z270X-Gaming 7

Un escalón por debajo encontramos la GA-Z270X-Gaming 7, una versión algo más modesta pero que sigue contando con todo tipo de tecnologías incluyendo el sistema de iluminación RGB en varios puntos claves de la placa.

Este modelo prescinde del bloque de refrigeración líquida de EK y reduce las fases de los VRM hasta la mitad, que sigue siendo una cifra bastante considerable con 11 fases.

No le falta tampoco la salida Thunderbolt 3 nativa, sin necesidad de adaptadores, así como doble tarjeta de red Gigabit LAN (una Intel y una Killer E2500).

En este caso disponemos de tres puertos PCIe 3.0 x16 con soporte para 2 o 3 gráficas, o incluso 4 en caso de dos tarjetas duales.

Tenemos también dos puertos M.2, un U.2, tres sata Express y seis sata 6Gbps, además de USB 3.1 y USB-C

GA-Z270X-Gaming 5

Finalmente, la GA-Z270X-Gaming 5 se coloca como la alternativa más económica sin olvidar que hablamos de placas base de gama alta en todo momento.

Por tanto, tampoco le faltan las últimas tecnologías del chipset Z270 junto a añadidos como la tarjeta de red Killer E2500, Sonido Sound Blaster X-Fi MB5, doble conector M.2, tres PCIe x16 y el sistema de iluminación RGB multizona de Gigabyte.

En este modelo tenemos también 11 fases en los VRM para alimentar al procesador Kaby Lake o Skylake y las memorias DDR4.