EVGA DG-8 Gaming Chasis

por Javier Rodríguez 17/09/2016 1
Formato placa
Conectividad
Otros
Precio
Web
E-ATX o inferior
USB-C 3.1, HDMI, otros
K-Boost, controlador
Desde 150 Euros

Introducción

La EVGA DG-8 Gaming es una caja de diseño y utilización poco convencional que cambia el punto de vista del usuario. Viene con diferentes versiones que se ajustan a diferentes precios y necesidades. Nosotros hemos tenido la oportunidad de conocerla de la mano de un prototipo de su variante más completa.

Especificaciones y variantes

Esta es una caja enorme diseñada para albergar sistemas con necesidades de espacio extraordinarias. Tiene capacidad para todo tipo de placas base incluidas las de formato E-ATX. Es una caja donde podemos albergar las maquinas gaming más potentes, pero también donde montar una estación de trabajo de múltiples procesadores de gama profesional.

Su tamaño hace algunos años no nos sorprendería, pero actualmente es raro ver cajas de este tamaño. La tendencia es justo la contraria e incluso me atrevo a decir que ira a menos cuando ciertas tecnologías conectivas permitan diversificar el concepto de sistema para jugar.

Tiene unas dimensiones de 686x270x642mm. Parece que os he dado las dimensiones cambiadas de posición, pero no porque esta caja está pensada para que el lateral sea el frente de la caja. Hace que la ventana lateral sea el eje principal de la caja cambiando la forma de ver el ordenador. Esto trae consigo problemas porque sin duda todos tenemos estructurado nuestra zona de trabajo para cajas más “convencionales”.

Este diseño extraño esconde una caja realmente funcional, estéticamente muy lograda y con acabados de primera calidad. Podemos encontrarla en cuatro variantes con diferentes prestaciones. El modelo más económico desde 150 Euros, aproximadamente, y el modelo más caro desde los 230 Euros. No son precios elevados para una caja muy bien fabricada, llena de funcionalidad moderna y un tamaño poco convencional.

La estructura en todos los modelos es la misma, solo cambian los detalles extra. En todas podemos albergar placas base de tamaño E-ATX, o tamaños inferiores, y configuraciones de hasta 8 tarjetas gráficas gracias a sus 8 slots de ampliación para tarjetas. Tiene un sistema de flujo configurable para tarjetas gráficas y un sistema de brackets completamente despejado que permite maximizar el flujo de aire entre las tarjetas.

Las diferencias reales las encontraremos en la capacidad de almacenamiento de unidades, en las unidades ventilación instaladas y en el sistema de control inteligente, combinando hardware y software, que tienen los dos modelos más caros.