Microsoft Surface 3. Primer contacto

por Javier Rodríguez 10/04/2015 3
Procesador
RAM y disco
Pantalla
Precio
Web
Intel Atom X7 Z8700
2-4GB RAM, 64-128GB
10,8" 1920x1280 3:2
Desde 599 Euros

Introducción

Introducción

Aunque todavía no podemos ofreceros nuestra review completa de este tablet sí que pudimos ayer pasar algo de tiempo hablando de ella con la gente de Microsoft y otros compañeros de la prensa. Un rato donde pudimos conocer las novedades y las claves de la nueva Surface 3 de Microsoft. Un tablet que apuesta por la movilidad y por dar un acceso algo más económico a esta gama de productos de Microsoft.

La física

La física

El Surface 3 es una versión reducida de la Surface Pro 3. Sin más. Su pantalla de 10,8” mantiene una proporción de 3:2 como el modelo “profesional” y Microsoft incluso ha respetado la densidad de pixel en la reducción del tamaño pasado a una resolución de 1920x1280 puntos. La calidad de la pantalla, y su formato, sigue siendo lo mejor de esta tablet.

El chasis se mantiene en su configuración de magnesio con el acabado cerámico. Ahora con el detalle del logotipo de Windows mecanizado y pulido sobre el chasis. El chasis de magnesio ofrece ligereza y más durabilidad que otros materiales, incluso que el aluminio. El tratamiento cerámico aumenta la durabilidad, reduce las desagradables huellas de uso y también mejora el aguante ante golpes y ralladuras.

El chasis de la Surface 3 esconde lo último en procesadores Atom X7 de Intel. El nuevo Z8700 está basado en la nueva arquitectura Cherry Trail de Intel. Este procesador está construido mediante un proceso de 14nm lo que ha permitido a Intel una pequeña reducción de consumo con respecto a los Z3700 basados en Bay Trail, llegando a los 2w de consumo (frente a los 2.2w de los procesadores anteriores) pero ahora trabajando a frecuencias mucho más elevadas que igualan el rendimiento de estos procesadores ultra móviles a los modelos Bay Trail-D. Son por tanto procesadores cuatro núcleos nativos muy resueltos sin una potencia sorprendente a un hilo pero sin duda una opción más que interesante para multitarea.

La gráfica también ha sido mejorada, con una HD Graphics Gen8 lo que permitirá acelerar nuevos formatos de video como el H.265 hasta 4k a 30Hz. Se compone de 16 unidades de proceso. Tiene mejoras con respecto a los Z37xx como el soporte QuickSync. El procesador también introduce otras mejoras interesantes como el soporte USB 3.0 que antes solo estaba disponible en los procesadores Bay Trail de sobremesa. La RAM soportada también aumenta hasta los 8GB.

Este procesador y toda su integración son en buena medida el que permite a la Surface 3 algunas de sus prestaciones claves. Por ejemplo la autonomía de 10 horas, con una batería de la que desconocemos datos técnicos, o que ahora no se requiera ventilación activa o que podamos usar su conectividad  de vídeo como haríamos con una Surface Pro 3 con pantallas hasta 2k mediante Displayport.

Otra de sus ventajas notables, gracias a esta arquitectura de bajo consumo, la nueva Surface 3 se puede cargar mediante un conector Micro USB como tu tablet o tu teléfono móvil. De hecho afirman que puede cargarse, más lento, con cargadores de menos potencia que los 2.5 amperios del cargador original y se mantendría encendido con una batería externa USB para teléfonos o tablets. El conector Micro USB es completamente funcional así que, a diferencia de la Surface Pro 3, este modelo cuenta con dos puertos USB. Uno de ellos tipo A completo tipo USB 3.0 y el otro Micro USB 2.0. Pudimos conectar con éxito una unidad Dual (esas Micro USB por un lado y USB por el otro) de almacenamiento por este conector y sin duda podemos adaptarlo para cualquier otro tipo de conector USB estándar.

La conectividad inalambrica es idéntica a la de la Surface Pro 3 lo cual creo que es bueno puesto que soporta Wifi-AC y Bluetooth 4.0 y en nuestra experiencia con la Pro no pudimos quedar más satisfechos con su desempeño. En este sentido no encontraremos pegas en la nueva Surface 3 que además, a diferencia de su hermana mayor, contará con una versión LTE/4G que llegará algo más tarde a un precio aún por confirmar.

Software y punto de partida

Software y punto de partida

El Surface 3 se comenzará a comercializar el 7 de Mayo y ya podemos hacer pre-reserva en la misma tienda online de Microsoft y algunos otros conocidos “etailers y retailers”. Podemos encontrar diferentes ofertas de reserva y las primeras unidades se mandarán en el tiempo previsto. El usuario doméstico podrá encontrar básicamente dos opciones: 2GB con 64GB de almacenamiento y 4GB con 128GB de almacenamiento. Los precios recomendados son de 599 Euros para el modelo más básico y 719 Euros para el modelo más avanzado. El resto de prestaciones son las mismas, incluido el procesador.

Habrá versiones para empresas, con diferentes "bundles" y opciones y también un modelo para entornos educativos más reducida con 32GB de almacenamiento. Estas versiones no las veremos en ninguna tienda puesto que son acuerdos puntuales y ventas directas que hace Microsoft en esos entornos.

El sistema operativo es Windows 8.1 (Pro para algunas versiones empresariales), al menos durante algunos meses, pero recibirá Windows 10 cuando el sistema operativo vea su versión definitiva durante este verano. Microsoft ha personalizado la experiencia de las Surface en Windows de forma ligera pero con algunas aplicaciones interesantes dedicadas sobre todo a aprovechar el puntero digitalizador que, por cierto, no viene incluido con la Surface 3 pero sí con la Surface Pro 3.

No sabemos qué mejoras concretas traerá Windows 10 para estos terminales de Microsoft pero sí podemos deciros que no tendrán una ventaja en el lanzamiento del sistema operativo. Lo recibirán sin duda alguna pero no habrá antelación en el lanzamiento del sistema operativo para sistema Surface. Cuando esté disponible lo estará para todo PC compatible con acceso a la actualización.

Otros detalles interesantes

Otros detalles interesantes

La Surface 3 es sin duda una tablet con un formato de trabajo excelente, heredado de su hermana “profesional”, pero hay otra prestación de esta gama que la hace realmente útil y versátil. Me refiero al buen catálogo de accesorios que hacen de ella un portátil o un equipo de sobremesa bien resuelto.

El teclado del nuevo Surface 3 sigue siendo un “requisito” y esencia fundamental de este producto porque es el eje que hace que la tablet se convierta también en un “portátil” más o menos convencional. Su sistema de dos posiciones lo hace muy cómodo para trabajar con él e incluso Microsoft ha conseguido ganar en recorrido de tecla y rigidez manteniendo los 5mm de espesor (es también iluminado) y también el tamaño real del teclado ya que solo se ha recortado espacio en los bordes. El teclado, a nivel de tecla y tamaño funcional es idéntico al de la Surface Pro 3. Podremos también encontrarlo en los mismos colores pero curiosamente es algo más caro con un PVP recomendado de 149 Euros.

El lápiz es otro de los elementos esenciales que hacen que el Surface sea lo que es y en esta ocasión tampoco viene de serie, son 50 Euros más que sumar a la lista de la compra. La tecnología es la misma (ntrig, que compro Microsoft hace poco), el pen es el mismo pero ahora podemos encontrarlo en diversos colores. Con el formato de pantalla de la Surface 3 y este digitalizador tendremos un método más, y más natural, de trabajar con él.

Otro excelente pilar que hace del Surface un gran equipo de sobremesa es su dock en anclaje rápido que además nos permite mantener nuestra funda teclado en uso. El dock de la Surface 3 ha tenido que ser rediseñado debido al conector de alimentación. Viene con los mismos cuatro puertos USB, dos de ellos USB 3.0, el adaptador Ethernet Gigabit, la salida de vídeo Displayport y la zona magnética para el digitalizador.  Esta versión integra la fuente de alimentación en el cuerpo del dock, así que evita la fuente externa.

Esta Surface es más ligera, 160 gramos menos que la Surface Pro 3, pesando un total de 622 gramos con la batería. Tiene un espesor de 8,7mm que se justifica, en parte, por el uso de conectores de tamaño convencional como el USB. No es mucho más fina que la Surface Pro 3 ya que ésta tiene un espesor de 9,1mm.

Cargador de 2.5A que sera genial para cargar cualquier otro dispositivo USB de forma rápida.

Sí se ha mejorado la cámara posterior, que ahora es de 8MP y se ha mejorado también la luminosidad de la cámara “webcam” delantera. Los botones y conectores se han respetado en posición y forma, incluido el slot para tarjetas MicroSD detrás del soporte retráctil. Soporte que ha perdido su capacidad de ajuste milímetro por una solución, según Microsoft más económica, de tres posiciones que no logra ángulos tan pronunciados como en la Surface Pro 3.

Conclusión

Conclusión

Con un rendimiento alrededor de un 80% de lo que consigue el modelo más básico de la Surface Pro 3 (Core i3 de cuarta generación) y un precio de partida 200 Euros inferior, una movilidad mayor y una autonomía superior lo cierto es que la Surface 3 parece un buen complemento para la gama Surface. El Windows RT (para procesadores ARM) queda desterrado y se opta por una solución más homogénea que se traducirá en mejores resultados para el usuario y menos quebraderos de cabeza para la propia Microsoft y sus desarrolladores de software ya que estos procesadores x86 de Intel son la base perfecta para que en la Surface 3 corran todo tipo de aplicaciones pasadas, presentes y futuras.  

Aun así parece que el precio de partida es algo elevado, al menos esa es mi sensación puesto que se han retirado accesorios básicos tan esenciales como el puntero digitalizador. El modelo de partida, con 2GB, quedará fuera de cualquier uso técnico exigente con aplicaciones que consuman mucha RAM pero sí que será una buena forma de acceder a un producto de excelente calidad para los que busquen una solución cotidiana u ofimática.

El que veo más descolocado es el producto de 719 Euros, con 128GB y 4GB de RAM con respecto al modelo básico de la Surface Pro 3 con Core i3, 4GB y 64GB de capacidad. Si yo tuviera que elegir sin duda optaría por esta segunda.

Sea como fuere lo cierto es que este primer contacto ha sido una experiencia muy satisfactoria porque está claro que Microsoft ha encontrado el camino para que la Surface sea ese producto de uso híbrido que hace grande al mundo del PC frente a otras plataformas.  

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!