Test de Velocidad

Esta herramienta realiza una prueba de velocidad en que se medirá tu velocidad de descarga, tu velocidad de subida y el ping de tu conexión a internet. Para comenzar el test no tienes más hacer clic sobre el botón Comenzar de aquí abajo y en menos de 1 minuto tendrás los resultados.

Funcionamiento del Test de Velocidad de Internet

Este test de velocidad permite, principalmente, medir la calidad de nuestra conexión a Internet. Se realizan distintas pruebas para obtener los siguientes datos:

  • Velocidad de descarga
  • Velocidad de subida
  • Latencia (o ping)
  • Fluctuación

Explicamos más adelante cada uno de ellos.

Unidades de medición de Internet en este test

Tras realizar el test los resultados se muestran en Mbps para las velocidades de transferencia de datos, y en milisegundos para la latencia y su fluctuación.

Mbps significa MegaBits por Segundo y es el tiempo que se tarda en transferir una serie de datos desde el servidor a nuestro equipo o viceversa desde el momento en que se recibe el primer bit. 8 bits forman 1 MegaByte (MB). De esta forma una velocidad de 100 Mbps significa que se pueden transferir 12,5 MegaBytes por segundo.

Test de Velocidad de Descarga

Este test evalúa la velocidad de descarga o de bajada de nuestra conexión a Internet. Para ello se realiza una descarga de datos desde el servidor que simula una descarga real. La medición nos proporciona la velocidad en Mbps.

De esta forma sabemos a cuanta velocidad podemos descargar datos. Esto resulta especialmente útil para determinar qué podemos hacer en Internet. Una velocidad baja de descarga podría impedir, por ejemplo, que veamos de forma correcta vídeos en plataformas como Netflix, Amazon Prime Video o YouTube.

También tiene impacto a la hora de navegar por internet, realizar videoconferencias, descargar archivos y otro tipo de tareas.

Test de Velocidad de Subida

Esta prueba evalúa la velocidad de subida de nuestra conexión a Internet. Para ello se realiza una subida de datos al servidor, simulando que estamos enviando datos de forma real. La medición proporciona la velocidad de subida en Mbps.

Gracias a esta prueba sabemos a qué velocidad somos capaces de enviar datos a través de nuestra conexión a Internet. Una velocidad baja de descarga puede resultar problemático en determinadas situaciones, por ejemplo, al realizar videollamadas, al enviar archivos pesados a través de Internet, o cuando queremos subir contenido multimedia a alguna red social.

Test de Latencia (Ping)

Este test mide el tiempo que tarda en establecerse la conexión al servidor a través de nuestra conexión a Internet. La medición nos proporciona la latencia o ping en milisegundos.

Gracias a esto sabemos el tiempo de respuesta que nos proporcionar nuestra conexión a Internet ante cada petición que realicemos. Cuanto más alto es el ping, significa que más tardamos en obtener resultados.

No se debe confundir esto con la velocidad. Independientemente de la velocidad a la que se descarguen o se suban los datos, el ping mide el tiempo que se tarda desde que nuestro equipo pide a un servidor un dato hasta que se recibe el primer bit de la respuesta del servidor, independientemente del tamaño de la respuesta o de la velocidad a la que se transfieran los datos de la respuesta.

Test de Fluctuación del Ping

Esto mide la variación de la latencia o ping durante las conexiones al servidor. Nos da una idea de lo estable que es la conexión y se mide dicha variación en milisegundos.

Una alta fluctuación del ping puede resultar problemático en determinadas situaciones como al jugar a juegos multijugador o al ver vídeo en streaming.

¿Qué se considera un buen resultado en una red doméstica?

En España es habitual tener conexiones de red de fibra óptica que prácticamente todos los operadores ya ofrecen a la mayoría de las poblaciones salvo algunas excepciones.

Todo lo que sea por encima de 50Mbps de descarga y 10Mbps de subida se puede considerar un buen resultado, teniendo en cuenta que ese sea el servicio contratado al operador. Hoy en día resulta habitual, no obstante, disponer de redes simétricas de 100Mbps o más. En una red simétrica la velocidad de descarga es igual a la velocidad de subida.

Un ping estable de 30 milisegundos debería ser lo máximo en una prueba de este tipo.

¿Qué se considera un buen resultado en el móvil?

En redes móviles 4G, para la cual existe una excelente cobertura en España, es habitual alcanzar velocidades de 50Mbps de bajada y 20 de subida si no estamos demasiado lejos de las antenas y no tenemos demasiadas obstrucciones.

Configuración de otros servidores para la prueba

Esta herramienta permite personalizar el test de velocidad de forma que el servidor con el que se realiza la medición sea distinto. Esto puede resultar importante ya que podemos medir no solo nuestra conectividad general de internet, sino también la conectividad con distintos lugares del planeta.

Por defecto el test selecciona el servidor que tenemos más cerca de nuestra localización, en función del proveedor de internet que estemos usando. Si queremos seleccionar otro servidor no tenemos más que hacer clic sobre el servidor seleccionado automáticamente y nos saldrá un listado de servidores cercanos y nuestra distancia a los mismos.

En el cuadro de texto podemos escribir el nombre de la ciudad o el nombre del operador que aloja el servidor para realizar la prueba. De esta forma, es muy normal que los datos varíen considerablemente en función del servidor seleccionado.

No siempre un mal resultado en una prueba es culpa de nuestra conexión a Internet, puede que el servidor seleccionado esté saturado o bien no tenga buenos enlaces con nuestro operador de Internet. Se recomienda realizar varias pruebas a distintos servidores antes de dar por sentado que un problema con la velocidad de Internet está causado por nuestra conexión.