Llega la 6ª generación de APUs AMD Carrizo de alto rendimiento para portátiles

por Antonio Delgado 03/06/2015 2

AMD ya había lanzado hace unas semanas las APU Carrizo-L, una solución de procesador+gráfica en un mismo encapsulado pensada para portátiles donde se busca la máxima eficiencia energética con un consumo muy reducido pero sin renunciar a capacidades multimedia e incluso la ejecución de juegos.

Sin embargo, todavía nos  quedaba por ver la solución de la compañía para portátiles donde, sin descuidar el consumo, se busca una solución más potente, tanto para reproducir los últimos contenidos de alta calidad en 4K como para jugar a juegos exigentes y todo en una solución integrada que permite a los ensambladores ahorrarse en muchos casos los costes de dinero y espacio que supone meter una GPU dedicada en un portátil.

Con este objetivo en mente, AMD ha presentado sus nuevas APU Carrizo, o lo que es lo mismo, la 6ª generación de procesadores AMD serie A, y con la que pretenden recuperar el terreno perdido en el mercado de portátiles, prácticamente dominado por su principal competidor a día de hoy.

Así, tenemos tres nuevos modelos, los A8-8600P, los AMD A10-8700P y el modelo de mayor rendimiento que pasa a utilizar la denominación FX, el AMD FX-8800P.

La parte de la CPU, con  4 núcleos con 2 MB de caché L2 , cuenta con la arquitectura Excavator con la que han conseguido una reducción del 23% en el área de la parte de CPU, rebajando el consumo y todo ello manteniendo el mismo proceso de fabricación de 28 nanómetros. Soporta memorias DDR3 hasta 2.133 MHz y las tecnologías TrueAudio.

También se ha integrado la AMD Secure Processor, por primera vez presente en la familia de alto rendimiento de las APU A. Se trata de un pequeño procesador ARM Cortex-A5  con su propia RAM y ROM aislados que hace las veces de barrera ante accesos malintencionados a los recursos hardware del sistema, soportando también sistemas criptográficos sin tener que utilizar para nada la CPU o GPU propias de la APU.

La parte de la GPU, con hasta 8 GCN Cores de tercera generación, también se ha mejorado y en un chip integrado tendremos la potencia gráfica de una GPU dedicada, con 512KB de caché L2 y una potencia de 819 GFLOPS y mejoras en la teselación

Si esta potencia no fuera suficiente, los ensambladores pueden aprovechar la tecnología AMD Dual Graphics con gráficas dedicadas Radeon R7. Naturalmente la 6ª generación de APUS A Series soporta DirectX 12 o Mantle, además de la tecnología de sincronización con la pantalla FreeSync.

Además, con la mejor gestión energética podremos jugar a la mayoría de títulos online más jugados a nivel mundial como LOL, CS:GO o DOTA 2 incluso con batería. 

Una de las novedades que más se agradecerán en esos portátiles pensados para reproducción multimedia es el soporte del codec H.265, también conocido como HEVC, lo que permite la reproducción de vídeos en resolución UltraHD o 4K, ya sea a través de internet o en local, de manera completamente fluida y con un bajo consumo de recursos al aprovechar la máxima integración en la combinación de CPU y GPU de estas APU Carrizo. De hecho según AMD, podremos disponer de portátiles con 9,5 horas de reproducción de contenido HD sin necesidad de conectar el equipo a la corriente.

También tenemos mejoras de vídeo para mejorar los colores y aspecto general e incluso estabilizar a tiempo real los vídeos con AMD Steady Video.

No hay que olvidar que Carrizo cumple con la especificación HSA 1.0, la arquitectura de sistemas heterogéneos de la que ya os hemos hablado en más de una ocasión y que introdujo la compañía en la anterior generación de APUs Kaveri. HSA permite una comunicación entre GPU y CPU mucho más directa al compartir el mismo espacio de memoria, por lo que no hay necesidad de intercambiar datos ni duplicarlos, ya que ambos componentes pueden acceder directamente a ellos. De esta manera toda la potencia de la CPU y GPU se puede utilizar para distintas partes de una tarea, dependiendo de cual sea el componente óptimo para cada caso.

A parte de lo mencionado, esta tecnología permite integrar funciones como el control por gestos desde la Webcam o  la búsqueda de rostros en vídeos a tiempo real.

La eficiencia energética también se ha mejorado, sobre todo si hablamos de reproducción de vídeos tendremos una mejora de prácticamente el doble de autonomía en un portátil si lo comparamos con la generación anterior.

En cuanto a juegos, AMD asegura, y hemos podido comprobar, que  las nuevas APU Carrizo pueden ejecutar títulos como el nuevo Dirt Rally de manera fluida sin necesidad de una gráfica dedicada como ya habéis podido ver en el vídeo que publicamos. Este rendimiento supera a los procesadores Intel Core de 5ª  generación, o al menos a los que hay disponibles actualmente en el mercado, ya que recordemos que la compañía lanzó ayer mismo las alternativas de alto rendimiento con mejoras importantes en la tarjeta gráfica integrada. 

Estamos deseando poder hacernos con una de estas nuevas APU y uno de los nuevos Intel para ponerlos a pelear y ver de lo que son capaces, pero todo parece indicar que podremos disponer en breves de portátiles con una potencia gráfica más que decente sin necesidad de tener que utilizar una gráfica dedicada con el ahorro de precio y consumo que eso supone.

De hecho AMD ha enfocado estas nuevas APU a conseguir portátiles con un rango de precios entre 400 y 700 Dólares.