Ordenador Perfecto 2007. Segunda Parte. Core 2 Quad a 4.8GHz

por Javier Rodríguez 02/01/2008 ...

Introducción

Durante esta segunda parte de nuestro análisis del Ordenador Perfecto os mostraremos las claves de su funcionamiento y como no también demostraremos de lo que es capaz este ordenado gracias al overclocking masivo al que hemos sometido a su procesador.

Si no has leído la primera parte de este artículo, lo tienes aquí:

https://www.hispazone.com/conttuto.asp?IdTutorial=290

La clave está en el overclocking

Es evidente que cuando compras este tipo de componentes ya de por si estamos adquiriendo un ordenador de gama muy alta con unas posibilidades de rendimiento muy elevadas. Pero también es evidente que buscando este tipo de piezas uno busca tener algo mas, algo fuera de los estándares, algo que consiga hacer de tu PC algo muy especial y sin duda eso pasa por hacer mucho overclocking.

El overclocking del procesador central o CPU produce diferentes mejoras en el rendimiento del ordenador. Cuando aumentamos de frecuencia la CPU del PC aumentamos no solo el rendimiento general del procesador, en realidad aumentamos el rendimiento de todo el ordenador e incluso sacamos más partido al hardware de nuestra tarjeta gráfica ya que el procesador es capaz de procesar más datos para enviarlos a los motores gráficos.

Existen muchas formas de hacer overclocking y solo si disponemos de un procesador sin multiplicador bloqueado podremos hacer uso de todas. Lo habitual es que tengamos que aumentar el bus frontal hasta conseguir el objetivo de frecuencia interna que teníamos pensado. Si nuestro procesador es por ejemplo un Q6600 de cuatro núcleos con una frecuencia de 2400MHz y contando con que su bus frontal real es de 266MHz nos encontramos que usa un multiplicador de 9x para lograr esa frecuencia interna. Cada MHz que aumentemos de su bus frontal aumentara la frecuencia interna del procesador. Con las placas actuales, que alcanzan altas velocidades de bus, y acompañando al procesador de memorias adecuadas podemos aumentar notablemente su frecuencia de trabajo. Un bus de 333MHz, o incluso 400MHz, es factible con la placa adecuada y un procesador de este tipo. A 333MHz un Q6600 trabajara a una frecuencia interna de 9x333Mhz, 3GHz de frecuencia real.

El problema es cuando los fabricantes aumentan los buses de trabajo de serie de los procesadores. Intel ya nos vende muchos procesadores con bus 333MHz y dentro de poco lo hara con buses de 400MHz. Cuanto más alto es el bus de serie del procesador más rápido es pero también menos potencial de overclocking. Imaginaros que el Q6600, que trabaja como hemos dicho a 266MHz de bus frontal, Intel lo aumentara a 333Mhz pero mantuviera la frecuencia interna de fábrica de 2400MHz, eso reduciría el multiplicador del procesador a 7x. El multiplicador en estos micros no se puede tocar así que si quisiéramos alcanzar los 3GHz que antes lográbamos con 333MHz de bus frontal tendríamos que aumentar la frecuencia del bus frontal hasta los 430MHz que es algo complejo para un micro de cuatro núcleos. Cuanto más bajo el multiplicador menos ganamos con cada MHz de bus frontal y más difícil se hace alcanzar buenas cifras de overclocking.