Cómo crear un disco de arranque de Linux con Linux Live USB Creator

por Javier Rodríguez 02/12/2014 3

También conocido como Lili esta utilidad, de exótico diseño, nos permitirá crear unidades de arranque para distribuciones Linux, tal y como hace unebootin pero con algunos añadidos muy interesantes sobre las funciones de Unebootin.

Podéis descargarlo aquí, en la pagina oficial.

El funcionamiento es similar. Seleccionamos primero la unidad USB que queremos adaptar a arrancable, donde queremos meter nuestro instalador Linux, le damos al botón de refrescar si lo hemos metido en el PC después de arrancar “Lili” y lo seleccionamos.

El segundo paso es seleccionar la imagen, ISO o archivo comprimido de la distribución Linux que queremos instalar en el Pendrive. Si optamos por descartar en el momento Lili nos mostrara su lista de distribuciones compatibles. La lista es interminable. Seleccionamos la que queremos y le damos a descargar automáticamente, solo nos preguntará en qué carpeta queremos dejar los archivos descargados.

Si la distribución es compatible nos permitirá dejar cierto espacio para almacenar una imagen con datos persistentes del sistema operativo. Así podremos tener un Linux arrancable donde no tengamos que volver a instalar programas o configuraciones cada vez que la iniciamos. Nos permitirá hasta 4GB de almacenamiento persistente. Seleccionamos cuánto y seguimos.

Las dos opciones que tiene Lli que no encontraremos en Unebootin es que podemos ocultar los archivos del sistema operativo Linux en el Pendrive (serán visibles si tenemos el sistema operativo configurado para mostrar archivos ocultos)  y por otro lado podremos generar una máquina virtual con el nuevo sistema operativo que podremos ejecutar directamente desde Windows. Esto lo hace instalando VirtualBox en nuestro PC y mucho me temo que la opción de almacenamiento persistente no está disponible en este modo.

Podemos también formatear la unidad (nos pedirá confirmación) si queremos dejarla lista y preparada para la carga del sistema o podemos decirle que simplemente genere el arranque adecuado sin borrar uno solo de nuestros datos. Le damos al rayo y esperamos que acabe.

Si queremos iniciar el sistema virtualizado solo tenemos que entrar en el pendrive, dirigirnos a la carpeta VirtualBox y pinchar en “Virtualize_This_key”. Si encontráis problemas en la ejecución como máquina virtual a mí me ha funcionado, en Windows 8.1, usar el modo de cache de host para la unidad de almacenamiento y aumentar la RAM para la gráfica.


Tags: General