Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados

Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados

por Javier Rodríguez

Introducción

Realizar overclock de uno de los procesadores de AMD de última generación, aquí incluyo toda la gama Ryzen desde los primeros modelos, no es tarea fácil o al menos no tan fácil como en antiguas generaciones.

Ahora la marca se encarga, con sus algoritmos desarrollados en casa, de sacar el mayor partido posible a sus procesadores con modos de overclock automáticos que son capaces de entender la situación del procesador, en los procesadores más modernos incluso de cada núcleo y subsistema, para sacar lo “mejor” del procesador en cada momento.

Mayores consumos, diseños más complejos y chipset variados suman complejidad a una plataforma que, por otro lado, rinde de forma excepcional en muchos aspectos sin necesidad de intervención por parte del usuario, pero siempre con el aporte que podemos dar en muchos sentidos, incluidas buenas elecciones de compra.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 1

Si preguntamos a ChatGPT cuales son los procesadores con mejores posibilidades de overclock en las series 5000 y 7000 de procesadores Ryzen la respuesta será el Ryzen 9 5900X y el Ryzen 9 7950X respectivamente. Coincido en buena medida, y baso la respuesta en mi experiencia propia en esta afirmación, pero también añado algunas claves de mi cosecha, que son las que siguen.

El procesador más interesante

Si bien en frecuencias máximas las recomendaciones basadas en el Ryzen 9 5900X y el Ryzen 9 7950X parecen más que razonables, puesto que el primero fácilmente supera los 5GHz en todos los núcleos y el segundo es fácil verlo por encima de los 5.4GHz en todos los núcleos, para mis los modelos más interesantes para desarrollar overclock en modelos Ryzen de AMD son diferentes y razonare mi respuesta.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 2

Los procesadores con TDP más reducidos, como los Ryzen 5 o los Ryzen 7 y Ryzen 9 de 65W de consumo TDP ofrecen más margen de overclock porque simplemente parten de frecuencias inferiores de fábrica, son diseños menos exprimidos para ofrecer las máximas prestaciones de fábrica y a la hora de mostrar más ganancia de MHz son realmente más generosos. Mi favorito, el Ryzen 5 7600, Ryzen 5 5600 o, el más excelso de todos, el nuevo Ryzen 9 7900 que son 12 núcleos de excelencia con un TDP de fábrica de tan solo 65W.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 3

Los consejos que hoy vamos a aplicar son compatibles con cualquier procesador Ryzen y está realizada para dar unas pistas básicas y claves de cómo hacer esto fácil. Son muchos factores los que pueden influenciar en el rendimiento de un procesador, pero nosotros mostraremos el proceso básico pero efectivo de realizar esta tarea sin riesgos y con una eficacia demostrada.

La placa base adecuada

Al igual que el procesador importa también es esencial disponer de una placa base adecuada con un chipset de gama media o alta de AMD. Esto nos garantiza el acceso a las optimizaciones y configuraciones más adecuadas para el procesador. Un buen sistema de alimentación, puesto que estos procesadores pueden llegar a consumir cantidades elevadas de energía, es también fundamental.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 4

Lo que no es importante es que la placa base tenga infinitas prestaciones, conectividad Thunderbolt o quince unidades de almacenamiento. Lo que quiero decir es que aquí lo que importa sobre todo es el chipset y la calidad de fabricación de la placa base y en buena medida también la facilidad con la que nos permita personalizar el funcionamiento del procesador, en algunas funcionalidades clave, como la optimización de la curva, ajuste de buses y voltajes.

No voy a recomendar ninguna marca en concreto porque todas tienen excelentes modelos en el mercado para realizar overclock, pero sí que mi consejo es buscar placas base con sistemas de alimentación digitales, bien refrigerados y con doble entrada de potencia EPS 12v de 8 contactos. Los principales fabricantes disponen de modelos con estas características.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 5

Si optáis por nuestra recomendación, de procesadores de “bajo” consumo, los chipsets B650 de AMD son más que suficientes y hay placas base muy capaces por entorno a los 200 euros. Excelentes para amortizar la inversión rápidamente. 

La refrigeración es fundamental

Una cosa que debemos tener muy clara, y eso lleva siendo así desde que llevo haciendo overclock (mi primer procesador con overclock fue un i386 DX-50MHz), es que el factor clave y fundamental para lograr nuestros objetivos es la refrigeración del procesador. Esto fue así, es así y seguirá siendo así cuando ya no podamos hacer overclock a ningún procesador de sobremesa.

Los AMD Ryzen son procesadores muy al límite, porque el fabricante sabe cómo sacarles casi todo el partido desde fabrica, y son muy susceptibles a mejorar cuanto mejor es la refrigeración que aportemos. De hecho, para los propios algoritmos del fabricante este es un factor muy para tener en cuenta, sondeando diferentes zonas del procesador miles de veces por segundo para poder ajustar cada núcleo de forma independiente y aprovechar los más “frescos” para sus frecuencias turbo más extremas.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 6

Aquí mi consejo es claro y meridiano, necesitas refrigeración líquida y cuanto más grande mejor. Con los precios que tienen ahora los kits, algunos de magnifica calidad, lo mejor es alguno con radiador de 280, 360 o incluso 420mm para ventiladores de 140mm. Estos ventiladores tienen la mejor relación rendimiento ruido y solo requieren de una caja preparada y actualmente casi todas lo están.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 7

Un radiador de 360mm también es siempre una buena opción y seguramente encontremos más compatibilidad. Algunos disipadores grandes, los modelos más masivos, también pueden ser una alternativa adecuada pero el mejor rendimiento lo encontraremos siempre en kits de refrigeración líquida. Con uno de estos será mucho más fácil “optimizar la curva”.

Clave para optimizar la curva

Hay tres valores de límite de potencia en procesadores Ryzen modernos que tenemos que conocer y dominar y luego algunos ajustes de voltaje y frecuencias que también son importantes porque, aunque no están relacionados directamente con el rendimiento puro y duro del procesador, afectan a otros subsistemas clave como la memoria RAM.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 8

Un ejemplo de esto es como el bus de memoria o del bus Fabric (FCLK) de los Ryzen modernos, alrededor de los 2000MHz, se ve profundamente mejorado cuanto más rápida es la memoria que usamos y cuanto más bajas son las latencias de estas. Aquí el multiplicador aplicado es importante pero siempre veremos mejoras de rendimiento del procesador cuanto más rápidas sean las memorias que usemos y más rápido tengamos configurado el bus Fabric, aunque no este directamente relacionado con el overclock puro y duro del procesador.

Centrándonos en los límites de potencia, que aquí sí que influyen de forma importante, nos encontramos estos tres, que marcaran las posibilidades de overclock del procesador.

  1. PPT (Package Power Tracking)

Definición: El PPT es el límite máximo de energía que puede consumir el conjunto de encapsulado del procesador, medido en vatios (W). Este valor representa el techo de potencia global que el procesador puede utilizar bajo carga máxima. Es lo que comúnmente conocemos como TDP (Thermal Design Power) aunque este término se refiere más al diseño térmico necesario, a cuantos vatios debe ser capaz de disipar la solución térmica que instalemos en el procesador.

En las series Ryzen 5000 el valor PPT para procesadores como el Ryzen 9 5900X están configurados en aproximadamente 142W en su configuración predeterminada. En los Ryzen 7000, sin embargo, como en el Ryzen 9 7950X, el PPT puede ser configurado hasta 230W o más. Esto nos da una imagen más de las mejoras de esta generación de procesadores Ryzen.

  1. TDC (Thermal Design Current)

El TDC es el límite máximo de corriente sostenida que los módulos reguladores de voltaje (VRM) de la placa base pueden proporcionar de manera continua, medido en amperios (A). Esta potencia máxima garantiza unos máximos de amperaje que debe suministrar la placa base, es más una comunicación activa con la placa base para que suministre suficiente potencia al procesador para garantizar el buen funcionamiento de este.

En los Ryzen 5000 el valor típico de TDC se sitúa en los 95 amperios, en los Ryzen 7000 esta cifra puede llegar a los 115A, siendo, por tanto, mucho más exigente con las placas base esta generación y por ello es más fácil ver intrincadas soluciones de potencia en placas base de esta generación y, a su vez, mostrando un diseño más capaz.

  1. EDC (Electrical Design Current)

El EDC es el límite máximo de corriente que los VRM pueden suministrar en ráfagas cortas, también medido en amperios (A). Este parámetro es crítico durante cargas de trabajo transitorias que requieren ráfagas intensas de corriente. En procesadores modernos esto es crítico para mantener la estabilidad puesto que suelen presentar cambios de frecuencia muy acuciados en tiempos muy cortos de tiempo.

Este valor en los Ryzen 5000 ronda de media los 140 amperios, en las gamas Ryzen 7000, dependiendo del modelo claro está, puede llegar hasta los 160A amperios. Un diseño de potencia mucho más capaz, pero a la vez más exigente con la placa base.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 9

El Undervolting es un aliado inesperado en estos procesadores. Las potencias limite, bien ajustadas nos permiten más margen al procesador y frecuencias más elevadas, que deben ser sostenidas por el resto del hardware, como la refrigeración, pero no nos olvidemos de Undervolting como un gran aliado para estas generaciones de procesadores que curiosamente pueden lograr mejores frecuencias con menor voltaje, puesto que genera menos calor y estresa menos al procesador.

Optimización automática de la curva mediante Ryzen Master

Al final todo en estos procesadores es un equilibrio entre temperaturas, frecuencias, potencias máximas y buses secundarios. Muchas placas base permiten optimizar todos estos valores en base a pequeños ajustes, como el voltaje del procesador, o de forma automática en asistentes de overclock.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 10

Para mí el mejor y más eficiente, también se lleva algo de tiempo en calcular es el optimizador de curva de la aplicación AMD Ryzen Master. Equilibra todos estos factores, mide la capacidad de nuestro kit de refrigeración y juega con todos los valores durante aproximadamente una hora para ofrecernos lo mejor que el procesador puede ofrecer.

Podemos acceder a él directamente desde el menú básico de Ryzen Master, con el botón situado en el menú “Curve Optimizer Mode” seleccionado para uno o para todos los núcleos, para mí la opción más clara, para un uso general del procesador, es la de todos los núcleos. Ahora solo tenemos que esperar alrededor de una hora a que la aplicación nos dé el mejor resultado posible. Podemos usarlo como perfil predeterminado de funcionamiento, sin tener que alterar parámetros en bios.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 11

Otra opción rápida el modo “Control Mode” en su opción “Auto OC” que altera los valores PBO del procesador. PBO es “Precision Boost Overdrive” de todos los procesadores AMD recientes. Es precisamente la activación de los parámetros óptimos del procesador, donde se mide todo, capacidad de potencia de entrada, temperatura del procesador, etc. Es una forma de optimización de curva más rápida y preconfigurada por AMD para cada procesador.

Resultados y conclusión

Cada procesador es un mundo, incluso cuando nos centramos en una marca o modelos concretos, los resultados de un overclocker pueden ser muy diferentes a los de otro. Al final depende de la suerte y otro montón de factores menos aleatorios que hemos comentado en esta guía.

Geeknetic Overclocking procesadores AMD Ryzen: guía para iniciados 12

En definitiva, los procesadores Ryzen no son buenos procesadores para overclock, al menos no para el que podemos hacer todos en casa para un usuario diario, pero no porque sean malos procesadores sino porque la gran parte de la mejora de frecuencias que pueden desarrollar ya vienen marcados por su firmware interna y los algoritmos en los que actualmente invierten mucho tiempo y esfuerzo los fabricantes de CPU.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios!

Temas Relacionados: Procesadores AMD Overclock AMD RYZEN
Redactor del Artículo: Javier Rodríguez

Javier Rodríguez

Empecé a publicar artículos sobre los componentes de PC que pasaban por mis manos en 1999, al tiempo que era director técnico de la cadena de tiendas de informática Batch-PC. Me uní a Geeknetic como redactor jefe y responsable de laboratorio en 2005. El hardware es mi pasión, aunque en mi tiempo libre acostumbro a disfrutar de juegos de PC multijugador.

PlatiGemini Banner