Experiencia Nvidia 3D Surround

por Javier Rodríguez 10/08/2010 ...

Introducción

Introducción.

El estancamiento de las resoluciones disponibles en el entorno del PC, que prácticamente se han alineado con las resoluciones de televisores y otros dispositivos como proyectores ha limitado bastante la exigencia en motores gráficos y los fabricantes de chips nos ofrecen una alternativa económica y natural que es la de disfrutar de sistemas panorámicos compuestos por varios monitores.

Este tipo de sistemas nos ofrecen resultados espectaculares, con vistas superpanorámicas que normalmente tienen una relación de aspecto tan radical como puede ser un ratio de 16:3 pero que no todos los juegos sacaran partido de forma directa. El aumentar el número de monitores también aumenta los costes, aunque ahora las pantallas de resolución 1080p están a precios realmente económicos, aumenta el consumo y sobretodo aumenta los requerimientos técnicos de la tarjetas grafica que necesita rellenar pantallas con muchos más pixeles que en el mejor de los sistemas tradicionales de un solo monitor.

¿Quien no ha soñado con tener un sistema asi en su casa?

Hoy os mostraremos la solución de Nvidia no solo al juego panorámico sino a la introducción de la variable 3D a la ecuación que multiplica por dos los requisitos para lograr un efecto de inmersión total en el juego.

Como funciona y que requiere el sistema 3D Surround de Nvidia

¿Como funciona y que requiere el sistema 3D Surround de Nvidia?

El sistema de Nvidia hace uso de monitores 3D con frecuencias de refresco vertical de 120Hz que permiten sincronizar cada ojo con un máximo de 60Hz por enlace logrando un efecto tridimensional similar al que vemos en los cines y que se logra con el mismo tipo de gafas activas.

El sistema está limitado a tres monitores y requiere de conexiones de DVI de doble enlace para poder transferir la cantidad suficiente de datos al monitor. Esto significa que deberemos usar un sistema SLI para poder disponer de los tres puertos DVI de doble enlace que requieren los tres monitores que conforman el sistema Surround.

Tres DVI de doble enlace dan vida al sistema 3D Surround de Nvidia.

No solo es adecuado el tener un sistema SLI o triple-SLI por el número de conexiones de monitor sino porque las tasas de relleno de pantalla que requiere lo hacen casi tanto un requisito como la propia conexión de los monitores.

El sistema 3D Surround de Nvidia se puede usar con toda la generación GTX 400 y GTX 200 pero mi opinión personal es que o disponemos de un conjunto GTX 200 realmente potente, basado al menos en un SLI de GTX 280 o tendremos problemas para ejecutar los juegos más exigentes. Hay que tener en cuenta que si montamos un sistema de tres monitores, como el que os mostraremos aquí, estamos hablando de una resolución real de 5760x1080 puntos que en el caso de usar el sistema 3D se multiplica por 2 debido a la necesidad de generar dos imágenes diferentes por cada uno de los ojos.

El sistema de sincronización de las gafas sigue siendo el mismo, por infrarrojos, con la conocida

base de Nvidia. en esta foto hemos logrado captar la emisión desde cuatro puntos

que realiza la base.

El sistema que usa Nvidia para generar las imágenes 3D en este sistema y con estos monitores es de enlazar cada ojo con una de las imágenes generadas logrando el efecto tridimensional. El método tradicional de renderización en modos SLI es que una de las tarjetas genere un primer frame, la segunda el siguiente y así sucesivamente. En el caso de un sistema 3D Surround las tarjetas se usan de forma directa para cada frame que en este caso se compone de dos imágenes diferentes por lo que el sistema se usa de forma exhaustiva para cada imagen que se muestra en pantalla. Podemos estar hablando de más de 1600 millones de pixeles por segundo que deben generar las tarjetas para producir el efecto deseado.

Experiencia 3D real

Experiencia 3D real.

Para nuestro montaje hemos utilizado un completo sistema de Magnum con doble tarjeta Geforce GTX 480, que sin duda es ideal para este tipo de experiencia, con 12GB de RAM DDR3, disco duro principal SSD y un disco secundario en formato tradicional. Cuenta con un procesador Core i7-950 al que hemos subido la frecuencia hasta los 4GHz, disipado por un Noctua NH-U12P SE2, una fuente de alimentación de 1000w y está montado sobre una caja Thermaltake Element V.

Hemos contado tambien con tres monitores de excelentes prestaciones y refresco de 120Hz como son los nuevos Acer GS245HQ que disponen de un panel panorámico de 1920x1080 puntos en 24" y formato 16:9. Un monitor que no solo soporta 120Hz, necesario para el modo 3D, sino que además cuenta con entrada analogicas como es el puerto VGA y tambien HDMI, con salida de sonido de dos canales, asi como el necesario DVI de doble enlace. Un gran monitor al que solo se le echa en falta algo mas de movilidad en su base de apoyo.

Tres de estos excelentes monitores darán vida a nuestro sistema 3D Surround de Nvidia.

La configuración de los monitores podemos hacerlo a nuestro gusto pero Nvidia recomienda colocarlos con un ángulo de 15 grados entre ellos intentando solapar el marco de los monitores colocando el principal más adelantado que los otros dos. Esta combinación ofrece menos marco, por tanto menos perdida de perspectiva y mantiene un enfoque más realista si nos colocamos a la distancia adecuada.

En este sentido es donde personalmente veo más pegas al sistema ya que, para una buena visualización, nos obliga a colocarnos bastante lejos de las pantallas y esto quizás en juegos como simuladores de coches o de vuelo no tenga ninguna implicación fundamental pero en FPS podemos perder precisión en distancias largas.

Juegos como HAWX no tienen un gran soporte 3D, aunque se disfruta, pero si un excelente

control de resoluciones panorámicas con una visión tremendamente ampliada.

Lo que si os puedo asegurar es que se consigue por un lado un punto de vista espectacular de cualquier tipo de juego, mas aun en modo 3D, pero también dependeremos mucho de si el titulo nos permite ampliar el campo de visión en vez de multiplicar la imagen estándar entre los tres monitores. También dependeremos bastante del soporte 3D del juego aunque en este sentido la verdad es que Nvidia ya tiene muy avanzados sus controladores.

Los juegos de coches, como el Need For Speed Shift se transforman con un sistema Surround,

mas aun si es 3D.

Tenemos que tener también en cuenta las limitaciones de hardware ya que mover, por ejemplo, ciertos juegos como metro 2033, en tres monitores, con una resolución enorme y encima en 3D puede resultar frustrante tengamos el hardware que tengamos. Estamos multiplicando el esfuerzo de la tarjeta seis veces para generar el suficiente número de frames y eso pasa factura hasta en los juegos más sencillos.

2D y 120Hz

2D y 120Hz.

Escritorio real con tres monitores 1080p.

Cuando vemos este tipo de configuración y sus prestaciones 3D tendemos a olvidarnos, por la espectacularidad y la novedad, de otros aspectos tanto o mas importantes que nos puede ofrecer un conjunto de pantallas como este. Por un lado, y como veis arriba, un escritorio de 5760x1080 puntos con el que disfrutar de espacio sorprendente de escritorio que podemos utilizar ya sea en modos combinados o independientes, a gusto del consumidor.

Otro aspecto a valorar es que este monitor no solo es capaz de mostrar dos imágenes a 60Hz de forma intermitente sino que también puede mostrarnos una imagen única de 120Hz de frecuencia sin polaridad. La ventaja de esto es que consigue imágenes mucho mas fluidas, nada que ver con esos sistemas electrónicos de televisores que presumen de frecuencias elevadas, sino una verdadera mejora real y completamente palpable por el usuario.

Los 120Hz nos ofrecen imágenes mas fluidas, tanto en juegos como en videos y sobretodo mas nitidez en cualquier circunstancia incluido el propio escritorio del sistema operativo. La mejora es radical y no necesitamos desactivar ningún modo 3D en los controladores ni nada por el estilo ya que las pantallas se colocan en este modo siempre que no estemos dentro de un contenido 3D.

El espacio extra siempre se agradece.

Consejos

Consejos.

Una de las cosas que se suelen agradecer de los controladores y utilidades de Nvidia es que cuidan mucho temas como la funcionalidad y la facilidad de configuración. Aun así este sistema nos obliga a algo de literatura sobretodo a la hora de conectar los monitores y hacer las configuraciones básicas de nuestro escritorio extendido para todos los monitores. Siguiendo los pasos básicos conseguiremos extender nuestra pantalla a los tres monitores y poco después iniciar el tutorial de configuración 3D del driver 3D Vision de Nvidia.

Configurar el sistema panorámico nos obligara a establecer primero el modo SLI y

luego a configurar las salidas de monitores de forma adecuad. Estaremos guiados

en todo momento por el controlador de Nvidia.

Uno de los avances de configuración del controlador de Nvidia para múltiples monitores, que afecta tanto al tema de 3D como 2D, es que podemos establecer configuraciones de resolución a medida donde se evite la deformación de imagen que produce el marco del monitor. El panel de control de los drivers genera resoluciones a medida que pueden ser utilizadas con cualquier juego siempre y cuando este lea del pool de resoluciones que establece el controlador del monitor que es el que modifica Nvidia. Con este sistema se consigue una imagen más uniforme donde los marcos del monitor serian como las barras de sujeción que separan las ventanillas de un coche mirando desde el puesto del conductor. Se hace por tanto más natural.

Podremos ajustar el tamaño del marco para que la perspectiva de visión, aunque recortada,

se asemeje mas a perspectivas que ya tenemos asimiladas.

En esta ilustración se ve perfectamente lo que logra el driver de Nvidia.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Jugar con tres monitores, en modo ultra panorámico, es espectacular sobretodo en juegos de conducción y otros simuladores. Personalmente creo que juegos como los RTS o los FPS están menos adaptados a este tipo de tecnologías porque entre otras cosas normalmente se considera el FOV (campo de visión en ingles) como algo inamovible ya que puede generar, en juego online, una placa ventaja para el que disponga de una resolución mayor de pantalla sobre el resto de jugadores que no tenga esa suerte. Por eso la mayoría de juegos consideran el aumento del FOV como una “trampa” y normalmente se deshabilita por defecto.

Tres pantallas de esta calidad es el sueño de cualquier gamer que se precie de serlo.

Es una tecnología a la que ahora Nvidia añade su tecnología 3D y esto tiene consecuencias. Primero la espectacularidad del 3D simultaneo en tres monitores, que por desgracia es difícil describir en un artículo escrito como este, y por otro lado la sensación de que hasta los motores gráficos más potentes de la marca sufren lo indecible moviendo esta gran cantidad de píxeles en tiempo real. Es como estar jugando a seis juegos simultáneos en el mismo ordenador y si no sabemos ajustarnos en los niveles de calidad podemos sufrir un desencanto fuerte con esta tecnología.

  • Producto: Nvidia 3D Surround
  • Fecha: 10/08/2010 23:37:38