OCZ Revodrive PCI-Express SSD 120GB

por Javier Rodríguez 20/10/2010 ...El Mejor Disco Duro

Introducción

Introducción.

Desde prácticamente la aparición del SSD como un medio de almacenamiento fiable las empresas han buscado soluciones para potenciar su transferencia inmediata de datos con buses alternativos a SATA o SAS capaces de alimentar aplicaciones de gran demanda de información. Las soluciones PCI Express, con controladoras dedicadas y montajes RAID han sido las soluciones ideales para aumentar las velocidades de transferencia hasta límites insospechados. Ahora OCZ ofrece esa tecnología al usuario final en un formato sencillo, relativamente asequible y de rendimiento sorprendente.

Un montaje sencillo, sin disipadores, simple y funcional con que sorprende con sus resultados.

OCZ Revodrive

OCZ Revodrive.

El Revodrive son en realidad dos discos SSD montados sobre una tarjeta PCI Express sobre una controladora Silicon image. Esta controladora y su bios de arranque nos permitirán usar los dos discos duros internos en modos RAID 0 y por tanto, hacerlos trabajar en paralelo hacia un interfaz, el PCI Express 4x, que permite una transferencia teórica de 250MB/s por cada x con lo cual tenemos una velocidad máxima, en el caso de esta tarjeta, de hasta 1GB/s que está bastante por encima de la capacidad de las propias controladoras internas que usa este disco duro en forma de tarjeta de ampliación.

Podemos ver la doble controladora Sandforce y los módulos flash que dan vida a sendos discos duros.

Los dos “discos duros” integrados en el Revodrive están soportados por sendas controladoras Sandforce SF-1200 que son las que dan vida actualmente a los discos duros SSD más competitivos del mercado. Esta controladora, de interfaz SATA2, prácticamente es capaz, con las memorias adecuadas, de poner al límite el interfaz en el que trabaja alcanzando velocidades de lectura de más de 280MB/s y de escritura cercanas a los 240-260MB con velocidades sostenidas de unos 200-220MB/s.

Esta estructura es la que marca, en definitiva, las principales prestaciones de este interesante disco duro. Tiene una capacidad que varía desde las 50 hasta las 500GB, con un total de siete referencias: 50, 80, 120, 180, 240, 360 y 480GB todos ellos en la misma configuración dual trabajando en RAID 0. Dependiendo de la capacidad del Revodrive encontraremos unas prestaciones técnicas u otras. Concretamente podemos dividirlos en dos grupos, el inicial con los modelos de gama más baja de 50 y 80GB y el resto de tamaños que cuentan con un pelín más de velocidad punta y de respuesta.

Detalle del puente PCI Express y de la controladora RAID.

El primer grupo tiene unos picos de lectura de hasta 540MB/s, escritura de 450MB/s y escritura sostenida de 350MB/s. Su potencia de proceso de información es de 70.000 instrucciones de entrada y salida de datos por segundo en tramos de 4KB alineados.

El segundo grupo, donde encontramos a la gran mayoría de referencias, tiene el mismo pico de lectura, 540MB/s, escritura a 480MB/s, escritura sostenida de 400MB/s y aumenta su capacidad de respuesta a las 75.000iops de 4KB alineadas.

Todos trabajan mediante RAID 0 interno y cuentan con bios de arranque así que salvo que tengamos una placa realmente mal programada podremos arrancar desde esta tarjeta simplemente seleccionándola entre los dispositivos de arranque de nuestro ordenador. Su controladora RAID sí que requerirá de controladores específicos para la instalación del sistema operativo, se incluyen claro está, y tendremos la pega de que aunque las controladoras Sandforce soportan TRIM no tendremos acceso a esta tecnología por la configuración en RAID.

A partir del modelo de 120GB encontraremos una configuración MLC (multi capa) con chips por ambos

lados de la tarjeta.

El consumo del Revodrive apenas alcanza los 8W en carga y los 3W en reposo, son datos excelentes que se complementan con una vida útil aproximada de unos dos millones de horas y una garantía de sustitución de 3 años.

Instalación y funcionamiento

Instalación y funcionamiento.

Si habéis configurado alguna vez un sistema RAID en cualquier ordenador, por viejo o nuevo que sea, el sistema del Revodrive es absolutamente idéntico. Su controladora Silicon image, y principalmente su bios, generan un RAID por software entre las dos unidades disponibles, RAID 0 que permite escribir y leer en bandas de forma simultanea entre las dos unidades. Basta, una vez generado el RAID, elegir el Revodrive como unidad de arranque y tendremos nuestro disco duro de sistema principal, por supuesto también podremos usar sistemas de arranque por software o lo que nos plazca.

Cuenta con su BIOS de arranque con la configuración RAID. Como veis, el modelo de 120GB, son

dos unidades independientes completamente de 55GB reales. De hecho podemos usarlos de forma

independiente o en RAID 1 (espejo) si queremos.

Esta controladora que integra, la Silicon image Sil3124, tiene soporte para Windows y Linux así que limitaciones no tendremos ninguna y su funcionamiento, al menos el tiempo que nosotros hemos podido disfrutarlo, ha sido inmaculado. Lo que si hay que tener en cuenta es que el sistema RAID que genera es por software y por tanto genera algo de carga de trabajo al procesador, nada que ningún procesador medianamente moderno no pueda manejar con soltura.

Solo hay que configurar el arranque de la bios de la placa y si queremos usarlo como disco principal

introducir los drivers de la controladora en el proceso de instalación de Windows.

Análisis de rendimiento

Análisis de rendimiento.

Sisoft Sandra. Índice de disco físico.

Atto Diskbenchmark 2.46. 8M.

PCMark Vantage. HDD Test Suite.

En las pruebas este disco no solo destroza generaciones anteriores sino que hace lo propio con discos de su misma generación con su misma controladora y lo hace gracias a su especial configuración. Los resultados son mas que elocuentes.

Este disco no soporta TRIM. Si estresamos el disco con grabaciones y regrabaciones completas de toda su capacidad comenzaremos a ver alguna caída en el rendimiento de transferencia sostenida del disco que podría llegar al 30-40% y sin utilidades, aunque sean manuales, para corregir el problema de las celdas ocupadas con datos obsoletos la única forma de recuperar el rendimiento seria a base de formateos cada cierto tiempo. Esto si para ti no es un problema formatear cada año, eso teniendo un uso intensivo, no debería ser problema alguno.

Opinión personal del redactor

Opinión personal del redactor.

El Revodrive es un producto sorprendente y pionero de un modelo de disco que veremos a partir de ahora como abanderado del rendimiento en almacenamiento sólido para PC tanto en sus variantes profesionales como domésticas. Cierto es que los discos convencionales, o de formato convencional, evolucionaran rápidamente pero también lo harán en formato tarjeta y siempre tendrán la ventaja de contar con interfaces más rápidos y configurables, el PCI Express sigue creciendo cada día, y más espacio para configuraciones RAID internas de alto rendimiento.

Podremos ver dentro de poco discos SATA3 a precios muy buenos con velocidades sorprendentes cercanas a las de este Revodrive con el límite en los 600MB/s de lectura y escritura (no tardaremos en verlos) pero este tipo de disco evolucionara también hacia configuraciones PCI Express Gen2 o con links más amplios aumentando de forma aritmética su potencial usando esas mismas controladoras de los discos de formato convencional alcanzando velocidades que se acercaran fácilmente a los 1000-1200MB/s. Es una carrera que siempre tendrá aventajado al disco en tarjeta pero que no está exento de sus pegas.

El Revodrive en plena acción en una de nuestras ultimas configuraciones. Ofrece un índice

máximo de almacenamiento en las pruebas de Windows 7.

Hemos visto por un lado la falta de estándares de mantenimiento de las celdas limpias para una escritura más rápida (como el sistema TRIM), la necesidad de controladores adicionales, el soporte de la placa para que admita su arranque directo o la dependencia de controladoras añadidas y como no el espacio de ampliación que ocupan cuando todas las placas base ya cuentan con un gran número de conectores de almacenamiento dedicados a estas tareas.

Cada uno debe hacerse una idea de que le compensa pero en mi opinión personal todo entusiasta que se precio creo que sabrá pagar el pequeño peaje de sus defectos para quedarse con esos latigazos de rendimiento que hacen de esta unidad un disco duro increíble.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

El Revodrive ha cogido la herencia de los Z-Drive profesionales de OCZ y la ha traspasado al mercado doméstico con precios realmente atractivos y niveles de rendimiento sorprendentes. Sus pequeños defectos o inconvenientes se compensan con una potencia de proceso, una velocidad de respuesta y unas transferencias que superan con creces a cualquier disco SSD de formato convencional del mercado incluso aquellos que ya presumen de soportar estándares comunicativos más modernos como el SATA3.

El Revodrive es un referente de hacia donde se dirigen los sistemas de almacenamiento de alto rendimiento basados en sistemas RAID SSD y lo consigue con precios, elevados sin duda (como cualquier SSD), pero no muy alejados si tenemos en cuenta el tamaño de almacenamiento y el precio, de sus congéneres de formatos convencionales de 2.5”.

Un gran disco que es el punto de partida para toda una serie de discos duros que superaran los límites del almacenamiento tradicional para aquellos que tengan ganas de experimentar la informática mas avanzada.

El precio de esta unidad de 120GB cuesta aproximadamente 320 euros IVA incluído.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

El Mejor Disco Duro

OCZ Revodrive PCI-Express SSD

Del 20/10/2010 al 24/01/2011

  • Este producto fue El Mejor Disco Duro del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Del 20/10/2010 al 24/01/2011
  • Producto: OCZ Revodrive PCI-Express SSD 120GB
  • Fecha: 20/10/2010 23:17:19
Temas Relacionados: SSDs OCZ SSD Almacenamiento