Cómo activar el asistente OK Google en Windows

Cómo activar el asistente OK Google en Windows

por Jordi Bercial 30/03/2020 19

Desaparición de OK Google en Windows

En esta guía vamos a hablar de la característica de OK Google, de su desaparición de Google Chrome, y de las opciones que tenemos a la hora de utilizar nuestra voz para navegar por internet y obtener distintos tipos de información, haciendo uso tanto del propio navegador como de herramientas adicionales.

OK Google es el comando por voz designado para que el Asistente de Google haga acto de presencia, como sería el “Hey Siri” de Siri o el “Hola Cortana” de Cortana, entre otros, sirviendo como forma de aumentar la productividad a la hora de conseguir un dato rápido sin tener que cambiar de ventanas.

En octubre de 2015, Google Chrome perdió definitivamente la implementación de OK Google en el navegador, de forma que la opción fue completamente eliminada del código del navegador y no se puede reactivar de forma no oficial.

Esto significa que desde la versión 46 de Google Chrome, no existe una forma nativa de utilizar OK Google en Windows o Mac, aunque sí se puede seguir utilizando en dispositivos que funcionen con Android o con Chrome OS, los dos sistemas operativos de la compañía que, probablemente por razones de integración, han quedado con este soporte intacto a día de hoy.

Las razones que se dieron para dicha eliminación son varias, entre las cuales encontramos un alto consumo de recursos para una característica que no recibía un uso suficiente como para justificar su presencia, además de que si bien nosotros como usuarios podemos no utilizar una característica de una aplicación, un atacante remoto sí que puede utilizar un componente adicional de un programa para intentar ganar acceso, por lo que se puede decir que la eliminación de OK Google tuvo que ver con razones de rendimiento y seguridad.

Métodos extraoficiales para usar OK Google en Windows

Durante algún tiempo existió un método extraoficial que, si bien reafirma el punto de Google en cuanto a la razón de rendimiento a la hora de eliminar OK Google de Windows, nos podría recuperar parcialmente esta funcionalidad en equipos Windows de forma gratuita, o al menos hasta hace unos meses, pues recientemente algunos de los componentes necesarios para que esta alternativa funcionase han pasado a ser de pago, o en el mejor de los casos, están detrás de una prueba gratuita limitada que nos forzará a pagar en un futuro cercano.

De esta forma, existen varios tutoriales de esta alternativa que, si bien nos proporcionan la opción de recuperar la mayoría de las funciones que teníamos al lanzar un comando de voz “OK Google”, perdíamos ese mismo comando de voz, de forma que tras instalar una cantidad de software a tener en cuenta y pasar por adquirir una suscripción de GSuite o equivalente para poder completar la configuración completa de esta aplicación externa, seguiríamos teniendo que buscar la ventana de Phyton en la que existe este proyecto para invocar al asistente de voz, algo que podemos hacer directamente desde Chrome.

De todos modos, siempre podemos seguir alguno de estos tutoriales si ya contamos con una suscripción a GSuite, pero para el usuario promedio, una forma de contar con los servicios que esta aplicación puede proporcionarnos es hacer uso de la búsqueda por voz de Google Chrome.

Con ella podemos obtener prácticamente cualquier dato que podamos encontrar en Google, incluido convertir unidades, buscar direcciones, distancias, e incluso hacer cálculos, siempre que las podamos introducir correctamente mediante comandos de voz, algo que si bien puede ser viable para operaciones cortas o de baja complejidad, no es algo muy recomendable a la hora de introducir ecuaciones, por ejemplo.

En esta guía os enseñaremos a utilizar la versión de Android del Asistente de Google, la cual cuenta con la posibilidad de lanzar el comando de voz OK Google y recibir respuesta de ello, por lo que podremos utilizar el emulador como un asistente de voz al que ni siquiera debemos mirar.

¿Cómo instalar Bluestacks en Windows?

Instalar Bluestacks es muy sencillo. Sólo debemos dirigirnos a la web oficial del software, la cual es capaz de detectar el sistema operativo que se encuentra en nuestro equipo y descargar la versión más apropiada para él.

Como era de esperar, para sistemas Windows de 32 bits se descargará la versión de 32 bits, mientras que para sistemas Windows de 64 bits se descargará la versión de 64 bits. Por último, pero no menos importante, solo existe una versión para macOS, la cual es de 64 bits, de forma que no tiene pérdida siempre y cuando contemos con un Mac con un procesador de 64 bits.

En el caso de Windows, el procedimiento es el siguiente; Una vez descargado el correspondiente archivo de la web de Bluestacks, procederemos a abrirlo y a iniciar la instalación, momento en el que el asistente descargará el emulador completo y procederá a instalarlo en nuestra unidad de disco.

En el caso en que no queramos que Bluestacks se instale en la unidad predeterminada, que es en la que tenemos Windows instalado, tendremos que pulsar en “Personalizar la instalación”, algo que nos permitirá editar la ruta de instalación del emulador por si queremos cambiarlo de disco duro, algo útil en los casos en los que tenemos una unidad SSD de pequeño tamaño para Windows y programas esenciales y contamos con una unidad secundaria para el resto de aplicaciones.

Una vez finalizada la descarga e instalación del emulador, nos encontraremos con un mensaje que nos solicita iniciar sesión en nuestra cuenta de Google. Esto es normal y entra dentro de las normas de Google, pues no podemos descargar aplicaciones sin iniciar sesión con una cuenta de la compañía. Tan solo tenemos que seguir los pasos en pantalla, y el emulador quedará registrado en nuestra cuenta como un nuevo smartphone.

En nuestro caso se registró como un OnePlus 3T como configuración por defecto, pero esto se puede configurar más adelante, de forma que, si da la casualidad de que ya tenemos un OnePlus 3T en nuestra posesión, podemos sustituir el nombre del terminal por otro perfil pro defecto o por uno totalmente personalizado.

Instalar el Asistente de Google en Windows mediante Bluestacks

Una vez realizado esto, tan solo tendremos que instalar el Asistente de Google, el cual podemos obtener desde la Play Store, y a continuación tendremos que seguir algunos pasos dentro de la aplicación, entre los cuales se encuentra instalar la propia aplicación de Google, y configurar los ajustes de accesibilidad para que el Asistente de Google pueda realizar su trabajo.

Asimismo, tendremos que proporcionar permisos para el acceso al micrófono desde la aplicación de Google –no en la del Asistente de Google—para conseguir que pueda acceder a nuestro micrófono, algo que podrá hacer de forma permanente siempre que tengamos la aplicación abierta, de forma que tendremos bastante control al respecto y siempre podremos cerrar la aplicación o el emulador completo para no tener ningún tipo de intrusismo en nuestra privacidad.

Una vez instaladas ambas aplicaciones y realizada la configuración inicial, el Asistente de Google podrá escuchar y responder de forma directa a nuestras preguntas precedidas del comando OK Google, tal y como podremos comprobar una vez hecho esto. A algunas personas les resultará familiar su funcionamiento, y es que efectivamente, se trata puramente de la versión de Android, por lo que tanto la interfaz como el uso de la aplicación es exactamente igual que si de una Tablet Android se tratase.

Configurar Bluestacks para un menor consumo en Windows

Esta sección dependerá en gran medida del equipo con el que contemos, e igual que en la sección anterior, si ya tenemos instalado Bluestacks, probablemente ya tendremos el software configurado a nuestro gusto. De todos modos, hay que tener claro que, a fin de cuentas, estamos creando una máquina virtual que, si bien está extremadamente optimizada para el propósito que queremos, no deja de ser un sistema operativo ejecutándose sobre el sistema operativo existente, algo que es una tarea que requiere de ciertos recursos, por lo que es buena idea intentar optimizar su consumo.

Si nos dirigimos al icono de ajustes de la parte inferior derecha, podremos acceder a todos los ajustes del emulador, y si bien Bluestacks disimula esto muy bien de cara al usuario, los más avispados verán que muchos ajustes dependen de un reinicio. Esto, junto al tiempo de carga que requiere Bluestacks al abrirse, son indicativos de que nada más abrir la aplicación, ya estamos ejecutando la máquina virtual de Android, algo que nos permitirá abrir juegos y aplicaciones con mayor celeridad.

La mayoría de ajustes por defecto de Bluestacks son correctos, pero algunos que habrá que modificar serán los siguientes:

  • Apartado “Engine”
    • Visualizador
      • Resolución: 1280x720
    • Escoger el modo de gráficos
      • OpenGL
      • Usar el modo de gráficos avanzados: No
    • Ajustes de GPU
      • Preferir gráficos de computadora dedicados (solo NVIDIA): Sí
    • Rendimiento
      • Medio (2 núcleos de CPU, 2048MB de memoria RAM)

Como podremos ver, estos ajustes pueden ser distintos según la configuración automática que se haya aplicado durante la instalación, por lo que siempre es recomendable ojear los ajustes de la aplicación en busca de algo que nos pueda resultar útil.

Últmos pasos para utilizar OK Google en Windows

Una vez realizados estos cambios, tan solo tendremos que reiniciar BlueStacks y comprobar que efectivamente el funcionamiento del Asistente de Google es el deseado, y es que bajo un funcionamiento correcto, el asistente será capaz de responder a nuestras preguntas mediante voz, proporcionándonos así algunas respuestas sin tener siquiera que dejar lo que estábamos haciendo, algo que para algunos usuarios puede ser extremadamente útil y aumentar su productividad, todo ello con un consumo de unos 60MB de memoria RAM y de un máximo de 1 núcleo de la CPU que no debería lastrar el rendimiento del equipo de una forma notable.

Es posible que, en según qué configuraciones de Windows 10, nos topemos con un parpadeo del lado derecho de la barra de tareas. Esto es algo que hemos podido reproducir tras hibernar el equipo con el asistente ejecutándose, y que se ha podido solucionar cerrando la aplicación de Google y volviéndola a abrir.

Este parpadeo provendría del icono en forma de micrófono que aparece en la barra de tareas indicándonos que una aplicación está haciendo uso del micrófono del equipo, que es exactamente lo que queremos, por lo que como ya hemos mencionado, un simple reinicio de la aplicación de Google –sin siquiera tener que cerrar el emulador—sería suficiente para que este problema no nos moleste.

Por último, tan solo deberemos comprobar que el rendimiento es el adecuado y que no nos supone ningún problema para el rendimiento y productividad de nuestro equipo, de forma que ya podremos hacer uso del Asistente de Google con tan solo decir OK Google seguido de lo que queramos preguntarle al asistente, el cual nos responderá mediante voz si es posible, aunque ocasionalmente nos proporcionará resultados web que podrán ser más o menos útiles dependiendo de la situación.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Redactor del Artículo: Jordi Bercial

Jordi Bercial

Ávido entusiasta de la tecnología y la electrónica. Cacharreo con componentes de ordenador casi desde que aprendí a andar. Empecé a trabajar en Geeknetic tras ganar un concurso en su foro sobre redacción de artículos de hardware. Amante del Drift, la mecánica y la fotografía. No te cortes y deja un comentario en mis artículos si tienes alguna consulta.