Como subir grandes cantidades de datos a OneDrive

por Javier Rodríguez 24/12/2014 ...

Si disponemos en casa y en el trabajo de la conexión de banda ancha adecuada podemos aprovechar las ofertas que encontramos de almacenamiento en la nube para que se conviertan en nuestro almacenamiento persistente sin que tengamos que malgastar recursos de hardware locales o para tener una salvaguarda añadida de los mismos.

Desde los diferentes anuncios de ampliación de capacidad que ha hecho Microsoft con respecto a sus ofertas de servicios combinados como Office 365 podemos tener almacenamiento infinito en su nube por lo que almacenar ciertos datos en casa o en la oficina (evidentemente esto dependerá de nuestros requisitos de seguridad, etc.) ya tiene poco sentido.

Cierto es que muchos tendrán reticencias en depender de servicios ajenos pero mi experiencia personal y profesional es que siempre es mejor disponer de servicios ajenos para la redundancia en la copia de nuestros datos. No se trata de dejar a Microsoft a cargo de toda nuestra información sino de usarlos como un método de backup con una capacidad de almacenamiento que ahora mismo tiene poca competencia en calidad, precio y capacidad de almacenamiento.

Solo tendremos dos problemas. El primero que el tamaño máximo de archivo es de 10GB así que tendremos que adaptar nuestros programas de backup a ese tamaño máximo y el segundo es que si intentamos subir un gran número de archivos de una tacada nos encontraremos con problemas si o si y no es una cuestión del propio OneDrive, o de sus clientes de sincronización, ni tan siquiera de la capacidad de tu linea de Internet, sino de otro servicio importante de Windows.

Se trata del Windows Search, el servicio de indexación de contenidos de Windows, que nos permite hacer las búsquedas rápidas en nuestro sistema o fuera de el, que cuando intentamos subir una gran cantidad de datos, en un corto periodo de tiempo, choca con el propio servicio de comprobación de cambios de OneDrive llegando a  un bucle que podemos dejar días trabajando sin que jamás llegue a buen puerto.

Mi consejo y truco es deshabilitar temporalmente el servicio de búsqueda de Windows, podemos hacerlo desde el administrador de tareas (ejecutando el comando taskmgr.exe o desde la barra de herramientas), esperar a que todos los contenidos se suban y luego volverlo a habilitar para que haga su trabajo. Mi consejo es que también le dejemos acabar antes de usar la opción de “solo disponible Online” que tiene OneDrive en Windows 8.1.

Con este método he conseguido subir más de 800GB, en diferentes cuentas, a OneDrive con un total de 350.000 archivos de toda índole. Un trabajo de muchos días pero realmente satisfactorio puesto que ahora puedo consultar esa información o sincronizarla por partes en diferentes máquinas. Espero que este pequeño truco consiga que sáqueis todo el provecho a vuestra suscripción de Onedrive. 


Tags: General