Sandisk Extreme PRO 240GB SSD

por Javier Rodríguez 28/05/2015 2
Interfaz
Formato
Capacidades
Precio
Web
SATA 6gbps
2.5" 7mm
240, 480 y 960GB
Desde 150 Euros

Introducción

Algunos afamados fabricantes de memoria flash producen también algunas de las mejores unidades SSD que podemos encontrar. Sandisk es un buen ejemplo de esto con un catálogo variado que además podemos encontrar a precios realmente atractivos. El que os presentamos hoy es su última creación de gama alta para interfaz SATA.

El Sandisk Extreme PRO es un disco de formato ligero pero que cuenta con una potente controladora que incorpora un nuevo sistema de cache para mantener el rendimiento de la unidad a lo largo de toda su vida útil. Una unidad con una garantía poco común, fácil de administrar para el usuario y excelente para mejorar el rendimiento de todo tipo de sistemas, especialmente portátiles.

Prestaciones técnicas del Sandisk Extreme PRO

Hace tiempo que las velocidades de los discos con interfaz SATA han dejado de sorprendernos, pero son también los que todos buscamos y usamos como base para todo tipo de sistemas. Ya sea mejorar nuestro nuevo portátil económico, mejorar un ordenador viejo o tener almacenamiento de calidad en un ordenador sobremesa. Lo mejor es que los precios de ahora no son los de antes y eso nos permite, poco a poco, olvidarnos del disco mecánico en todo tipo de sistemas por económicos que sean.

Sandisk nos ofrece en este modelo una unidad realmente ligera, algunos dirían que peca de frágil, perfecta para ser montada en sistemas portátiles donde incluso nos podrá ahorrar algunos gramos que transportar en la mochila. Lo podremos encontrar en tres capacidades: 240, 480 y 960GB. Los precios oscilan entre los 150 del modelo de 240GB, que hemos analizado aquí, los 250 Euros del modelo de 480GB y los 960GB los podemos encontrar por algo menos de 430 Euros. No son, sin duda, los modelos más económicos con estas capacidades, tampoco del propio catálogo de Sandisk, pero son precios muy competitivos. Esta unidad compite con las mejores unidades de Samsung, OCZ, Plextor, Kingston, Corsair, etc.

Por el corte de capacidad es claro que Sandisk se reserva algo de espacio de la unidad para la recolocación de celdas defectuosas. La unidad usa tecnologías como el TRIM y controles internos mediante una cache intermedia que reduce el desgaste de las celdas y mantiene el rendimiento a lo largo de la vida útil de la unidad. A este sistema lo ha denominado Sandisk nCache Pro. Antiguamente era más un buffer para la propia firmware del disco y sus procesos internos, pero ahora parece que Sandisk lo ha incorporado también al tratamiento de los propios datos, aunque el alcance parece limitado. Cuenta además con un sistema de regulación térmica, que controla el rendimiento de la controladora, para aumentar la vida útil de los componentes.

La controladora integrada es una vieja conocida. Se trata de una Marvell 88SS9187 que Sandisk ya había utilizado en generaciones anteriores como en el Extreme II. Lo que se ha hecho es mejorar el rendimiento de la misma con una firmware mucho más refinada (Sandisk cuenta con su propio equipo de desarrollo) y se han incorporado mejores memorias NAND. Concretamente la segunda generación de memorias 64Gbit 19nm MLC. Son memorias muy similares a las Toshiba A19nm.

No hay grandes milagros, por tanto, en sus prestaciones técnicas. Aquí tenéis una tabla comparativa de los tres modelos comercializados.