OCZ IBIS 240GB

por Javier Rodríguez 12/04/2011 ...

Introducción

Introducción.

Los discos solidos IBIS de OCZ ofrecen configuraciones RAID de múltiple canal bajo un interfaz propietario que permite velocidades de transferencia de hasta 20gbps por canal. Esto es 3 veces más rendimiento, en configuraciones de un canal, que el rendimiento que se logra con un interfaz SATA 6gbps. Una generación de discos que ofrecen un amplio potencial donde el interfaz deja de ser un problema.

HSDL

HSDL.

High Speed Data Link, estas son las palabras detrás del interfaz de datos que OCZ ha desarrollado para una de sus gamas más avanzadas. Un interfaz destinado a su integración en tarjetas de almacenamiento de alto rendimiento o en soluciones integradas en placa de bajo coste. La ventaja  fundamental del HSDL es que en un bus de un solo canal es capaz de desarrollar hasta 20gbps.

Al final es un sistema similar al que ofrecen otros modelos de la marca ya que este interfaz se traduce después en un bus PCI Express que podemos encontrar en dos modelos de tarjeta, de 4x y 8x, con uno o cuatro canales. Por tanto es similar, en rendimiento definitivo a otras configuraciones de la marca que usan el PCI Express como base. La diferencia es que este interfaz crece siempre por encima de lo que lo hace otros interfaces como el Serial ATA o SAS y por tanto ofrece más potencial para soluciones más avanzadas de configuración de múltiples RAID.

Cada disco IBIS cuenta de serie con una controladora de canal simple capaz de dar servicio a ese disco duro. Estas tarjetas usan un interfaz PCI Express 2.0 con cuatro líneas que ofrece una velocidad máxima potencial de 1GB/s de transferencia en modo 1.0 y hasta 2GB/s en modo 2.0 que es precisamente el potencial máximo del interfaz del disco.

OCZ también ofrece el potencial de conectar hasta cuatro de estos discos mediante una controladora más avanzada, con cuatro canales, capaz de desarrollar hasta 4GB/s de ancho de banda mediante un interfaz PCI Express 2.0 de 8x. Existen controladores para las últimas versiones de Windows, profesionales y domésticas, así como para Linux. De este modo la plataforma se traslada a cualquier tipo de sistema.

IBIS

IBIS.

IBIS es un disco SSD de tamaño de 3.5”. Está diseñado para sacar partido al interfaz HSDL y por ello se compone, en esta primera generación, de cuatro discos SSD, con controladoras Sandforce 1000 Serial ATA2. Esto significa que cada disco, y podemos montar hasta cuatro por controladora, cuenta con cuatro discos independientes trabajando en modos RAID 0. Esto proporciona teóricamente el mismo rendimiento que las unidades Revodrive X2 de PCZ que ya probamos anteriormente. La diferencia está, básicamente en el formato, y el interfaz de comunicación.

El formato es idéntico al de un disco de 3.5" convencional.

El IBIS tiene por el momento ocho capacidades diferentes con prestaciones diferentes entre los modelos de 100-160GB y los de 240 hasta 960GB. Hay opciones de 360, 480 y 720GB intermedias en este segundo grupo. Todos tiene el mismo formato que es el de un disco de 3.5” convencional. La diferencia física está en que solo proporcionaremos alimentación SATA y el interfaz de datos ira directamente a la controladora HSDL.

Alimentación SATA pero datos HSDL.

Las prestaciones van desde los 740MB/s de velocidad de lectura, hasta los 720MB/s de velocidad de escritura de los modelos de más capacidad con 600MB/s de velocidad de escritura sostenida. La capacidad de proceso de los discos esta entre las 100.000 y las 120.000 IOPS de 4k aleatorias en grabación de datos.

La pega es que los discos no soportan TRIM así que deberemos tener especial cuidado en su mantenimiento y por tanto no son recomendables para usuarios que pretendan pinchar y olvidarse. Su controladora tiene bios de arranque así que podemos cargar sistemas desde ellos, consumen 6.6w en reposo y 9.5w en carga, y son por tanto más exigentes en alimentación que un disco mecánico de bajo consumo que ronda los 6w.

Su esperanza de vida es de 2 millones de horas y tiene una garantía de 3 años. La única pega, aunque ahora mismo con las controladoras integradas no podría llegar a desarrollarlo, es que el interfaz de comunicación va limitado a 1GB/s. Los precios de este modelo oscilan entre los 475 Euros del modelo de 100GB hasta los 2400 Euros del modelo de 960GB. Todos integran su controladora dedicada y la opción de controladora de cuatro discos es económica con apenas 85 Euros de coste.

Rendimiento

Rendimiento.

Hemos comparado el rendimiento de este disco con todos los modelos anteriores de SSD que hemos podido analizar en la misma plataforma de pruebas. Estos son los resultados comparativos.

Atto DiskBenchmark 2.46.

Sisoft Sandra 2011. Índice Físico de disco.

PCmark Vantage. Índice de almacenamiento. 

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión.

El IBIS es el disco SSD que mejor sustenta sus capacidades de transferencia de los que hemos probado hasta ahora. Su continuidad en velocidad en todos sus interfaces de comunicación, desde el HSDL hasta el PCI Express 4x por el que conecta a la placa, ofrecen un resultado homogéneo en velocidad y unos resultados muy estables. Tiene la ventaja también de tener menos problemas de compatibilidad que otras soluciones y por su puesto contar con cuatro discos montados sobre una única controladora es una ventaja notable para aquellos que buscan una plataforma de alto rendimiento sin complicaciones.

Su formato de disco de 3.5” lo hace también fácil de instalar pero es evidente que no dispondremos de otras tecnologías importantes para muchos como es la opción de extracción y cambio en caliente, modos RAID avanzados en su controladora de cuatro discos y también la falta de acceso a tecnologías de mantenimiento del rendimiento del disco como  es TRIM.

Enlace de compra:

www.alternate.es

  • Producto: OCZ IBIS 240GB
  • Fecha: 12/04/2011 11:38:24
Secciones: SSDs