Toshiba OCZ VX500 512GB

por Javier Rodríguez 13/09/2016 3
Interfaz
Capacidades
Garantia
Precio
Web
SATA 6Gbps
128, 256, 512 y 1024GB
5 años AWP
Desde 65 Euros

Introducción

Desde la entrada de Toshiba en OCZ la marca ha madurado y tiene actualmente una de las gamas más serias en calidad y prestaciones. Una gama más reducida, pero a la vez más efectiva y más competitiva en precio que no se olvida de los altos estándares de calidad que siempre se exigió la marca desde que se embarcó en el mundo del almacenamiento flash.

 Hoy se presenta su última creación, un gran disco SSD, que tiene todas las características que lo harán perfecto para cualquier ordenador de sobremesa y portátil. SATA, ligero, económico y sin reserva de capacidad. Grandes prestaciones que se complementan con una garantía de 5 años, un servicio de primera y software de primer orden incluido en el precio.

SATA y formato espartano

Los discos SSD bajan de precio cada día y cada vez más rápido. Es fácil encontrar unidades de 1TB cercanos a los 200 Euros y es fácil incluso encontrarlos en oferta por debajo de ese precio. Esto hace que solo las grandes marcas puedan mantener el tipo y Toshiba es a día de hoy uno de los fabricantes con mejor tecnología y con los procesos más avanzados. Comento esto porque Toshiba y OCZ han usado en esta unidad memorias MLC, las buenas, con niveles de precio bastante sorprendentes. Luego lo veremos con más detalle.

El nuevo Toshiba OCZ VX500 unidad tiene el ahora imprescindible formato de 7mm que exigimos ya a cualquier unidad SSD de tamaño medio. Este formato los hace más compatibles con todo tipo de máquinas, sobre todo con portátiles modernos.

El Toshiba OCZ VX500 tiene uno de los chasis más sencillo, pero más versátiles que ha creado OCZ en los últimos tiempos. En metálico, en aluminio, en forma de fina lamina cumpliendo perfectamente con los estándares de anclajes y dimensiones, pero con un peso realmente reducido que es perfecto para instalar en cualquier portátil quitando algunos gramos a la mayoría de unidades SSD y también a la gran mayoría de unidades mecánicas. Pesa entre 49 y 54 gramos dependiendo de la capacidad, los más pesados son las variantes de 512 y 1024GB.

El interfaz es SATA 6gbps, completamente estándar, con compatibilidad para las revisiones anteriores del interfaz. Soporta AHCI así que no tendremos problema en montarlo en cualquier ordenador con conector SATA, por antiguo que sea.

Capacidad libre tras formatear del modelo de 512GB. En unidades de 480GB, con reserva de celdas para compensar errores, la capacidad disponible real tras el formateo es de unos 446GB. El VX500 tiene 30GB más a disposición del usuario.

Tags: OCZ SSD SATA MLC