Cuál es mi IP

Con esta herramienta podrás ver tu IP pública actual, tanto si es IPv4 como IPv6, de forma inmediata. La IP es la dirección pública con la que se te identifica en internet y a través de la cual envías y recibes información en tu navegador y el resto de las aplicaciones que uses en tu PC, Tablet o Smartphone. Adicionalmente, puedes consultar datos adicionales, tanto sobre tu IP como de cualquier otra.

Tu Dirección IP Actual

Dirección IP:
34.239.160.86

Localización de la IP y Otros Datos Públicos

Aviso de privacidad: Te informamos de que GEEKNETIC no almacena ninguna información sobre la IP mostrada aquí. Los datos tan solo son visibles en tu navegador y serán eliminados tan pronto vayas a otra página, cierres la pestaña o cierres el navegador.

¿Cómo puedo saber mi dirección IP pública?

La dirección IP la puedes ver aquí mismo, la tienes en el recuadro de aquí arriba. Esto funciona tanto si tu IP pública es de tipo IPv4 o de tipo IPv6. A continuación te explicamos las diferencias:

IPv4

Si tu IP pública es de tipo IPv4 se mostrará en un formato de 4 números separados por puntos. Dichos 4 números deben ser del 0 al 255. Lo más probable es que tu IP sea de este tipo.

Ejemplo: 192.168.1.2

IPv6

Si tu IP pública es de tipo IPv6 y se compone de 8 bloques de 4 dígitos hexadecimales cada uno. Cada bloque de 4 dígitos está separado por dos puntos, siendo el más bajo posible el 0000 y el más alto ffff.

Ejemplo: 2607:f8b0:4004:080a:0000:200e

Las IPv6 permiten distintos tipos de abreviaciones. Por ejemplo, todos los ceros contiguos que salgan a la izquierda del bloque pueden eliminarse. En el ejemplo de arriba el 4º bloque “080a” podría pasar a ser “80a”. Los bloques que sean 0000 pueden eliminarse por completo y los dos puntos a ambos lados quedarían juntos “::”. Aquí tenemos la IPv6 de arriba abreviada:

Ejemplo Abreviado: 2607:f8b0:4004:80a::200e

¿Qué datos son públicos a través de mi IP?

Los operadores, al inscribir una IP pública en el sistema global de Internet le asocian una serie de datos que son fácilmente accesibles para cualquiera. Estos datos incluyen el nombre del operador, y la localización de la IP.

¿Cómo puedo saber de dónde es una IP?

Puedes usar nuestra herramienta para descubrirlo. Tan solo tienes que escribir la IP en el campo y pulsar el botón.

Los datos de localización que se muestran son los siguientes:

  • País
  • Región
  • Ciudad

Ten en cuenta que estos datos los inscribe el operador. En ocasiones se refiere a la ubicación real de la IP y en otras ocasiones a la ubicación del nodo.

¿Cómo puedo saber el operador de Internet a través de la IP?

Usando esta herramienta puedes descubrir el nombre del operador de internet a través del cual estás accediendo a internet. Tan solo es necesario que escribas la IP en el campo destinado a tal fin y pulses el botón azul.

¿Puede mi IP cambiar la velocidad de Internet?

La respuesta corta es que no. Tengas una IP u otra no tiene ningún efecto sobre la velocidad a la que te conectas a Internet. Puedes comprobar tu velocidad de internet en cualquier momento usando nuestra herramienta para ello. Si estás experimentando problemas de velocidad con tu conexión a Internet te recomendamos que consultes con tu operador.

¿Qué diferencia hay entre una IP fija y una IP dinámica?

En el caso de las IPs públicas algunos operadores asignan una IP fija y otros operadores asignan IPs dinámicas. Una IP fija significa que siempre es la misma y nunca cambia. Esto puede ser útil si por ejemplo alojamos servidores en nuestra oficina o domicilio o si necesitamos acceder de forma remota a nuestros PCs.

Las IPs dinámicas, son IPs iguales, con la diferencia que el operador nos asigna una distinta cada vez que reseteamos el router o pasa un tiempo de caducidad determinado. Esto no afecta a un uso ordinario de internet y tan solo afecta en caso de que necesitemos acceder en remoto o queramos alojar un servidor in-situ.

¿Puedo acceder en remoto si mi IP pública es dinámica?

El acceso remoto generalmente es el mismo tanto si la IP es dinámica como si es fija, la diferencia es que tendremos que cerciorarnos de que estamos usando la IP correcta cada vez, ya que la dinámica va cambiando. Puedes acceder a nuestra herramienta para descubrir tu IP cada vez para ello, de forma ilimitada y gratuita.

Algunos operadores ofrecen la IP fija como servicio adicional, algunos incluso de forma gratuita. Puedes consultar con tu operador si necesitas este servicio.

Si no tienes la forma de obtener una IP fija, o bien no estás dispuesto a pagar el coste y te resulta necesario acceder en remoto a tu red o PC existe la posibilidad de contratar un DNS dinámico, que podremos configurar en nuestro router o PC de forma que usando una dirección URL concreta podremos acceder siempre a nuestro equipo aunque cambie la IP.

¿Cuál es la IP de mi router?

Cuando dispones de un router para conectarte a internet, que es lo habitual en domicilios, se distinguen 2 redes separadas. Por un lado, dispones de la red interna y por otro la red externa. El router hace de puente entre estas 2 redes.

El router en tu domicilio u oficina gestiona la red interna, asignando IPs de uso interno a cada equipo. El propio router tendrá una IP interna asignada así mismo. Esta IP interna del router es la que suele configurarse en los equipos y dispositivos como puerta de enlace o Gateway. La IP interna del router más popular o habitual suele ser 192.168.1.1.

Al mismo tiempo el router es el único dispositivo que está conectado a internet de forma directa y el que tiene la IP pública, y comparte dicha conexión con el resto de los dispositivos. Cuando accedemos a Internet usando nuestro PC, nuestro PC se comunica con el router a través de la red interna, y el router gestiona la comunicación de nuestro PC con el resto de Internet, haciendo de puente entre ambas redes.

¿Pueden hackearme a través de mi IP?

Que un hacker tenga tu IP es igual a que un ladrón tenga la dirección de tu domicilio. La IP simplemente te identifica en internet, igual que la dirección de tu domicilio indica dónde está. Esto no otorga acceso a la red ni al PC, igual que el hecho de saber la dirección postal no da acceso al domicilio.

Si un hacker quiere acceder a tu red o a tus dispositivos, no solo basta con que sepan tu IP, tendrán que dedicar muchas horas a tratar de buscar vulnerabilidades para conseguirlo y el éxito no lo tienen asegurado. Un buen router bien configurado no debería ponérselo fácil.

Aunque lo consigan, lo más probable es que tampoco les aporte gran cosa. Hoy en día los sistemas de acceso a bancos y otros lugares importantes disponen de múltiples sistemas de autenticación que hacen que, aunque accedan a tu PC no puedan robarte dinero ni cosas por el estilo.

Siempre es recomendable disponer de sistemas de autenticación en 2 pasos que ofrecen algunas entidades de internet, usando verificación a través del móvil o el email en cada acceso. Siendo esto así resulta tremendamente improbable que un hacker le dedique horas, días o semanas en intentar acceder a tu PC para obtener muy poco por ello.

¿Qué es una IP Compartida?

Lo más habitual es que los operadores asignen una IP a cada cliente. Esto significa que en el momento en que estés usando esa IP tú seas el único usuario de la misma. Sin embargo, existen operadores que agrupan varios clientes bajo la misma IP pública. Esto es habitual en operadores virtuales.

La mayor desventaja es que al no tener una IP para ti solo (sea fija o dinámica), no existe la posibilidad de acceder en remoto a tu red o PC desde internet. En ocasiones algunos operadores que usan esta práctica ofrecen la posibilidad de darte una IP para ti solo. Si tienes la necesidad te recomendamos que consultes con tu operador.