Intel Optane 800P 118GB

por Javier Rodríguez 17/03/2018 5
Formato
Memorias
Capacidad real
Precio
Web
PCIe NVMe 3.0 x2
3D XPoint(TM)
109GB
200 Euros
Puntuación de Intel Optane 800P en la review:

Introducción

Sobre el papel la tecnología Intel Optane ofrecía un punto de vista nuevo y potente al almacenamiento solido tradicional pero su incorporación al mercado domestico esta siendo del todo menos entusiasta. La Optane Memory se ha usado hasta ahora a modo de cache para almacenamiento mecánico, con bastante eficiencia, pero sin interés para un típico de público, el que nos leéis a nosotros, que sabe que hay por poco mas de inversión, soluciones mucho mas adecuadas para un ordenador moderno.

El nuevo Intel Optane 800P ya no es una unidad de cache para sistemas de almacenamiento mecánico, es una unidad SSD con todas las de la ley, una donde querríais instalar vuestro sistema operativo y sus aplicaciones mas importantes. El problema es que creo que para esto esta unidad, por precio y capacidad, también esta alejada de lo que buscamos ahora los usuarios de ordenadores de gama media y alta.

La tecnología detrás de Intel Optane

El nuevo Intel Optane 800P de Intel, que tienen el aspecto de cualquiera unidad de almacenamiento SSD M.2 que puedas encontrar en el mercado, esconde un método completamente nuevo de entender el almacenamiento persistente. Una alternativa al NAND Flash que usan todas las unidades SSD y que ofrece numerosas ventajas, aunque de momento Intel se las reserva en su mayoría para el sector profesional y empresarial.

Detrás de Intel Optane está la tecnología 3D Xpoint que Intel ha desarrollado de la mano, al menos a nivel de desarrollo productivo, con Micron Technologies. Marca que todos conocemos en mayor o menor medida porque fabrica memorias para otros muchos fabricantes, tarjetas gráficas, etc. Micron es conocida también por su marca comercial, Crucial.

3D Xpoint es un nuevo sistema de almacenamiento persistente, que Micron comercializa también bajo la marca QuantX, que tiene prestaciones de velocidad que le permite sustituir a elementos DRAM volátiles, con precios inferiores, y que también puede ser utilizada en sistema de almacenamiento de alta densidad con diversas de controladoras y entornos de trabajo.

Es, por tanto, un hibrido capaz de sacar casi el rendimiento de la memoria DRAM mas moderna, pero a la vez ofrecer almacenamiento persistente con densidades elevadas y que permiten controlar los precios de estas soluciones.

Esta memoria está basada en tecnología de almacenamiento por cambio de fase, pero la física de almacenamiento usa la resistencia eléctrica del material base y es capaz de ser perfectamente direccionable. El almacenamiento no necesita de transistores de ahí su gran escalabilidad y que pueda almacenar cuatro veces mas que un chip de memoria DRAM tradicional.

Estas unidades tienen menos necesidad de recolocación de sectores, aunque las tienen, y pierden mucho menos rendimiento, por no decir nada, por muy llena que tengamos la unidad. La NAND flash ya mejoro este aspecto con respecto a las unidades mecánicas pero la naturaleza de la tecnología 3D Xpoint hace que la curva de rendimiento se mantenga intacta a lo largo de toda la capacidad de la unidad.

NVMe y formato

El nuevo Intel Optane 800P adopta el formato mas polivalente y potente al que podemos optar actualmente los usuarios domésticos o profesionales, el M.2 con socket3 que desarrolla un interfaz PCI Express 3.0 2x con hasta 16Gbps de ancho de banda. Este modelo también usa el largo mas estandarizado, el de 80mm de largo y 22 mm de ancho, conocido como M.2 Socket 3 2280.

Casi todos portátiles, ordenadores compactos, ordenadores de sobremesa, placas base de gama media y alta…todos integran algún conector M.2 perfectamente compatible con esta unidad. Soporta el protocolo NVMe que le permite desarrollar todo su potencial y rendimiento.

Podemos ver perfectamente como esta unidad esta limitada a 2x en el interfaz. Los cortes de M y B indican 2x, en una unidad 4x el segundo corte no existe.

El protocolo NVMe introduce mejoras importantes con respecto a la tecnología o protocolo AHCI. Tiene soporte para múltiples núcleos nativo, para controladoras más avanzadas, y no requiere el registro de operaciones de lectura por lo que las latencias se reducen de forma notable. Hasta 10 veces menos latencias que controladoras que usan el protocolo AHCI. Con el interfaz máximo que admite este socket, de 4x, hay unidades que doblan en interfaz al Optane 800P de Intel.

Especificaciones técnicas

El Intel Optane 800P podemos encontrarlo en dos “sabores”, uno de 58GB de almacenamiento, que se queda bastante escasa hasta para un uso poco intensivo del sistema operativo, y uno más razonable de 118GB, aunque también algo reducida para los estándares y cánones actuales donde todos, buscamos una unidad donde podamos añadir, además de nuestras aplicaciones de trabajo, algo de sano entretenimiento.

Ambas unidades usan el mismo formato y tamaño, solo cambian el número de chips que tienen instalados. El interfaz 2x es mas limitado de lo que vemos en otras unidades similares, pero es el adecuado para el potencial de rendimiento real de esta unidad.

La velocidad secuencia del Intel Optane 800P es fácilmente superada por otras unidades de precios inferiores que hay ya en el mercado con precios mas económicos. Hay que recordar que este modelo de 118GB, el que hemos probado nosotros, tiene un precio superior a los 200 Euros. Por ese precio podemos tener un Samsung 960 evo de 512GB, por 110 Euros uno de 256GB, la mitad de precio y le dobla en capacidad, por no hablar también de la mejora de rendimiento.

Sea como fuere esta unidad tampoco se queda coja a nivel de prestaciones. Tiene una velocidad lineal máxima, en lectura de algo mas de 1500MBps, 640mbps en escritura, que no es muy espectacular pero que se compensa por una potencia de proceso sobresaliente, cercano a los 250.000 IOPs en lectura y 145.000 IOPs en escritura. Son cifras excelentes, pero siguen estando lejos de otras unidades de su competencia.

Los consumos si son buenos puesto que tiene estados latentes con consumos de tan solo 8mW, aunque en carga el consumo se dispara hasta los 3.7w que sigue siendo hasta un 30% mas eficiente que otras unidades de competencia directa como el ya mencionado Samsung 960 evo que consume casi 6w en carga.

Estas unidades también soportan Rapid Start Technology de Intel, que es compatible con todas las placas con soporte Optane, y que acelera la carga del sistema operativo. Cuenta también con encriptación completa en todas las fases de la entrada y salida de datos.

La propia naturaleza de la tecnología usada es un aliciente importante en esta unidad, sobre todo en lo referente a la eficiencia, durabilidad y sostenimiento del rendimiento, pero lo cierto es que, hoy en día, con estos precios, siguen resultando mas atractivas las soluciones NAND Flash de ultima generación.

Pruebas de rendimiento

Nuestras pruebas no dan mucho margen de recomendación de esta unidad, que personalmente creo que Intel la ha diseñado mas pensando en su integración en PCs de “marca”, no al menos comparada con otras unidades de última generación que podemos encontrar en el mercado con mas capacidad y precios más competitivos.

Mesa de pruebas:

Resultados:

Los resultados de velocidad de lectura de esta unidad son espectaculares gracias a que es capaz de sostener mejor su rendimiento en pruebas de lectura aleatoria donde mantiene mejor el rendimiento que los otros grandes discos de la comparativa. Aun así, en escritura no brilla tanto como en lectura y cae por detras de las unidades más capaces. Su velocidad secuencial discreta esconde un mejor rendimiento aleatorio y promete grandes avances de rendimiento en futuras unidades más escaladas.

Software

Intel siempre ha sabido cuidad bien sus unidades de almacenamiento, también las orientadas para usuarios domésticos. Intel SSD Toolbox es una de las mejores aplicaciones ahí fuera para conocer el estado y nuestra unidad, recibir actualizaciones de firmware, realizar completos diagnósticos, realizar borrados seguros de la unidad, etc.

Esta unidad esta completamente soportada por esta aplicación de gestión de Intel y, como no, es compatible también con cualquier sistema operativo que tenga soporte para protocolo NVMe y tampoco necesitamos tener compatibilidad en nuestra placa base para la tecnología Optane para que esta unidad funcione en todo su potencial técnico.

Conclusión

En nuestras pruebas nos hemos encontrado con algunas sorpresas como su mejor rendimiento en proceso con respecto a las especificaciones, aunque solo en lectura, y como se defiende bien en velocidades de escritura aleatoria con modelos en teoría mas avanzados. Intel sin duda tiene un buen producto aquí, mejor del que cabe esperar con las especificaciones mencionadas.

El problema, de todos modos, sigue siendo el mismo. Su precio de 200 Euros, para este modelo de solo 118GB de capacidad es bastante mas elevado del que podemos encontrar en unidades de capacidad similar y de rendimiento muy notable como el Samsung 960 evo. Este nos ofrece 256GB de capacidad por poco mas de 100 Euros.

Es bueno ver que Intel sigue incorporando esta tecnología al mercado doméstico, pero muy probablemente no veremos una apuesta clara y decidida por este sector del mercado hasta que Micron, de la mano de su filial Crucial, ponga la tecnología QuantX al servicio del mercado doméstico. De momento Intel se dedica a ofrecer un dispositivo de calidad, pero con un precio y capacidad que solo será útil combinado con alguna otra solución de almacenamiento que compense su carencia en capacidad de almacenamiento.

LO MEJOR
Excelente rendimiento en operaciones aleatorias
El rendimiento independiente de la ocupación
Formato estándar con NVMe
LO PEOR
Precio/capacidad fuera de mercado
  • Producto: Intel Optane 800P
  • Fecha: 17/03/2018 21:00:43
Secciones: SSDs