Intel Optane Memory 32GB

por Javier Rodríguez 19/07/2017 4
Formato
Capacidad
Compatibilidad
Precio
Web
M.2 2280 PCi Express 3.0 2x
32GB
Windows 10, Intel chipset
75 Euros

La tecnología detrás de Intel Optane

Introducción

El almacenamiento híbrido que ofrece el Intel Optane Memory no es ninguna novedad, llevamos viéndolo en múltiples formas tanto añadidas, integradas en discos, independientes del sistema operativo o apoyado en el…de múltiples formas y todas, en buena medida, destrozadas por el rendimiento de las unidades SSD y sus precios cada vez más reducidos.

Han podido sobrevivir a la revolución de los SSD las unidades SSHD con sistemas híbridos integrados en disco, que realmente se han convertido en una alternativa efectiva a las unidades SSD. Son más económicas, ofrecen más capacidad y los rendimientos son más que aceptables. Con la subida de precios de las unidades SSD las soluciones hibridas han mantenido su vigencia, pero no se han convertido en estándar dentro del mercado de las unidades mecánicas. Siguen siendo modelos algo más caros, y con poco interés real por el usuario pero muy alejadas de la potencia que ofrece la tecnología Optane de Intel. 

La tecnología detrás de Intel Optane

Optane es una tecnología que Intel colocara en forma de aceleradores, lo que tenemos ahora en el mercado, pero también almacenamiento más “tradicional” conformado en unidades de alta capacidad y muy alto rendimiento. De momento en el mercado doméstico tendremos que conformarnos con esta unidad hibrida que tiene algunas prestaciones muy interesantes.

Optane es realmente revolucionario en su propia arquitectura, es el primer sistema de almacenamiento persistente de datos, en estado sólido, reamente novedoso en los últimos 25 años y se coloca entre la capacidad de proceso y ancho de banda de la memoria RAM y los sistemas tradicionales Flash (que da vida a SSD, tarjetas de memoria, pendrives, etc.) con una capacidad de escalado muy superior, en capacidad y rendimiento, a la memoria “SSD” tradicional.

Según la propia Intel, que pronto tendrá competencia por parte de Micron con su tecnología QuantX, lo que vemos ahora de Optane es solo la punta del iceberg de lo que esta tecnología podrá ofrecer en los próximos años. Mientras eso llega, lo que tenemos es el Optane Memory.

Optane Memory está diseñado con la misma arquitectura tridimensional con puntos de cruce que caracteriza a esta nueva tecnología. Tiene importantes avances en el uso de materiales, en el desarrollo de los mismos también en los interfaces que soporta.

Intel Optane Memory nos llega en un formato ya muy extendido, como es el M.2 2280 PCI Express 3.0, con un enlace 2x capaz de desarrollar hasta 2GBps de ancho de banda. Un formato muy extendido, sobre todo en las plataformas Kaby Lake y Skylake-X, pero que requiere de soporte por parte de la bios y del sistema operativo. Esto obliga a tener una placa base compatible, que las hay muchas y de todos los precios, sobre todo de las series Intel 2xx y deberemos correr Windows 10.

Gracias al software Intel Rapid Storage, el mismo que llevamos usando años para configurar unidades RAID en placas Intel, la instalación es rápida, sencilla y completamente soportada por Intel. Esto incluye actualizaciones de firmware, mantenimiento de la unidad, etc. Se coloca acelerando nuestra unidad de almacenamiento mecánico del sistema y trabaja de forma completamente transparente para el usuario ya que este seguirá viendo una única “letra” en su PC.

Los algoritmos de Intel trabajan de dos formas: por un lado, detectan los archivos que realizan tareas importantes en el sistema, los cuales son introducidos rápidamente en su sistema de “cache” y por otro lado el sistema aprende que archivos usamos más a menudo, así como aplicaciones, para introducirlas también en la unidad Optane y acelerar, de forma importante, su carga.

Todo esto sucede sin necesidad de intervención por parte del usuario lo que lo convierte en fácil de usar, y también bastante fiable al menos en los 20 días que llevamos usándolo a diario, pero también en algo más frustrante para los usuarios que esperaríamos algo de nivel de personalización y optimización. Nada de esto es posible, seguramente para bien, pero deja algo de mal sabor de boca a aquellos a los que nos gusta experimentar.

El rendimiento de Intel Optane

Aparte de lo que veréis en las siguientes tablas comparativas, donde hemos añadido también el rendimiento obtenido con unidades SSD tradicionales y también unidades SSD de alto rendimiento, lo cierto es que el Intel Optane Memory es el sistema híbrido más eficaz que hemos probado hasta la fecha. ¿Se nota?, si, definitivamente si.

La carga de Windows se reduce en 20 segundos, equiparándola a la que logramos con un buen disco SSD, la carga de aplicaciones también nos recuerda a la capacidad de un disco SSD e incluso la grabación de datos también mejora de forma notable, doblando el rendimiento de la modesta unidad mecánica WD Blue de 1TB donde hemos hecho las pruebas de esta unidad.

Velocidad de arranque de Windows, menos es mejor

Crystal DiskMark QD32 secuencial. Mas es mejor.

Tiempo arranque juego: Prey. Menos es mejor

PCMark 10 App Startup. Mas es mejor

Una unidad para equipos OEM

Intel Optane Memory puede convivir con unidades HDD, SSD y SSHD (unidades hibridas mecánicas). Veremos mejoras de rendimiento siempre y cuando estos usen un interfaz SATA. En unidades SSD PCI Express tiene poco o ningún sentido instalar una unidad Intel Optane Memory como aceleradora.

El problema de Optane es el precio. La unidad de 32GB que hemos probado cuesta alrededor de los 75 Euros, impuestos incluidos, y la de 16GB es algo más económica, con 45 Euros, pero seguramente se quede corta en pocos días ya que abarcara poco más que el propio sistema operativo.

No es un producto fácil de colocar al usuario que está ahora orientado a buscar unidades SSD rápidas, que las hay por precios poco mayores con 8 veces más capacidad y 2 veces más de rendimiento, pero si que creo que es una solución muy adecuada en sistema OEM que siguen tradicionalmente viniendo de serie con unidades HDD o SSHD o SSD de poca capacidad e interfaces SATA. En ese tipo de configuraciones, y con el precio adecuado, Intel Optane Memory puede tener una oportunidad de consolidarse en el mercado.

Para mí, y esta es mi opinión, esto es solo un test de Intel de cómo puede situar esta nueva tecnología en el mercado doméstico, a que precios y con que resultado, antes de desembarcar con las unidades de almacenamiento Optane que ya se pueden comprar en el mercado empresarial y que ofrecen una buena visión de lo que puede ofrecer esta nueva tecnología de memorias en el futuro.

LO MEJOR
Potencia PCI Express 3.0
Formato completamente integrado en placa
Software completamente autogestionado
Muy fácil de instalar
LO PEOR
Escasa capacidad de almacenamiento
Solo compatible con Windows 10
  • Producto: Intel Optane Memory 32GB
  • Fecha: 19/07/2017 23:07:19
Secciones: SSDs