MSI refina el concepto de gráfica externa con el nuevo GamingDock Mini para el GS30 2M Shadow

por Antonio Delgado 04/06/2015 4

A finales del año pasado, MSI presentó su GamingDock, una carcasa externa para tarjetas gráficas que contaba con un puerto específico para conectar a su portátil de 13 pulgadas GS30. Aunque la idea era buena y ya bastantes fabricantes habían intentado crear algo así sin tanto éxito, hay que reconocer que el diseño era algo tosco e incómodo, con una caja cuadrada de unas dimensiones demasiado grandes.

MSI ha mostrado ahora en el Computex 2015 su GamingDock Mini, una versión mucho más compacta pensada para funcionar con el GS30 2m Shadow. Este modelo, en vez de ser cuadrado y grande, utiliza una forma reclinada sobre la que se coloca el portátil quedando un conjunto mucho más bonito y práctico que la primera versión.

MSI refina el concepto de gráfica externa con el nuevo GamingDock Mini para el GS30 2M Shadow, Imagen 1

A pesar de la reducción de tamaño, el GamingDock Mini soporta tarjetas gráficas de tamaño convencional a través de su puerto PCI-Express 16x, además de ofrecer 4 puertos USB 3.0, un RJ45 e incluso entrada y salida para micrófono y auriculares.

Todo el conjunto se alimenta con su propia fuente de alimentación de 330W, por lo que ésa será la limitación de energía que podrá consumir la tarjeta gráfica.

En la parte del portátil tenemos un equipo de 1,2 KG, con un grosor máximo de 19,88 mm, dos SSD M.2 en RAID y un procesador Intel core Broadwell con opción de modelos con la potente gráfica integrada Iris Pro 6200.

MSI refina el concepto de gráfica externa con el nuevo GamingDock Mini para el GS30 2M Shadow, Imagen 2