Be Quiet! Pure Base 500DX Review

Be Quiet! Pure Base 500DX Review

por Antonio Delgado 28/05/2020 5
Formatos Soportados
Materiales
Dimensiones
Precio
Web
ATX, Micro-ATX e ITX.
Acero, plástico y cristal templado.
450 x 232 x 463 mm.
99,90 euros.
Puntuación de Be Quiet! Pure Base 500DX White en la review:

Introducción y especificaciones técnicas de la Be Quiet! Pure Base 500DX

 Hoy os traemos la review de la Be Quiet! Pure Base 500DX, una semitorre ATX con un tamaño contenido pero espacio para sistemas de alto rendimiento que toma como base a su predecesora, la Pure Base 500 que analizamos hace unos meses, corrigiendo algunos de los pocos defectos que podíamos encontrar, como era la ausencia de puertos USB-C en la parte frontal, junto algunos cambios tanto a nivel de diseño como a nivel funcional.

Por ejemplo, ahora tenemos un llamativo sistema de iluminación ARGB con multitud de LEDs colocados tanto en la zona frontal como en el interior, y sincronizados por un módulo integrado de control manual que también es compatible con placas base con control RGB. Además, ahora tenemos tres ventiladores de 140 mm Pure Wings 2 preinstalados y mejores capacidades de refrigeración al contar con un frontal mucho más abierto y sin elementos que restrinjan el flujo de aire al prescindir del aislante acústico en la zona frontal.

Veamos qué nos ofrece esta Be Quiet! Pure Base 500DX.

Características técnicas de la Be Quiet! Pure Base 500DX White:

  • Formato Semi-Torre
  • Soporte para placas base ATX, Micro ATX y Mini ITX
  • Medidas de 450 x 232 x 463 mm
  • 7,8 KG de peso
  • 7 puertos de expansión
  • Espacio para GPUs de 369 mm.
  • Espacio para disipadores de 190 mm.
  • Espacio para fuentes de 258 mm (225 si movemos hacia la parte trasera los HDD)
  • 1 x USB 3.0
  • 1 x USB-C 3.1 (3.2 Gen 2)
  • 2 x minijack 3,5 mm (auriculares/micrófono)
  • 5 x bahías de 2,5"
  • 2 x bahías de 3,5"
  • Iluminación ARGB en frontal y zona interior
  • Soporte para disipadores de hasta 190 mm
  • Soporte para fuentes de hasta 258 mm
  • Soporte para gráficas de hasta 369 mm
  • Soporte para radiadores:
    • Frontal: 120, 140, 240, 280 y 360 mm
    • Superior: 120 y 240 mm
    • Trasera: 120 y 140 mm
  • Soporte para 6 ventiladores
  • 3 x ventiladores Pure Wings 2 de 140 mm incluidos
  • Filtros de aire en todas y cada una de las entradas
  • Aislante acústico en la tapa lateral
  • 80,95 euros

Diseño y conectividad

A nivel general, la Pure Base 500DX mantiene un diseño similar en cuanto a forma y prestaciones de espacio se refiere. Es una semitorre con distribución de doble cámara, con una sección principal para la placa y componentes principales y otra para la fuente y HDD. En nuestro caso hemos probado el modelo blanco donde prácticamente toda la torre, incluyendo estructura y exterior, son de ese color.

El lateral está cubierto por un panel de cristal templado de tamaño completo que deja ver todo el interior. Se fija a la torre mediante cuatro tornillos manuales que no requieren de herramientas. Al estar colocados por la zona exterior, hay que tener cuidado cuando retiramos o colocamos el cristal para que no se caiga, a esto ayudan la parte de goma sobre la que se colocan los agujeros del cristal para evitar que se mueva demasiado mientras no se atornilla.

Uno de los cambios más llamativos de la 500DX respecto de la 500 es la parte frontal. Pasamos de un frontal liso con pequeñas microaberturas en los laterales a un panel prácticamente formado por malla perforada que permite un mayor paso del aire.

Esto supone la eliminación del panel de aislamiento acústico que tenía el modelo anterior, pero a cambio ganamos mucho más paso para el aire.

Adicionalmente, dos grandes franjas verticales esconden un conjunto de LEDS RGB direccionables o ARGB. Dado que podemos retirar la tapa, para conseguir que estos LEDs reciban energía y puedan controlarse sin necesidad de tener un cable que moleste a la hora de quitar la tapa, Be Quiet! ha integrado un ingenioso sistema de contactos que cierran el circuito al colocar la tapa frontal.

Bajo esta tapa, además, tenemos un filtro de polvo extraíble que se fija mediante imanes para poder retirarlo y lavarlo fácilmente.

Otro de los cambios más llamativos está en la zona superior, que cambia ligeramente en forma y añade detalles en negro en el borde de la tapa magnética que hace las veces de filtro superior.

Se puede retirar fácilmente al tirar gracias al sistema de imanes que incorpora.

Bajo ella encontramos espacio para dos ventiladores o un radiador. En este caso, la Pure Base 500DX pierde el panel extra con aislante acústico que tenía la Pure Base 500 para intercambiar por el panel perforado. No hay duda de que Be Quiet! ha querido priorizar la refrigeración en esta torre.

Donde sí que tenemos panel de aislamiento acústico es en la tapa lateral.

En la parte inferior de la torre tenemos también un filtro de polvo extraíble que se suma al del frontal y la zona superior. Se coloca sobre unos railes que lo dejan en su posición.

Finalmente, otro de los cambios más importantes es la inclusión de conectividad USB-C (USB 3.2 gen 2) en el panel frontal, adaptándose a los tiempos actuales y abrazando este estándar de alto rendimiento que está presente cada vez más en todo tipo de dispositivos.

Le acompañan un puerto USB 3.0 (3.2 gen 1) de tipo A convencional, el botón de encendido, entrada y salida de audio minijack de 3,5 mm y un botón para cambiar los efectos y color de la iluminación RGB.

En la parte trasera tenemos un sistema de siete bahías PCI con un sistema de anclaje de tornillos manuales y una placa fijada por otros dos tornillos que los deja bloqueados.

El sistema de iluminación también se integra en el interior de la torre, colocándose justo en la parte superior escondido detrás de una doblez de la propia estructura de metal de la Pure Base 500DX y generando un efecto de difuminado muy bien integrado.

Refrigeración

Como hemos visto, uno de los cambios principales de la Pure Base 500DX respecto de la Pure Base 500 anterior lo encontramos en las mejoras de refrigeración que incorpora.

La parte frontal pierde el panel de aislante acústico pero gana una entrada directa de aire desde el exterior en toda esa zona, en contraposición a las pequeñas aberturas laterales que tenía su predecesora.

La parte superior pierde el panel extra con aislante, una opción que daba su predecesora y que ahora no está directamente, dejando solamente el panel perforado con más énfasis en permitir la salida de aire.

Además de estos cambios, ahora, la Be Quiet Pure Base 500DX integra tres ventiladores en vez de los dos que tenía la versión anterior.  Se trata de ventiladores Pure Wings 2 de 140 mm pensados para conseguir unos bajos niveles de ruido. De hecho, a máxima velocidad generan tan solo 18,8 dBA.

Estos ventiladores tienen una velocidad de 1000 RPM máxima y son capaces de empujar 61,2 CFM de aire con una presión de 0,76 H2O, ya que están pensados para la ventilación en cajas.

De serie vienen uno en la zona frontal metiendo aire, en esta zona podemos colocar, o bien un ventilador extra de 140 mm como el que trae o tres de 120 mm.

Los otros dos ventiladores Pure Wings 2 de la Pure Base 500DX los encontramos en la parte superior y trasera, ambos extrayendo aire fuenra de la torre siguiendo el flujo ascendente natural.

En la zona superior podemos colocar un total de dos ventiladores de 140 mm o dos de 120 mm y en la trasera solamente hay espacio para uno de 120 o 140 mm como el que ya trae de serie.

En cuanto al soporte para sistemas de refrigeración líquida, la Be Quiet! Pure Base 500DX permite la instalación de radiadores de 120 mm o 240 mm en la zona superior, radiadores de 120 o 140 mm en la zona trasera y, en la zona frontal, hay espacio para radiadores de 120 mm, 140 mm, 240 mm, 280 mm o 360 mm

Montaje y Almacenamiento

A la hora de la distribución de espacio y montaje, no encontramos novedades respecto de la versión anterior. La BeQuiet! Pure Base 500DX mantiene todas las bondades de su predecesora, con un aprovechamiento excelente del espacio y una muy buena gestión de cables.

Empezando por el sistema para la fuente de alimentación, tenemos un bracket externo que se fija a la fuente  para poder colocarla por la parte trasera de la torre. Esto facilita mucho la colocación de este componente.

Además, tenemos espacio de sobra entre la fuente y el módulo de discos duros mecánicos. De hecho, este módulo tiene dos posiciones, una más adelantada y otra más atrasada, y en ambas tenemos espacio suficiente.

La razón de permitir mover el módulo es para poder dejar espacio para un radiador de 360 mm o un tercer ventilador en la zona superior.

La Pure Base 500DX tiene espacio para dos unidades de 3,5" de disco duro mecánico. Se colocan en el mencionado módulo mediante cuatro tornillos (se incluyen 8 para dos unidades) que los fijan a la estructura del módulo con unas gomas para evitar vibraciones

Este módulo permite también la colocación de un SSD/HDD de 2,5".

Además de las dos unidades de 3,5" y la de 2,5" que se puede colocar en el mismo módulo., la Pure Base 500DX tiene espacio también para cuatro SSD o HDD de 2,5" adicionales. Dos de esas bahías están en la parte izquierda, si miramos la torre desde la bandeja trasera, mientras que otras dos se encuentran en un módulo situado en la parte trasera de la placa base. 

En ambos módulos, es posible retirarlos al completo mediante tornillos manuales. Además, el módulo de la parte izquierda (derecha si lo miramos desde la cámara de la caja) tiene una pequeña pieza con el logo de be quiet! que oculta los cables.

Así, podemos colocar los SSD con el cable SATA de corriente y datos en la parte trasera y evitar que se vean.

Las placas base ATX entran sin problemas, e incluso sería posible colocar E-ATX que mantengan la misma altura, ya que hay espacio hacia la derecha.

Lo mismo para tarjetas gráficas, ya que tenemos 36,9 cm de espacio para prácticamente cualquier tarjeta del mercado.

La 500DX cuenta con multitud de agujeros para pasar los cables de manera disimulada. Podemos ver que ninguno tiene gomas protectoras, pero Be Quiet! ha hecho que los bordes de los agujeros sean lisos y no haya riesgo de cortar los cables, además, la forma de la columna vertical por la que se pasan los cables más gruesto stiene una forma en L que los oculta.

Al final, es posible montar un ordenador muy limpio, con los cables ocultos y bien ajustados en la parte trasera gracias a la columna central que, además, incluye sus propios velcros y carriles para añadir más bridas.

Análisis y Conclusión

Be Quiet! ha cogido una excelente torre como la Pure Base 500 y la ha puesto al día con la inclusión de un conector USB-C 3.2 y con la iluminación ARGB integrada de manera muy inteligente y con su propio controlador.

Al mismo tiempo, ha mejorado sus capacidades de refrigeración manteniendo las líneas principales de diseño. Es cierto que perdemos aislamiento acústico, ya que el panel frontal pierde la capa de aislante para dejar pasar el máximo de aire, y no se ofrece la opción del panel aislante superior, dejando como única opción el panel perforado. No obstante, junto a los tres ventiladores Pure Wings 2, que emiten muy poco ruido, la torre no es ruidosa ni mucho menos, además, en muchas ocasiones, si vamos a montar un ordenador de altas prestaciones, nos interesa una mejor refrigeración.

Echamos de menos la posibilidad de colocar la gráfica en vertical, una característica más estética que otra cosa, pero que suele dar un toque más llamativo al PC, sobre todo en una torre como esta que tiene una iluminación tan bien integrada. Además, aunque la inclusión de tres ventiladores de 140 mm es un acierto, hubiera venido bien el disponer de un pequeño hub para ventiladores, ya que no todas las placas base cuentan con tantos conectores de ventiladores.

Su precio aumenta hasta los 99,9 euros, una cantidad algo superior que los 80,9 que costaba la Pure Base 500, pero por la que ganamos un ventilador extra, USB-C y un sistema de iluminación ARGB integrado.

Por lo demás, la Be Quiet! Pure Base 500DX mantiene el resto de bondades de su predecesora, bondades que podemos resumir en una torre con un tamaño bastante compacto pero con espacio para componentes ATX de alto rendimiento, con una excelente (ahora aún mejor) refrigeración, con unos materiales y acabados de alta calidad y donde la distribución del espacio y la gestión de cables hacen que montar un PC sea una experiencia plenamente satisfactoria.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Tamaño compacto con soporte para placas ATX y componentes grandes
Puerto USB-C 3.2 gen 2
Iluminación ARGB con controlador muy bien integrada y llamativa
Espacio de sobra para la fuente
Filtros de polvo en todas las entradas de aire
Sistema modular cómodo para SSD y HDD
Excelente gestión de cables
Acabados y materiales de calidad
Apenas se necesitan herramientas para su montaje
Incluye tres ventiladores de 140 mm muy silenciosos
Mejora la refrigeración respecto de la versión anterior
LO PEOR
Sin soporte para gráficas en vertical
Se echa en falta un controlador de ventiladores integrado
Pierde el panel extra superior con aislante acústico de la Pure Base 500
Premio a Be Quiet! Pure Base 500DX
  • Producto: Be Quiet! Pure Base 500DX
  • Fecha: 28/05/2020 20:29:55
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.