In Win nos sorprende una vez más con su H-Tower motorizada

por Antonio Delgado 03/06/2015 8

Si hay un fabricante de torres que nunca defrauda en cada feria en la que está presente, ése es In Win. Pueden gustarnos más o menos sus diseños, pero lo cierto es que nunca dejarán a nadie indiferente. Ya sea por el uso del aluminio como único material de construcción, tanto para la estructura como para la parte exterior, aderezado en muchas ocasiones con cristal templado, o por sus formas originales.

Su última creación, la In Win H-Tower, está a la altura y podríamos decir que supera en cuanto a lo llamativa que es al resto de torres que han mostrado en este Computex 2015 o en eventos anteriores. Se trata de una torre fabricada en aluminio completamente y con soporte para placas base micro-ATX, ATX e incluso E-ATX, con puertos USB 3.0 y un USB 3.1 de tipo-C en su frontal. Hasta aquí nada realmente novedoso, al menos hasta que vemos cómo se abre automáticamente como si de un transformer se tratara y deja al aire todos los componentes internos hasta colocar la zona de la placa base completamente horizontal.

Para la apertura y cierre, la torre integra un sistema hidráulico que abre los cuatro laterales formados por dos piezas y levanta e inclina la zona de la placa base hasta colocarla completamente horizontal, por lo que a parte de la espectacularidad de la función, realmente tiene una utilidad práctica para poder acceder fácilmente a los componentes.

Un vídeo vale más que mil fotos, así que os dejamos uno a continuación para que veáis su funcionamiento real:

Cómo habéis podido ver, la función de apertura y cierre se puede controlar a través de una aplicación para tablet o móviles, aunque también dispone de un botón físico para poder hacerlo manualmente desde la propia torre.

También hay una versión en Rojo y Negro certificada para albergar componentes ASUS Rog.

Aquí podemos ver a la H-Tower de In Win completamente cerrada.

No hay duda de que es una torre realmente llamativa y que muchos desearíamos tener, más allá de su parte práctica, para disponer de un ordenador realmente original y espectacular. No conocemos su precio, pero conociendo la calidad de las torres de In Win y otros precios que hemos visto en el pasado, no sería alocado apostar por una cifra que posiblemente ronde los 1.000 Euros.