Nociones básicas para abrir tu portátil mono bloque

por Javier Rodríguez 15/04/2015 1

Lo primero es contar con las herramientas adecuadas. Esto quiere decir que necesitaremos el destornillador adecuado y del calibre adecuado. El “con esto me apaño” suele ser indicativo de fracaso en ciernes. Se trata de abrir el aparato y dejarlo en un estado perfecto, tal y como estaba antes del trabajo.

Existen muchos tipos de materiales con los que fabricar un portátil de una sola pieza. Desde materiales exóticos como el magnesio, el aluminio de moda y también materiales platicos de más o menos calidad. Los primeros facilitan el trabajo del fabricante y también del manipulador puesto que son moldes rígidos que encajan bien en su posición con el uso de los tornillos adecuados en los puntos adecuados. Los materiales plásticos tienen más flexibilidad y normalmente requieren de pestañas para que el acabado sea sólido y de calidad. Esto hace el trabajo más delicado.

Lo primero es, como decía al principio, contar con las herramientas adecuadas y, por supuesto, asegurarse de que el dispositivo está completamente apagado. Desconectadlo también de la red eléctrica y retirar cualquier otro conector que estemos usando, incluidas tarjetas de memoria SD, etc. El destornillador o destornilladores adecuados (normalmente se usan tornillos de cabeza Philips pero podemos encontrar también cosas más exóticas como en mi caso), una paleta que puede ser de nylon o metálica (yo prefiero estas últimas) y tranquilidad.

Lo primero es tener claro por dónde tenemos que abrir el portátil. Los portátiles de una única pieza se abren, en su gran mayoría, por debajo. Retiramos los tornillos de la tapa. Normalmente los tornillos son todos iguales en paso, métrica y longitud pero para los portátiles que no son así yo tengo un sencillo truco para devolver todo a su sitio adecuado. Cuando retiramos los tornillos los posicionaremos en lugar seguro en el mismo esquema desde donde los retiramos. En la foto podéis ver cómo yo he extraído los tornillos y situado a un lado en la posición “figurada” donde estaban en el portátil. De este modo jamás nos perderemos.

El portátil que estoy yo ampliando es un modelo Lenovo Yoga 2 13 que compre casi a saldo en un conocido “etailer”. Necesita una mejora radical mediante la inclusión de un disco SSD en su slot M.2 libre. Le hará ganar enteros pero antes hay que retirar su tapa plástica con pestañas sin arañar o dañar el portátil. Para eso usaremos la paleta de nylon o metálica, a gusto, buscando una fisura más holgada en el recorrido de la tapa. Una vez dentro buscaremos la primera pestaña y haremos palanca con suavidad hasta que ceda el cierre. Ahora situamos la paleta en plano y en angulo y seguimos el recorrido. Si encontramos dificultades no forcemos, empieza desde otro lado. Lo normal es que retiradas dos partes de la tapa ésta saldrá con facilidad y no habremos arañado el portátil.

Ahora ya tenemos acceso a los componentes y podemos hacer limpieza o las modificaciones pertinentes. No tengáis ansia, tomaos vuestro tiempo para hacer las cosas bien y disfrutar de vuestra compra y de vuestro portátil. Tened cuidado en no desconectar fajas de cables, conectores. Etc. Hay que ser limpios y retirar las huellas que dejemos durante el trabajo. Si vais a cambiar algún componente aseguraros de que quedan perfectamente fijados y colocados. Una vez acabado el trabajo podéis colocar la tapa levemente, sin apretar y sin atornillar para encender el aparato. Así podremos ver si ha cogido la RAM o las unidades de almacenamiento y además sabremos que el aparato enciende correctamente.

Comprobado el funcionamiento ya podemos apagar y colocar la tapa. Para colocar los tornillos es buena idea hacerlo en forma de “X”, siempre tornillos opuestos, para compensar las tensiones. Ahora solo os queda poneros manos a la obra, mi nuevo portátil ya tiene su disco SSD en formato M.2.