OCZ Vertex SSD Drive

por Javier Rodríguez 11/08/2009 ...

Introducción.

Una de las piezas de hardware más deseada por todo tipo de usuarios son los nuevos discos de memoria solida. Este tipo de discos sin partes móviles están predestinados a ser parte fundamental del PC pero actualmente es difícil acceder a ellos por su mala relación precio-capacidad. El Vertex no nos ofrece precios muy reducidos pero si un buen equilibrio entre rendimiento, precio y capacidad. Este gama de unidades son uno de los mejores exponentes de la política actual de OCZ que pasa por ser uno de los fabricantes más activos tanto en la gama alta de discos como en los predestinados a permitir acceder a la gran masa de usuarios a esta tecnología.

SSD, realidades.

Los discos SSD tienen ventajas notables frente a los discos mecánicos. Su propia naturaleza sin piezas móviles los hace más ligeros, más silenciosos, más resistentes y consumen menos. Es por ello que a todos nos resultan tan interesantes sobretodo a la hora de montarlos en un ordenador portátil o similar. En este tipo de maquinas dispondremos de más velocidad, potencia, capacidades relativamente aceptables y precios elevados pero accesibles a mas bolsillos.

En un ordenador de sobremesa este tipo de discos aportan poco o muy poco. Primero el formato de 2.5” (el 90% de los discos SSD que se fabrican usan este formato) nos obliga adaptar nuestras cajas, salvo que sea bastante moderna, las capacidades con relación al precio son simplemente ridículas, 120GB pueden costar 300€ fácilmente, cuando por 100€ tenemos capacidades ya cercanas a los 1.5TB con velocidades realmente interesante. Lo único que nos ofrece en un ordenador sobremesa es el rendimiento y para ello tenemos que optar por la generación de memorias más modernas, con las controladoras más eficientes, y sistemas RAID integrados en el propio disco.

El SSD es por ahora una solución para usuarios muy exigentes con carteras llenas y generosas que busquen altos niveles de rendimiento al precio que sea. Esto para los usuarios de ordenadores de sobremesa, en ordenadores portátiles este tipo de unidades pueden suponer más seguridad, mas autonomía y rendimientos realmente superiores al de discos de 2.5” convencionales pero todavía con mucha desventaja en cuanto a precio-capacidad se refiere.

Aun así la tendencia es que este tipo de discos, sobretodo según se incorporen métodos de fabricar memoria de forma más barata, reduzcan sus precios notablemente. Un buen ejemplo es Intel con sus últimas unidades de 34nm que han pasado a costar casi un 60% menos que la generación anterior. Otros fabricantes como OCZ llevan tiempo diversificando su gama para cumplir con las expectativas de todo tipo de usuarios, desde los que quieren comprobar los beneficios del SSD sin dejarse el sueldo en ello hasta los que no miran más que el rendimiento superior que esta tecnología les puede ofrecer.