Cómo establecer y configurar cuotas en tu NAS Synology

por Javier Rodríguez 02/11/2015 ...

Esto, evidentemente tiene poco sentido si somos el único usuario de nuestra unidad de almacenamiento en red pero, cuando se comparte con más usuarios, siempre es una medida adecuada para evitar sobre inversión en hardware o que unos usuarios hagan mal uso del sistema.

Las cuotas en un NAS Synology se establecen siempre en base a dos factores: una cuota por grupo y luego limitaciones puntuales a esos usuarios del grupo. Nosotros vamos a crear un grupo denominado descargas al que limitaremos el espacio disponible y a su vez estableceremos un límite más agresivo para uno de los usuarios.

Todo esto lo haremos a través del panel de control del NAS Synology. Dentro de la pestaña de grupos creamos un nuevo grupo que nombramos y describimos como nos parezca oportuno. Siempre es bueno usar nombres que nos den una idea clara hacia dónde se dirigen las restricciones de grupo.

El siguiente paso es elegir a qué carpetas tiene acceso al grupo y con qué tipo de permisos. Podemos elegir entre “lectura” o “lectura y escritura”. Yo elijo “lectura y escritura”, no tendría sentido poner cuotas a un grupo que no puede escribir en las carpetas a las que tiene acceso.

La siguiente ventana es clave porque es donde podemos establecer la cuota. La cuota no es otra cosa que un tamaño máximo de especio en el volumen o volúmenes del que puede hacer uso el grupo. Podemos establecer un límite más grande para todo el grupo y luego hacer porciones más pequeñas por usuario. Podemos usar partes iguales o siempre confiar en haber dimensionado bien la cuota de grupo para dar algo más de margen a cada usuario. Habilitamos la cuota y damos una cifra, en mi caso 2000GB, cerca de las 2TB.

Seguidamente damos los permisos de aplicaciones al grupo. En mi caso está orientado a usar el motor de descarga de P2P del NAS así que les doy acceso a aplicaciones vitales como el propio Download Station, el FTP y el FileStation. Al final recibiremos un resumen de acceso y podremos también establecer límites de ancho de banda para las aplicaciones seleccionadas. Ya tenemos creado el grupo, ahora hay que asignárselo a los usuarios oportunos. Abrimos la pestaña de usuarios y buscamos el usuario en cuestión. Lo editamos.

Abrimos la pestaña de “grupos de usuario” y agregamos al usuario al grupo anteriormente creado. Eso le hará heredar los límites de ese nuevo grupo creado. Todos los usuarios heredan un mismo grupo, usuarios o “users”, y no es aconsejable establecer límites en ese grupo porque nos restará capacidad de maniobra y personalización. Seleccionamos el nuevo grupo y pinchamos en “OK” para que se establezcan los cambios.

Volvemos a abrir el usuario y nos dirigimos a “Cuota”. Ahora podemos ver cómo hereda la limitación del grupo, pero a su vez podemos establecer una cuota adicional para el usuario. Yo he elegido 500GB, pero esto dependerá de nuestro espacio, necesidades, etc. De este modo tendremos una doble cuota, que debe ser igual o más pequeña que la cuota del gripo. Esto es configurable en cada momento, el usuario recibe avisos por correo cuando se acerca al límite (si lo tenemos debidamente configurado), y por tanto puede y debe hacer un control más razonable de su información.