Intel SSD Serie 730: 240GB

por Javier Rodríguez 19/05/2014 3
Interfaz
Formato
Versiones
Precio
Web
SATA 6gbps
2.5" 7mm
240 y 480GB
Desde 170 Euros

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción

Hace tiempo que no nos acercábamos a las últimas soluciones de discos solidos de Intel. El Intel 730 SSD es sin duda una buena oportunidad aunque a día de hoy es una solución que ha quedado algo desfasada en precio. Este modelo, el de 240GB, ronda los 210 Euros (impuestos incluidos) cuando modelos de su directa competencia en prestaciones rondan ya los 160-170 Euros y son modelos caros ya que podemos encontrar buenas unidades SSD con esta capacidad por menos de los 100 Euros.

Esto deja a Intel en una mala posición comercial pero no por eso vamos a prestar atención a un modelo que destaca por su durabilidad, su rendimiento sostenido y por esos 5 años de garantía que sin duda son atractivos para el usuario que busca soluciones a largo plazo.

Prestaciones técnicas

El Intel 730 SSD es un disco de interfaz 6gbps montado con memorias de 20nm en formato MLC. Es el salto económico que Intel dio con la entrada de las memorias de menor proceso de fabricación a principios de este año y que luego todos los principales fabricantes han seguido con bajadas importantes de precios y aumento de rendimiento gracias a controladoras cada vez más rápidas y eficientes. Lo que hemos perdido por el camino es algo de gestión energética que parece intentarse recuperar con generaciones posteriores, posteriores también al 730.

Solo encontraremos dos modelos de esta serie, de 240 y 480GB, por tanto con una preasignación del 5% de su capacidad natural para mejorar la durabilidad de la unidad. Está fabricado en un chasis de 7mm, como es costumbre ahora, con un peso que ronda los 78 gramos y que por tanto es bastante adecuado para su montaje en equipos ligeros. El factor de forma, como podéis imaginar, es de 2.5”.

El interfaz utilizado es SATA 6gbps y las velocidades de transferencia sostenidas rondan los 550MB/s en lectura y 270MB/s en escritura. El modelo de 480GB aumenta la velocidad de escritura hasta los 470MB/s. Las velocidades de escritura pueden defraudar un poco en el modelo de 240GB pero estamos delante de un disco con una controladora realmente seria que produce unos interesantes 74000 IOPs con latencias de menos de 60 microsegundos.

El sistema de alimentación de este disco nos permite usar tanto voltajes de 5 como de 12 voltios aunque lo normal, en un PC convencional, es que se use un rail de 12v. El consumo especificado es de 1.5w a 12v en reposo y 5.5w a 12v en carga. Si nuestro sistema usa 5v tendremos alguna mejora de eficiencia energética. Concretamente del 10% tanto en carga como en reposo.

La controladora de tercera generación, diseñada por Intel, genera un 50% más de potencia de proceso que los modelos anteriores. Por ello, y a pesar de usar memorias más lentas, estas unidades logran mantenerse en la elite de discos SSD actuales para mercados de consumo.

Durabilidad, raid y software

Durabilidad, raid y software

El punto fuerte de estas unidades de Intel lo encontramos en tres factores que afectan al hardware, firmware y software. Está diseñado para trabajar a temperaturas extremas, de entre 0 y 70 grados centígrados, y su estructura de memoria, con preasignación, nos garantía 2 millones de horas de uso antes de fallo. Esta certificado para trabajar sin problemas con grabaciones de 50-70GB por día. Es por ello que Intel ofrece en estos modelos hasta 5 años de garantía.

Otro de los puntos fuertes de estas unidades de última generación de Intel es que se han diseñado por y para trabajar con las controladoras RST (Rapid Storage Tecnología) que encontramos en sus chipsets de última generación. Especialmente pensados para trabajar en RAID 0 y con la posibilidad de mantener el soporte TRIM mientras trabajan este modo. Estas unidades están certificadas para trabajar hasta cuatro en paralelo en chipsets de octava y novena generación y concretamente en los H87, Z87, H97 y Z97.

Además Intel proporciona uno de los mejores software de gestión de discos SSD que podemos encontrar. El Intel SSD Toolbox nos permitirá controlar el funcionamiento de cada unidad e incluso realizar optimizaciones de rendimiento manuales o programadas. Además mantendrá el firmware de nuestras unidades al día y nos avisara de cualquier problema o incidencia.

Análisis de rendimiento

Análisis de rendimiento

Hemos sometido al Intel 730 SSD a nuestra batería de pruebas habituales. Hemos también tenido también la oportunidad de probar su rendimiento en modo RAID 0 con dos unidades y lo contrastaremos con el mismo tipo de prueba en unidades mucho más económicas, pero de la misma capacidad, como son los M500 de Crucial.

Atto Diskbenchmark 2.46

AS SSD Benchmark

Crystal DiskMark 4k QD32

Los resultados son concluyentes. El Intel 730 SSD es una unidad versátil y moderna, bastante rápida pero no tan rápida como otros contendientes que han pasado por nuestro laboratorio. Su  funcionamiento RAID es perfecto y se traduce en una buena escalada del rendimiento. Bastante más potentes que su competencia en RAID 0 formada por unidades M4 de Crucial. Su problema es que son de lejos las unidades más caras y eso sin duda cuenta.

Conclusión

Conclusión

Intel desde un primer momento fue el fabricante que realmente introdujo el SSD como una solución solvente que acabaría en revolución. Sus discos son buenos, rápidos y eficientes y su calidad de fabricación esta fuera de toda duda pero a día de hoy no son capaces de competir en precio con una competencia feroz por parte de los fabricantes de RAM más reconocidos. LA guerra es encarnizada y los Intel 730 SSD se defienden con un equilibrio de potencia, velocidad y durabilidad excelentes pero su precio los deja fuera de la batalla.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: Intel SSD Serie 730
  • Fecha: 19/05/2014 19:50:25
Temas Relacionados: SSDs Intel SSD Almacenamiento