Toshiba OCZ VX500 512GB

por Javier Rodríguez 13/09/2016 3
Interfaz
Capacidades
Garantia
Precio
Web
SATA 6Gbps
128, 256, 512 y 1024GB
5 años AWP
Desde 65 Euros
Puntuación de OCZ VX500 512GB en la review:

SATA y formato espartano

Introducción

Desde la entrada de Toshiba en OCZ la marca ha madurado y tiene actualmente una de las gamas más serias en calidad y prestaciones. Una gama más reducida, pero a la vez más efectiva y más competitiva en precio que no se olvida de los altos estándares de calidad que siempre se exigió la marca desde que se embarcó en el mundo del almacenamiento flash.

 Hoy se presenta su última creación, un gran disco SSD, que tiene todas las características que lo harán perfecto para cualquier ordenador de sobremesa y portátil. SATA, ligero, económico y sin reserva de capacidad. Grandes prestaciones que se complementan con una garantía de 5 años, un servicio de primera y software de primer orden incluido en el precio.

SATA y formato espartano

Los discos SSD bajan de precio cada día y cada vez más rápido. Es fácil encontrar unidades de 1TB cercanos a los 200 Euros y es fácil incluso encontrarlos en oferta por debajo de ese precio. Esto hace que solo las grandes marcas puedan mantener el tipo y Toshiba es a día de hoy uno de los fabricantes con mejor tecnología y con los procesos más avanzados. Comento esto porque Toshiba y OCZ han usado en esta unidad memorias MLC, las buenas, con niveles de precio bastante sorprendentes. Luego lo veremos con más detalle.

El nuevo Toshiba OCZ VX500 unidad tiene el ahora imprescindible formato de 7mm que exigimos ya a cualquier unidad SSD de tamaño medio. Este formato los hace más compatibles con todo tipo de máquinas, sobre todo con portátiles modernos.

El Toshiba OCZ VX500 tiene uno de los chasis más sencillo, pero más versátiles que ha creado OCZ en los últimos tiempos. En metálico, en aluminio, en forma de fina lamina cumpliendo perfectamente con los estándares de anclajes y dimensiones, pero con un peso realmente reducido que es perfecto para instalar en cualquier portátil quitando algunos gramos a la mayoría de unidades SSD y también a la gran mayoría de unidades mecánicas. Pesa entre 49 y 54 gramos dependiendo de la capacidad, los más pesados son las variantes de 512 y 1024GB.

El interfaz es SATA 6gbps, completamente estándar, con compatibilidad para las revisiones anteriores del interfaz. Soporta AHCI así que no tendremos problema en montarlo en cualquier ordenador con conector SATA, por antiguo que sea.

Capacidad libre tras formatear del modelo de 512GB. En unidades de 480GB, con reserva de celdas para compensar errores, la capacidad disponible real tras el formateo es de unos 446GB. El VX500 tiene 30GB más a disposición del usuario.

Prestaciones técnicas

Prestaciones técnicas

El nuevo VX500 es una de las pocas unidades que he visto de OCZ que no hace reserva de memoria para mejorar la durabilidad general del disco y no por ello baja la calidad de la unidad que, como ya adelantamos antes, tiene cinco años de garantía con envío de remplazo directo antes incluso de que OCZ reciba la unidad dañada.

Encontraremos en su lanzamiento cuatro configuraciones de capacidad en el nuevo Toshiba OCZ VX500. Desde los 128 hasta los 1024GB de capacidad con capacidades intermedias de 256 y 512GB. Todos tienen diferentes prestaciones, como es lógico. Los mínimos de rendimiento son buenos, limitados prácticamente en velocidades lineales por el propio interfaz, pero la media la encontraremos en unos 60.000 IOPs de escritura y unos 90.000 IOPs de lectura. Buenos datos sin duda.

Toda esta unidad incluye tecnología Toshiba, desde la controladora, que veis en la imagen, hasta las memorias NAND Flash MLC.

Pero sus memorias MLC-NAND de 18nm ofrecen algo más que buen rendimiento. Ofrecen una durabilidad demostrada muy por encima de unidades de su competencia. El modelo de 1TB de capacidad prácticamente alcanza los 600 terabytes de capacidad de escritura de vida media. Más del doble que modelos de su competencia directa que suelen basar sus precios en memorias TLC fabricadas mediante litografías en 3D.

Los thermalpad en cada "chip" del SSD permiten transportar el calor al chasis de aluminio pero también protegen los componentes en un chasis tan ligero y delgado.

Otra de las prestaciones donde destaca esta nueva unidad es en el consumo. Eso de que las unidades SSD consumen menos que las unidades mecánicas es cosa del pasado porque el intento de reducir precios y aumentar rendimiento se ha traducido en controladoras muy exigentes y con bastante consumo. La media de consumo de una unidad SSD está en torno a los 4-5w. OCZ ha dado un paso adelante buscando de nuevo la eficiencia en sus unidades.

Esto, con sus controladoras Toshiba de última generación, se traduce en un consumo de 3.4w en carga y menos de 130mW en reposo. Esto es bueno para retomar el camino de reducción de consumo que es habitual que se pierda cuando solo se busca la competencia en rendimiento y precios.

Rendimiento solvente

Rendimiento solvente

Esta nueva unidad de Toshiba-OCZ tiene uno de los rendimientos más consistentes que podemos encontrar en el mercado NVMe. Cierto es que hay unidades con controladoras más potentes, pero también ofrecen velocidades lineales más reducidas y menos opciones de capacidad. Que se ofrezca también con o sin adaptador de tarjeta es un elemento que hace muy atractivas estas nuevas unidades RD400.

Es hora de compararla con otras unidades disponibles en el mercado que han pasado por nuestras manos, tanto unidades SATA, PCIe SATA y NVMe.


Atto DiskBenchmark 3.05. Lectura

Atto DiskBenchmark 3.05. Escritura

AS SSD 

CrystalMark QD32 4k. Lectura

CrystalMark QD32 4k. Escritura

OCZ SSD Utility

Estas unidades disfrutan de la aplicación de gestión de dispositivos de OCZ. Se llama SSD Utility, antes SSD Guru, y nos permite diferentes funciones de monitorización de la unidad y también algunos ajustes de rendimiento. Tiene la ventaja de que nos mantendrá la firmware actualizada, nos permite hacer borrados seguros de la unidad, o conocer su estado y vida restante en todo momento. De hecho, nos ayudara a preparar los informes que necesita OCZ para el soporte. Todo realmente accesible.

Conclusión

Conclusión

Toshiba OCZ VX500 es esa unidad que le faltaba a la completa renovación que ha hecho la marca durante este año. Han tocado todos los palos, desde los modelos más básicos hasta los de más rendimiento, y eso no es fácil. Lo han hecho sobre la base de ofrecer al usuario unidades fiables y de calidad, pero pudiendo competir en precio como hacía tiempo que no conseguían.

Estas nuevas unidades tienen también precios atractivos. El modelo de 128GB costara con impuestos 65 Euros, 95 Euros el modelo de 256GB, 145 Euros el modelo de 512GB y 355 Euros el modelo de 1024GB. No olvidemos que son unidades MLC, no TLC, y ese punto de calidad siempre tiene un coste adicional.

Estas unidades, adicionalmente, vienen con un software de primera categoría como es Acronis True Image HD. Este software nos permitirá migrar nuestro sistema en pocos pasos, sin perder información, y con la garantía que ofrece el líder mundial en software de backup y clonado. La licencia es completamente gratuita.

Con todo esto creo que Toshiba OCZ ofrece una solución completa, competitiva y con una calidad sobresaliente. El complemento perfecto para su gama actual.

  • Producto: Toshiba OCZ VX500
  • Fecha: 13/09/2016 7:45:15
Tags: OCZ SSD SATA MLC
Secciones: SSDs