OCZ Trion 150 480GB

por Javier Rodríguez 05/02/2016 3
Interfaz
Capacidad
Formato
Precio
Web
SATA
120, 240, 480, 960GB
2.5" 7mm
Desde 42 Euros

Introducción

OCZ presentó hace menos de un año su modelo más básico y económico, el Trion 100. Una unidad con controladora Toshiba y memorias, de la misma marca, de 19nm y una configuración TLC. Una unidad económica y fiable con una garantía de altura que permitió a OCZ volver a la pelea por un segmento tan importante como son las unidades de bajo coste.

En menos de un año llega esta segunda generación de unidades TLC, pero ahora con la incorporación de la última tecnología de Toshiba en memorias NAND, con un proceso de fabricación de tan solo 15nm, que permitirá reducir aún más los costes y aumentar las capacidades a precios accesibles. Pero esta generación no es solo una renovación de memorias puesto que OCZ ha conseguido aumentar el rendimiento de escritura mediante una inteligente optimización del firmware del disco.

Prestaciones técnicas del OCZ Trion 150

La gama Trion de OCZ es la más baja de la marca, pero aún así mantiene niveles de calidad bastante interesantes. Un chasis metálico algo más económico que sus modelos Vector y dentro tecnología de memorias de ultima generación en una configuración TLC A15 de 15nm. Una mejora importante para la reducción de precios, pero no tanto para el rendimiento. Al mando la misma controladora Toshiba que da vida al Trion 100 pero ahora con un firmware modificado para ofrecer un rendimiento de escritura sostenido hasta un 50% superior al modelo anterior.

Es el tipo de disco que todos buscamos para cuadrar un presupuesto, manteniendo las ventajas enormes y evidentes que ofrecen las unidades SSD sobre las mecánicas, y ahora con precios mas atractivos gracias a la reducción de costes que supone el uso de memorias fabricadas con un proceso notablemente inferior.

Los precios en menos de un año han caído de forma espectacular. Actualmente podemos comprar unidades de 240GB por debajo de los 100 Euros y las unidades de 480-512GB son fácil conseguirlas por menos de 150 Euros. Este es el tipo de unidad al que pertenece el OCZ Trion 150. Unidades con configuraciones de memoria TLC (Triple Level Cell NAND Flash) pensadas sobre todo para rendir en lectura, pero con rendimientos de escritura que puedan seguir rivalizando con las unidades mecánicas más modernas.

Esta nueva variante mantendrá mas o menos los precios actuales de la gama, y las capacidades, pero tendrá mucho más margen de bajada de precios por la incorporación de la nueva generación de memorias.

Por tanto, podremos encontrarlo en capacidades de 120, 240, 480 y 960GB de capacidad. Los precios oscilarán, como veis en la siguiente tabla, entre los 42 Euros del modelo de 120GB, hasta los 270 Euros del modelo de 960GB con un equilibrio muy interesante de 480GB por unos 140 Euros (todos precios con impuestos incluidos). Precios competitivos para una unidad que ofrece 3 años de garantía directa con reemplazo por adelantado.

El rendimiento del OCZ Trion 150 es parecido al de la generación anterior, en velocidades de transferencia lineales y aleatorias, pero se consigue velocidades “burst” de escritura notablemente más elevadas gracias a la introducción de un nuevo método de escritura se ayuda de la escritura “Direct-To-Die” cuando el “SLC mode” (habitual en este tipo de unidades) se ve saturado por un uso intensivo. Estas unidades, por tanto, mantienen velocidad de escritura sostenidas casi un 50% más rápido que la generación anterior y también que algunos modelos de la competencia del mismo segmento de producto.

En esta unidad OCZ se apoya en la pre-asignación de memoria de reserva para ofrecer una durabilidad notable para esta unidad. Es una unidad diseñada para una vida media de 1.5 millones de horas con una capacidad de escritura aproximada de hasta 240TB a lo largo de su ida útil. Esto mantiene a OCZ entre las unidades más solventes en este apartado.

El Trion 150 mantiene algunas de las limitaciones propias de su gama como no disponer de encriptación de datos por hardware por lo que todo el proceso caerá de cara del procesador y tendremos mas consumo de CPU. Solo si usamos encriptación, lógicamente. También algunas CPU tienen ya este aporte de serie.

Lo que sí disfrutaremos es de técnicas TRIM de recuperación de celdas con datos sin uso. Con ayuda de cualquier sistema operativo moderno tendremos siempre las celdas listas para su escritura manteniendo el rendimiento de la unidad durante toda su vida útil.