Review Intel Optane Memory H10 256GB

Review Intel Optane Memory H10 256GB

por Javier Rodríguez 31/08/2019 5
Formato
Memoria
Capacidad real
Precio
Web
M.2 2280 PCI Express 3.0
256GB 3D NAND QLC + 16GB Optane
234GB
65 Euros
Puntuación de Intel Optane Memory H10 256GB en la review:

Introducción a las especificaciones del Intel Optane Memory H10

Los sistemas de almacenamiento híbridos llevan con nosotros algún tiempo e incluso en las últimas generaciones avanzando también de la mano de los sistemas SSD que se suponen que los dejarían obsoletos. La oferta de unidades mecánicas con sistemas de cache integrado es cada día mayor, sus precios económicos y las prestaciones que ofrecen muy equilibradas.

Hace ya algún tiempo Intel introdujo las memorias 3D Xpoint en colaboración con Micron. De esta nueva tecnología de almacenamiento surgieron las primeras unidades Optane con capacidades de entre 16 y 32GB de capacidad. En su momento se orientaron a ofrecer aceleración de calidad a unidades mecánicas teniendo su nicho de mercado en ordenador montados de gama baja y media. La introducción de unidades SSD cada día mas grandes y baratas ha destinado a las memorias Optane originales al olvido.

Ahora Intel vuelve con una nueva generación integrada en unidades SSD de calidad con capacidades elevadas de entre 256GB y 1TB de capacidad basadas en memorias Flash 3D NAND QLC que Intel lleva integrando con éxito en algunas de las unidades SSD mas notables de los últimos meses y también en algunas de las opciones calidad-precio mas apreciadas por los usuarios, como es el caso del Intel P660. La cache Optane ahora no se dedica a acelerar unidades mecánicas, sino que es un modo de aumentar el rendimiento de unidades SSD de conectividad PCI Express 3.0 4x NVMe de altas prestaciones.

 

La tecnología detrás de Intel Optane H10

Optane es realmente revolucionario en su propia arquitectura, es el primer sistema de almacenamiento persistente de datos, en estado sólido, novedoso en los últimos 25 años y se coloca entre la capacidad de proceso y ancho de banda de la memoria RAM y los sistemas tradicionales Flash (que da vida a SSD, tarjetas de memoria, pendrives, etc.) con una capacidad de escalado muy superior, en capacidad y rendimiento, a la memoria “SSD” tradicional.

Optane Memory está diseñado con la misma arquitectura tridimensional con puntos de cruce que caracteriza a esta nueva tecnología. Tiene importantes avances en el uso de materiales, en el desarrollo de estos materiales y también en los interfaces que soporta.

Intel Optane Memory nos llega en un formato ya muy extendido, como es el M.2 2280 PCI Express 3.0, con un enlace 4x capaz de desarrollar hasta 4GBps de ancho de banda. Un formato ya muy extendido, desde la introducción de las plataformas Kaby Lake y Skylake-X y que ha llegado en plenitud de fuerza a las generaciones actuales Core 8th y Core 9th además de a la propia competencia de Intel en forma de las plataformas Ryzen de AMD desde hace tres generaciones.

Las memorias Optane de esta generación, el tipo H10, requieren procesadores y chipsets recientes, concretamente placas y procesadores de octava y novena generación Core y las placas base también deben estar preparadas para soportarlas, aunque no requiere de ningún chipset en concreto.

Gracias al software Intel Rapid Storage, el mismo que llevamos usando años para configurar unidades RAID en placas Intel, la instalación es rápida, sencilla y completamente soportada por Intel. Esto incluye actualizaciones de firmware, mantenimiento de la unidad, etc. Se coloca acelerando la propia zona de almacenamiento SSD integrada en la unidad y trabaja de forma completamente transparente para el usuario ya que este seguirá viendo una única “letra” en su PC.

Los algoritmos de Intel trabajan de dos formas: por un lado, detectan los archivos que realizan tareas importantes en el sistema, los cuales son introducidos rápidamente en su sistema de “cache” y por otro lado el sistema aprende que archivos usamos más a menudo, así como aplicaciones, para introducirlas también en la unidad Optane y acelerar, de forma importante, su carga.

Todo esto sucede sin necesidad de intervención por parte del usuario lo que lo convierte en fácil de usar, y también bastante fiable al menos en los 20 días que llevamos usándolo a diario, pero también en algo más frustrante para los usuarios que esperaríamos algo de nivel de personalización y optimización. Nada de esto es posible, seguramente para bien, pero deja algo de mal sabor de boca a aquellos a los que nos gusta experimentar.

Especificaciones técnicas del Intel Optane Memory H10 de 256GB

Actualmente Intel ofrece tres opciones de capacidad en este modelo. El modelo que hemos podido analizar cuenta con 256GB de almacenamiento QLC y 16GB de memoria Optane. Los modelos mas grandes, de 512GB y 1TB de capacidad QLC, ofrecen el doble de capacidad de cache, 32GB. Todas tienen factor de forma M.2 Socket3 2280 con soporte PCI Express 3.0 y NMVe.

Esta unidad ofrece prestaciones interesantes en cuanto a rendimiento, pero nada sobresaliente teniendo en cuenta el tipo de unidades que podemos encontrar actualmente ya sin entrar en las de última generación que soportan interfaz PCI Express 4.0. Este interfaz se comparte a partes iguales por las dos unidades que realmente conforman esta unidad. Ambas, la memoria Optane y la memoria QLC, usan un interfaz PCI Express 3.0 2x y para los PCs compatibles es como si dos unidades formaran una sola.

Este modelo es también el menos eficiente en cuanto a rendimiento se refiere, sus hermanos mayores son notoriamente mas potentes. Puede alcanzar los 1450 MBps de ancho de banda en memoria, con 230k IOPS, y 650MBps de velocidad de escritura con 150K IOPs de potencia de proceso. Sus hermanos mayores superan ampliamente estas prestaciones con hasta 2400MBps de ancho de banda en lectura, y 330K IOPs, y hasta 1800MBps de velocidad de escritura con una potencia de proceso de 250K IOPs.

Capacidad

1 TB

512 GB

256 GB

Lectura secuencial

2400 MB/s

2300 MB/s

1450 MB/s

Escritura secuencial

1800 MB/s

1300 MB/s

650 MB/s

Lectura aleatoria (8GB)

330000 IOPS

320000 IOPS

230000 IOPS

Escritura aleatoria (8GB)

250000 IOPS

250000 IOPS

150000 IOPS

Latencia - Lectura

7 µs

7 µs

8 µs

Latencia - Escritura

18 µs

18 µs

30 µs

Consumo - Activo

5.8W

5.8W

5.3W

Consumo - Reposo

L1.2 : <13mW

L1.2 : <13mW

L1.2 : <12mW

Vibración admitida - operativo

2.17 GRMS (5-700 Hz) Max

2.17 GRMS (5-700 Hz) Max

2.17 GRMS (5-700 Hz) Max

Vibración admitida - no operativo

3.13 GRMS (5-800 Hz) Max

3.13 GRMS (5-800 Hz) Max

3.13 GRMS (5-800 Hz) Max

Impacto (operativo y no operativo)

1000 G / 0.5 ms and 1500 G / 0.5 ms

1000 G / 0.5 ms and 1500 G / 0.5 ms

1000 G / 0.5 ms and 1500 G / 0.5 ms

Rango de temperaturas admitidas

0°C to 70°C

0°C to 70°C

0°C to 70°C

Capacidad de escritura

300 TBW

150 TBW

75TBW

Los consumos son los habituales en unidades de estas características con unos 5w de consumo en carga a través del rail de 3.3v de la placa base. En cuanto a durabilidad la unidad de 256GB ofrece hasta 75TBW de vida media (75 TB de volumen de escritura de datos) y las unidades de 512GB lo doblan con 150TBW y las de 1TB lo cuadruplican con 300TBW.

El tiempo medio entre fallos, de cualquiera de ellas, es de 1.6 millones de horas de uso e Intel las garantiza, a todas, con 5 años de garantía directa. 

Instalación y rendimiento del Intel Optane Memory H10

Aunque Intel ha introducido nuevas herramientas para la configuración de unidades Optane, mas adecuadas para usuarios menos experimentados, lo cierto es que siempre se usa la tecnología Intel Rapid Storage soportando también estas unidades la tecnología de arranque rápido del sistema Intel Rapid Start.

Nuestra bios debe estar preparada, aseguraos de tener el modo UEFI activado y el modo CSM desactivado. El modo de funcionamiento de la controladora SATA tambien tendra que tener el Optane activado, aunque este modelo no use el interfaz SATA-AHCI para nada. .

Para configurarlas solo tenemos que echar mano de la aplicación de instalación de memorias Optane de Intel o echar mano de la aplicación Intel Rapid Storage Technology (Intel RST). En cualquiera de los casos nos será fácil configurarlo, pero deberemos tener una placa base compatible, tener habilitado el arranque UEFI y desactivado el soporte CSM en la bios. Lo demás es instalar el programa de Intel y habilitar el modo cache.

Ya no estaremos acelerando unidades mecánicas sino la propia zona QLC NAND de la unidad. Los resultados, como veréis ahora, son interesantes.

Pruebas de rendimiento

Tiempo de arranque

Reposo sin disipador:

Carga sin disipador:

ATTO lectura:

ATTO Escritura:

AS-SSD Lectura secuencial:

 

AS-SSD Escritura secuencial:

Crystal DM Lectura secuencial:

Crystal DM Escritura secuencial:

IOMeter QD32 Lectura (KIOPs):

IOMeter QD32 Escritura (KIOPs):

Anvil Storage Pro 1.0 lectura x10:

Anvil Storage Pro 1.0 Escritura x10:

Conclusión

La combinación de dos unidades con interfaz PCI Express siendo una de tipo barato QLC hace que algunas de las carencias de este tipo de memorias, como la saturación en escritura de grandes volúmenes de datos, queden en buena medida corregidas por la zona Optane de 16GB. Este efecto, sin embargo, queda bastante disminuido en este modelo porque precisamente es en archivos de mas de 20GB donde este tipo de unidades suelen perder rendimiento. Eso hace que este modelo, con solo 16GB de memoria Optane, falle donde precisamente tendría que brillar que es ofreciendo a estas unidades QLC el almacenamiento rápido para ese tipo de transferencias masivas. 

Este modelo tiene un precio cercano a los 65 Euros, bastante razonable, así que seguramente comencemos a verlas montadas en ordenadores de gama media y baja que quieran completar un buen rendimiento SSD NVMe con la corrección que aportan estas memorias al problema de la grabación sostenidas en unidades de almacenamiento SSD de tipo QLC.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Buenas velocidades cacheadas en lectura
Buen precio
LO PEOR
La escasa capacidad de la memoria Optane hace a esta unidad ineficaz en donde debería brillar
Redactor del Artículo: Javier Rodríguez

Javier Rodríguez

Empecé a publicar artículos sobre los componentes de PC que pasaban por mis manos en 1999, al tiempo que era director técnico de la cadena de tiendas de informática Batch-PC. Me uní a Geeknetic como redactor jefe y responsable de laboratorio en 2005. El hardware es mi pasión, aunque en mi tiempo libre acostumbro a disfrutar de juegos de PC multijugador.