El acceso a internet simétrico cambiará nuestra forma de entender Internet

por Javier Rodríguez 09/05/2016 11

La simetría de alta velocidad hace que cambie nuestro concepto de Internet

Cuantas veces habré escuchado, por gente falta de miras, que la simetría solo es útil para el P2P. Y no entrare en el tipo de P2P porque es dar alas precisamente a esa gente de pensamiento básico y obtuso. La simetría, la de alta velocidad como disfrutamos ahora en diversos operadores, nos permite trabajar mejor, ofrecer nuestros propios servicios y sobre todo hace que Internet cobre otra dimensión.

Subir nuestros videos de alta calidad a YouTube en segundos, tener nuestro propio servidor de correo, dar nuestro propio servicio de Web, mandar backups de gran tamaño a la nube, compartir nuestro caudal con otros (compartir Wifi gratuitamente con los demás, cuando tenemos una conectividad rápida debe ser obligación moral), montar nuestro propio servidor de juegos, nuestra VPN de alta velocidad, monitorizar nuestras cámaras IP desde cualquier lugar con calidad HD,…la lista es enorme y eso abre una nueva dimensión de cómo usar Internet, como colaborar con nuestros amigos y colegas, como iniciar nuevos proyectos tanto comerciales o educativos. La simetría de alta velocidad abre un mundo de posibilidades para el que los sepa o quiera aprovechar y nada tienen que ver con la piratería o con abusar del tráfico de información.

Si tenemos unos mínimos conocimientos técnicos podremos ahorrar costes en nuestro negocio, sirviendo a todo Internet desde nuestras propias oficinas, ofrecer a nuestros empleados un acceso remoto mucho más rápido y pudiendo establecer políticas de trabajo en casa con costes realmente reducidos, hasta ahora inaccesible para empresas medianas y pequeñas o profesionales, y mejoraremos nuestra productividad. La velocidad de Internet es un elemento diferenciador para la competitividad de una empresa y la velocidad de subida lo es aún más.  

A mí personalmente me ha ofrecido la forma de descentralizar diversos servicios que antes tenía que tener en casa. Mi NAS ya no es necesario que este en casa, no tengo que duplicar capacidad de almacenamiento entre trabajo y casa. Ahora con un solo NAS/Servidor puedo tener acceso a mis backups diarios, mis contenidos multimedia y mis servicios de VPN, Proxy, correo electrónico, mis archivos compartidos y mis servicios multimedia, como televisión remota, etc. Esto lo puede hacer cualquiera, sea técnico o no.

Los NAS modernos pueden ser una herramienta fantástica para aprovechar nuestra conectividad de alta velocidad de una forma accesible para usuarios con menos conocimientos. 

Puedo trabajar más rápido, trabajar mejor desde casa, compartir más con mis amigos y con unos costes perfectamente asumibles. Ojo, no me refiero a la conectividad de Movistar, yo tengo simetría desde hace tiempo con otra compañía. Pero ahora que todos los operadores más importantes se lanzan a este tipo de conectividad es cuando todos tenemos más obligación de aprovecharlo y también de defender lo ganado.

Ahora es cuando no podemos permitir que nos limiten este potencial. No podemos permitir que se establezcan cuotas de tráfico, por razonables que puedan parecer al principio. Tampoco podemos permitir que se nos coloque en vagones de cola. La neutralidad en la red no es para que una empresa pequeña tenga los mismos derechos que YouTube, o que Netflix, que también, sino para que hasta el más modesto de los usuarios pueda enviar sus creaciones a la red, compartir sus archivos, sus videos, sus documentos, sus programas, a la velocidad y con la calidad esperada.

La simetría, con estas velocidades, ya marcan un antes y un después en el concepto de Internet. Ahora lo importante es que esto no agrande la brecha digital entre la gente que tiene más y que tiene menos. Todos podemos hacer un poquito con esto, sobre todo los que tenemos algún conocimiento más amplio de estas cosas, compartiendo nuestra conectividad y obligando a los políticos a entender que no tener acceso a Internet es igual, actualmente, a no tener agua corriente o electricidad en casa. Con la diferencia de que el acceso a la red es mucho más sencillo y económico de llevar a cualquier lado.

Yo que monte mi primer ADSL para jugar al Counter Strike, y no recuerdo ningún cambio cualitativo más grande en la historia del acceso a Internet, que la llegada de las conexiones de fibra hasta el hogar que a su vez nos han llevado a este momento.

Este tipo de conexiones no tienen un límite técnico a la vista, se están probando con éxito conexiones síncronas de 10Gbit, así que de aquí a menos de 10 años seguramente las tarjetas Gigabit de tu PC se queden cortas. En cualquier caso, la fibra dejara abandonados a los usuarios de los centros de población más pequeños, y aislados, pero por suerte las conexiones 5G, de baja frecuencia, deberían cubrir esas zonas con velocidades de gran calidad.

Con un poco de paciencia, y suerte, esta revolución de la banda ancha, la de verdad, llegara pronto a todo el mundo. De momento los que tengamos la suerte de disponer de una conexión FTTH síncrona tenemos la obligación de sacarle partido.  

Tags: FTTH Internet