Instalar Windows en un Mac con Boot Camp

por Antonio Delgado 05/01/2015 1

En el truco de hoy vamos a enseñaros a instalar Windows en un ordenador de Apple con Mac OS y poder disfrutar de los dos sistemas operativos, ya sea por la necesidad de instalar un programa o juego tan solo compatible con Windows, o por la versatilidad que puede darnos el disponer de dos sistemas operativos en un mismo ordenador.

 A pesar de lo que pueda parecer, la propia Apple soporta de serie esa funcionalidad, de hecho en el propio sistema operativo incluyen una herramienta llamada Boot Camp que hace posible la instalación de Windows de manera sencilla y sin ninguna complicación para el usuario.

Para empezar el proceso deberemos asegurarnos de tener un ordenador Mac con procesador Intel (aquellos fabricados a partir del 2006) con el sistema operativo Mac OS 10.4 o superior. Además necesitaremos una imagen ISO de Windows 7 o Windows 8/8.1, y una memoria USB con al menos 4 GB libres si queremos instalar Windows de 64 bits, o 3 GB si vamos a instalar la de 32 bits. Hay que tener en cuenta también que Boot Camp no funcionará si tenemos un sistema RAID montado

Para iniciar el proceso tendremos que iniciar el Asistente Boot Camp desde el propio Mac OS, el propio asistente nos emplazará a realizar una copia de seguridad de los datos por si algo fallara durante el proceso.

Instalar Windows en un Mac con Boot Camp, Imagen 1

Posteriormente deberemos marcar las opciones necesarias para instalar Windows 7 o Windows 8 en el Mac. Deberemos marcar las 3, las dos primeras para crear un USB de instalación con la ISO de Windows y todos los drivers necesarios para que el ordenador de Apple (un iMac en este caso) funcione sin problemas bajo el sistema operativo de Microsoft.

La tercera opción nos permitirá crear una partición con el espacio libre del disco duro para Windows.

Una vez que tengamos el pendrive USB y la ISO de Windows podremos continuar y el proceso de creación del USB para instalar Windows se iniciará.

Ahora podremos crear la partición para Windows, si no disponemos de una libre previamente, y definir el tamaño que le otorgaremos (y el tamaño que quedará para Mac OS X)

Cuando el asistente termine, el ordenador se reiniciará y empezará el proceso de instalación de Windows como si lo estuviéramos instalando en cualquier otro ordenador. Una vez termine la instalación y hayamos configurado nuestra cuenta de usuario, el propio asistente de Boot Camp instalará los drivers de la tarjeta gráfica y demás componentes del ordenador, y ya podremos disfrutar de nuestro nuevo sistema operativo.

Cuando queramos volver a Mac OS , tan solo deberemos ir a la esquina inferior derecha y pulsar en el icono de Boot Camp, desde ahí podremos reiniciar en Mac OSX o definir cuál de los dos sistemas operativos será el predeterminado al iniciar el ordenador. Igualmente, desde Mac OS podremos reiniciar en Windows o definir el sistema predeterminado entrando en la opción Disco de Arranque en “Preferencias del Sistema”.

Si queremos iniciar en un sistema operativo distinto al predeterminado antes de iniciar el ordenador, deberemos mantener pulsada la tecla Opción del teclado del Mac para escoger el disco de arranque.

Instalar Windows en un Mac con Boot Camp, Imagen 3

Cómo veis, el proceso es muy sencillo, podríamos decir que es incluso más sencillo que instalar Windows en un PC convencional, ya que la propia Apple mediante el asistente Boot Camp se encarga de descargar e instalar los últimos drivers de los componentes.


Tags: Software