Cómo hacer captura de pantalla en Windows 10

Cómo hacer captura de pantalla en Windows 10

por Pablo López 30/09/2020 4

Capturas de pantalla en Windows 10

Windows 10 trajo consigo multitud de herramientas incorporadas para hacer la vida más fácil al usuario. Algunas de ellas fueron destinadas completamente a hacer capturas de pantalla en el sistema operativo y desde luego están sirviendo de buena manera para los usuarios que solemos hacer uso de ellas a diario. Una captura de pantalla no es más que eso, una imagen calcada a lo que estás viendo en ese momento en pantalla, de manera que puedas guardar una instantánea de lo que se ve en la propia pantalla. Al fin y al cabo es como hacer una foto, ya que guardas la información de lo que estás viendo en ese mismo instante.

Para realizar una captura de pantalla existen métodos nativos de Windows 10, herramientas y servicios que vienen implementados de serie en el sistema operativo y que funcionan de maravilla. Si quieres saber más acerca de Windows 10 te recomiendo que veas esta otra guía dedicada a ello. Sin embargo, en esta guía vamos a ver, además de esos métodos, otros ajenos que requieren de software adicional y que proporcionan todavía más opciones, y muy interesantes en algunos casos. Eso sí, todos los métodos para hacer capturas de pantalla que vamos a exponer aquí son totalmente gratuitos.

Servicios nativos de Windows 10

Algunos métodos que ofrece Windows desde versiones anteriores han ido mejorándose hasta encontrarnos con los que ahora comentaremos. Son métodos muy rápidos y que se activan con una simple combinación de teclas para hacer una captura de pantalla. En ocasiones, ni siquiera necesitan de un programa para guardar la captura.

Hacer capturas de pantalla con Impr Pant

El primer método es el más simple de todos. Lo primero que debes hacer es localizar la tecla “Impr Pant” que hay en tu teclado. La podrás encontrar en la parte superior derecha. Si tu teclado tiene zona numérica lateral, esta tecla quedará arriba a la izquierda de esa zona. De todas formas, en las siguientes fotos se puede apreciar bastante bien la zona en la que queda.

Teniendo en la pantalla lo que desees capturar, basta con pulsar esa tecla para que se guarde en el portapapeles la pantalla entera. Este proceso es como hacer un copia-pega para un texto, Control+C y luego Control+V. El primer comando (Control+C) ya lo hemos hecho al pulsar Impr Pant, ahora necesitamos de un procesador de imágenes donde pegar la captura de pantalla. Podemos usar Paint, Word, Photoshop… cualquier programa que admita entrada de imágenes será útil. Estando en ese programa, pulsamos Control+V y quedará plasmada la captura de pantalla. El resto ya es guardarla donde creamos oportuno y listo.

Hacer capturas de una sola ventana con Alt + Impr Pant

Con Windows 10 podemos hacer capturas de una ventana activa. Esto es útil si tienes un programa abierto en una ventana y de fondo tienes otras cosas que no quieres que se vean en la captura. El proceso es semejante al anterior, pero la tecla para realizar la captura ahora es una combinación. Pulsando Alt+Impr Pant tendremos copiada la imagen en el portapapeles (también funciona con Alt Gr+Impr Pant). Ahora iremos a pegarla en un programa adecuado para ello. Esta combinación de teclas debes hacerla después de haber clicado sobre la ventana que quieres capturar. Esto mismo lo podríamos hacer con la opción que hemos visto antes, pero deberemos recortar la zona de la ventana y separarla del resto de la imagen, así que es algo más largo.

Guardar capturas de pantalla automáticamente en Windows 10 con Win + Impr Pant

Existe, sin embargo, una opción que es más rápida que estas dos anteriores para guardar una captura de pantalla automáticamente. Se trata de la combinación Win+Impr Pant, siendo “Win” la tecla de Windows del teclado. Cuando realizamos esta combinación, la pantalla parpadeará lentamente una sola vez, primero se oscurece y luego vuelve a su brillo natural. Eso significa que ya hemos hecho y guardado la captura de pantalla. Ahora debemos ir a nuestra carpeta de usuario, luego a Imágenes y después a Capturas de pantalla. Dentro de esta última carpeta estará la imagen que acabamos de generar mediante esa combinación de teclas, todo muy rápido y eficaz.

Herramienta de recortes de Windows 10

Este software viene incluido con el sistema operativo en todas sus variantes y es bastante ligero. Permite capturar pantalla, editar y enviar la imagen final donde queramos. Si buscamos en Windows “Recortes” ya nos saldrá para ejecutarla.

Como podemos ver, se está integrando en otra aplicación más completa, así que vamos a ver brevemente las opciones de ambas. Para la primera, Recortes, se activa al pulsar la combinación Win+Shift+S, es una combinación rápida puesto que las tres teclas están bastante cerca y solo hace falta una mano para ello.

La pantalla se oscurecerá y en el menú superior podemos ver 4 opciones. La primera es para seleccionar un área rectangular, la segunda es para movimiento libre, la tercera es para clicar sobre una ventana y que seleccione solo esa área y la cuarta para hacer captura de pantalla de todo.

Ejemplo de movimiento libre

Al terminar el trazado, se quedará guardada la imagen en el portapapeles y la pegaremos en algún programa como hemos hecho antes con Ctrl+V.

Yendo a la herramienta Recortes, vemos en su interfaz unas opciones semejantes a las que hemos visto con esta última combinación de teclas para capturar pantalla. En “Modo” podemos seleccionar cómo debe ser el recorte y si pulsamos en “Nuevo” comenzaremos el recorte.

Una vez lo finalicemos, nos llevará a una ventana adicional desde donde podremos editar la captura de pantalla. Desde dibujar trazos en diferentes colores, subrayar textos, borrar algún cambio que hayamos realizado, guardar la captura e incluso enviarla por correo.

En esa misma herramienta Recortes podemos programar una captura de pantalla para que se haga en 1, 2, 3, 4 o 5 segundos. Tras seleccionar el tiempo que queramos le damos a “Nuevo” y esperamos dicho tiempo, entonces el programa paralizará la pantalla y recortaremos lo que queramos.

La herramienta en la que se está integrando es Recorte y Anotación, que por lo que podemos ver a fecha de la realización de esta guía está todavía en primera fase. Si desde la interfaz anterior pulsamos en “Probar Recorte y Anotación” nos llevará a otra ventana.

Dándole a la flecha podremos establecer un tiempo de 3 o 10 segundos para hacer la captura de pantalla, y si le damos a “Nuevo” la comenzará a realizar. Algo poco útil por el momento.

Programas alternativos para hacer capturas de pantalla en Windows 10

Hemos visto en las secciones anteriores de esta guía las herramientas básicas que tiene Windows 10 integradas para realizar capturas de pantalla. Sin embargo, podemos hacer uso de software externo para tener muchas más opciones a la hora de hacer capturas. Vamos a ver para ello unos cuantos programas, muy ligeros y gratis, que de seguro te impresionarán por su fácil uso y sus grandes opciones.

Lightshot

Este programa es de lo más rápido, intuitivo y fácil de usar, además de tener algunas herramientas para editar capturas de pantalla en tiempo real. Podemos descargarlo de su web oficial.

Una vez instalado, el programa se ejecutará en segundo plano y aparecerá como una pluma lila en los iconos de notificaciones de Windows.

Si le damos clic derecho y a opciones, entramos en su menú de configuración. En él iremos a la segunda ventana, donde podemos seleccionar la tecla o combinaciones de teclas que lo activarán. Lo ideal es modificar la tecla de acceso directo general, ponemos la que queramos y cuando la pulsemos se iniciará.

En la siguiente pestaña encontramos opciones para guardar en PNG o JPG, así como la calidad de este último.

Cerramos esa ventana y pulsamos la tecla que hayamos seleccionado. La pantalla se oscurecerá y podemos seleccionar un área rectangular.

Vemos que abajo a la derecha hay multitud de opciones, desde trazado libre, subrayar, recuadrar, poner flechas, texto… todo ello con los diferentes colores que seleccionemos. Además, pulsando en esta pantalla Ctrl+Z desharemos el último cambio realizado, por si nos hemos equivocado. También cuenta con opciones para subir capturas de pantalla a la nube automáticamente, compartir en redes sociales, buscar imágenes similares en Google, imprimir, copia y guardar.

Lo ideal es recortar el cuadro que queramos, lo editamos como veamos y bien guardamos la captura o bien pulsamos Ctrl+C para copiarla, luego la pegaremos con Ctrl+V. Muy rápido y sencillo, pero también con muchas opciones.

ShareX

Este programa es más completo y permite hacer capturas de pantalla avanzadas. Sirve de igual manera para hacer lo que hemos visto hasta ahora, pero está pensado para quien necesita más y no ha tenido suficiente. Por ejemplo, con ShareX podemos hacer capturas de pantalla con scroll, es decir, más allá de lo que la pantalla puede ver en una imagen. Lo tendremos que descargar desde su web.

Si pulsamos Impr Pant, guardará la captura inmediatamente y la mostrará en el programa, así como en la parte inferior derecha de Windows para clicar en ella y verla en grande.

Para hacer una captura de pantalla a lo largo, es decir, haciendo scroll con el ratón, vamos a Capturar y clicamos sobre Scrolling Capture. Seleccionamos la ventana a capturar y le damos a Start scrolling capture. En este tiempo lo ideal es no tocar nada, ya que el programa lo hará todo por ti e irá guardando la página automáticamente. Se terminará solo al llegar al final de la pantalla. El resultado es el siguiente.

Para obtener los menos fallos posibles en este tipo de capturas, lo ideal es mover el cursor hacia la barra de desplazamiento y dejarlo ahí hasta que ShareX termine de guardar información.

También es posible capturar ventanas mediante el programa, bien con la combinación Alt+Impr Pant o bien desde su interfaz, Capturar, Ventana y seleccionas la que quieras. La guardará automáticamente. Este programa tiene muchas más opciones que el resto, también para la edición y procesador de imágenes, todo ello desde su interfaz. Incluso es posible grabar la pantalla y hacer gifs yendo a Capturar y a Grabación de pantalla. De todas maneras, para grabar la pantalla en Windows 10 tienes esta otra completa guía.

Todas sus opciones se clasifican adecuadamente en dos grandes secciones que son: Tareas después de capturar y Tareas después de subir. Dentro de cada una de ellas hay más opciones de las que un usuario medio utilizará en su vida, lo que sobrepasa con creces las intenciones de esta guía.

Snagit

Este programa mantiene una versión gratuita de 14 días, tras la cual tendremos que pagar para usarlo. Sin embargo, esto no es un problema ya que en esta otra guía vimos cómo crear cuentas Gmail temporales, por lo que realmente lo tendríamos gratis en versión de prueba de por vida. Una vez descargado el programa desde su web y verificada nuestra cuenta de correo, estaremos en disposición de empezar a usar Snagit. El proceso de instalación puede tardar unos minutos.

Aquí podemos ver opciones tanto para capturar pantalla mediante combinación de teclas, como para grabar vídeo en Windows 10, algo que ya hemos visto que ofrecía ShareX. Una vez instalemos Snagit, la tecla Impr Pant se asignará automáticamente a iniciar la captura de pantalla, pudiendo seleccionar el área que queramos.

Vemos que existen tres flechas en el área seleccionada, estas sirven para capturar la pantalla a lo largo, ancho o en diagonal. En ShareX hemos visto que se podía hacer a lo largo, aquí tenemos más opciones. Cuando cliquemos sobre el área que queramos nos llevará a otra ventana donde se puede editar la captura de pantalla.

Las opciones de edición son enormes como podemos comprobar, más que en ShareX, pero solo abarca el apartado de edición de capturas de pantalla. Podemos poner flechas de distintos colores y formas, textos como bocadillos, figuras predeterminadas, crear formas personalizadas. Después de editarla como queramos, podemos compartirla en redes sociales, guardarla, enviarla por correo… Un programa muy completo para editar capturas de pantalla.

Un pequeño resumen

Hemos ido viendo en esta guía de cómo hacer capturas de pantalla en Windows 10 los diferentes métodos que tenemos disponibles. Lo más común es utilizar los servicios y herramientas que vienen integrados de serie en el sistema operativo, que son los que hemos descrito al principio de esta guía, para hacer un resumen rápido:

  • Impr Pant: Captura de toda la pantalla guardada en el portapapeles, Crtl+V para pegarla.
  • Alt+Impr Pant / Alt Gr+Impr Pant: Captura de la ventana activa guardada en el portapapeles, Ctrl+V para pegarla.
  • Win+Impr Pant: Se guarda directamente la captura de toda la pantalla en Carpeta del susuario/Imágenes/Capturas de pantalla.

Para quienes necesiten de más opciones, hemos visto programas como Lightshot, ShareX y Snagit. El primero muy ligero y rápido que cubrirá la mayoría de las necesidades básicas, el segundo abarca muchos más temas como grabación de pantalla, hacer gifs en Windows 10 y mucho más, mientras que el tercero se centra en la edición de capturas de pantalla con multitud de opciones disponibles.

Escoge uno, pruébalo, y si no te convence prueba otro de los que hemos mencionado. Cabe señalar que muchas veces estos programas dedicados se solapan, de manera que utilizan la misma combinación de teclas unos y otros, así que mejor probar uno a uno sus diferentes opciones.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Temas Relacionados: Sistemas Operativos Windows 10
Redactor del Artículo: Pablo López

Pablo López

Con 15 años empecé a hacer overclock a mi PC para sonsacar cada FPS extra que podía en juegos y arañar unos milisegundos en SuperPi, al tiempo que posteaba sin descanso sobre hardware en el foro de Geeknetic como usuario y lector. Seguramente estaban tan hartos de leerme continuamente en el foro que pasé a formar parte del equipo de redacción, en el cual continúo informando sobre lo último en tecnología. La astrofísica y los juegos de PC son las aficiones que, después del hardware, cubren la mayor parte de mi tiempo libre.