Cooler Master Silencio 550

por Javier Rodríguez 10/08/2011 ...

Introducción

Introducción.

Una caja normal, que nos permita albergar cualquier tipo de ordenador pero que también nos proporcione un buen entorno donde reducir los ruidos, donde poder colocar todo tipo de componentes y no tener que pagar una fortuna en ello. Estas son las premisas de la nueva Coolermaster Silencio 550. Una caja que se convertirá en un referente de compra inteligente.

Prestaciones generales

Prestaciones generales.

La Silencio 550 de Coolermaster es una caja semitorre orientada a sistemas de toda índole. Su tamaño, capacidad de almacenamiento y opciones de configuración la hacen idónea para casi cualquier tipo de montaje. Es esta polivalencia y algunas de sus características esenciales las que convierten a la Silencio 550 en una caja excelente de la que ahora mismo detallaremos características y prestaciones.

Extrayendo uno de los módulos de disco, podemos instalar graficas de "largo recorrido". En cualquier caso tarjetas medias como Geforce 560, Radeon 6870, etc entran sin el mas mínimo problema.

Se trata de una caja de dimensiones ajustadas. 210mm de ancho, 451mm de alto y 502mm de largo. Dentro podremos colocar cualquier placa base con formato ATX o inferior como puede ser MicroATX, DTX o Mini-ITX. Esta fabricada en acero con acabados en plástico para el frontal fundamentalmente. Su diseño en torre es bastante convencional con la fuente situada en la parte inferior y un diseño térmico también tradicional con un ventilador frontal, ampliable a dos, apoyados también en el ventilador de la fuente de alimentación para introducir aire fresco dentro de la caja. La expulsión se realiza por la zona posterior mediante otro ventilador de 120mm. Un diseño que todos conocemos y que encontramos ya en cualquier caja.

Las dimensiones de la caja permiten que tengamos 7 bahías de ampliación para tarjetas, tiene tres bahías de 5.25" aunque una de ellas esta utilizada por un modulo que permite conectar un disco duro SATA de forma directa, sin racks. A las unidades de 5.25" debemos añadir un total de 7 unidades de 3.5" en dos módulos. El modulo secundario, el mas grande para cuatro discos, se puede extraer para que esta caja pueda instalar cualquier sistema gráfico por grandes que sean las tarjetas. Perderemos capacidad de disco pero podremos instalar esa tarjeta de grandes dimensiones, tipo Radeon 6990 o Geforce GTX 590, que tan felices nos hacen. Entre las unidades de disco también podremos adaptar dos bahías para tener opción a discos de 2.5" que es el formato en el que solemos encontrar a la gran mayoría de discos SSD del mercado.

La Silencio 550 intenta hacer honor a su nombre y a falta de que sepamos acompañarla si que ofrece algunos elementos con los que cuidar del ruido que genera todo nuestro sistema. Primero Coolermaster ha elegido buenos ventiladores, con bajas velocidades de rotación (800rpm) pero buenos niveles de flujo de aire y segundo se ha aislado buena parte de la caja para evitar que el ruido salga de ella. Los ventiladores frontales cogen aire de los laterales así que dejan espacio para un frontal de caja con tapa, con un acabado de gran calidad en negro espejo, con un material que absorbe el ruido que también se ha utilizado en ambos paneles laterales de la caja.

El frontal de la Silencio 550 además de cuidado estéticamente cuenta también con un buen panel de conectores. Encontraremos puertos USB 3.0, con conexión de tipo macho externo, un puerto USB 2.0, lector de tarjetas SD de alta velocidad y conectividad de audio HD. También encontraremos los botones habituales de encendido y reset así como leds de actividad de disco y de encendido. Ahora es el momento de los detalles.

Otras prestaciones

Otras prestaciones.

Toda caja de calidad no solo debe tener un acabado bueno, que es raro no verlo en cajas de marcas como Coolermaster. Ahora también se exige diseño de calidad y creo que la Silencio 550 es una de las cajas mejor acabadas de los últimos tiempos. Su diseño cuadrado y serio contrasta con un frontal de líneas muy cuidadas, una tapa frontal muy bien rematada y un panel de conectores bien definido, claro y completo. Sus acabados completamente lisos, pintada en negro tanto por dentro como por fuera, y sus formas rectilíneas hacen de la Silencio una caja muy atractiva a la vista. Se han cuidado hasta detalles como los pies de apoyo que son tipo "hi-fi".

Por dentro también esta cuidada ya que nos permite una organización clara de los componentes. Tenemos canalizaciones para ocultar el cableado, y organizarlo para que el flujo de aire se maximice, tememos también filtros de polvo en las entradas de aire, sistemas de retención rápida para las unidades de almacenamiento y detalles adicionales como los silentblocks para las unidades de disco, fuente de alimentación, etc.

Detalle del frontal con los filtros expuestos. Se ve también el aislante acústico instalado en el reverso de la tapa frontal.

Una de sus características mas llamativas es el dock para discos de 3.5" con el que cuenta en el frontal. Es como un rack de disco libre que tan de moda esta en los paneles superiores de las cajas pero aquí camuflado en una de las bahías de 5.25" frontales. Una forma rápida de introducir datos a nuestro ordenador sin necesidad de adaptadores de ningún tipo. El rack cuenta con su conexión de alimentación y datos que irán directamente a la placa base así que tendrá las mismas prestaciones que cualquier otro disco instalado dentro del ordenador lo que nos facilitara funciones como el arranque o el rápido trasvase de gran cantidad de datos.

Conectores internos del rack de conexión rápida del frontal. Soporta SATA2.

Otras prestaciones que encontraremos en esta caja son los taladros para sistemas de refrigeración liquida, útiles tambien para pasar los cables USB 3.0, y también el taladro en la zona de posicionamiento del disipador del procesador que nos facilitara montar y desmontar sistemas de disipación que requieran de un soporte trasero de sustentación. Perfecto para los que gustan de ir renovando sus sistemas de disipación principales.

Detalle del frontal de conectores. USB 3.0, USB 2.0, Entradas y salidas de audio, lector de tarjetas, led de actividad del disco duro, botón de reset y botón de encendido con led integrado.

Experiencia y resultados

Experiencia y resultados.

La Silencio es una caja de gran calidad que tiene un precio realmente atractivo. Podemos encontrarla por unos 80 Euros. Es por tanto una opción de calidad, a un precio razonable con unas opciones amplias para que forme parte de cualquier tipo de ordenador. Su aspecto serio y funcional la puede hacer perfecta para una oficina, con capacidad para montar estaciones de trabajo de gran potencia, como elegante ordenador domestico o incluso como potente HTPC ya que sus formas resultaran atractivas en casi cualquier entorno.

Vista interna con paneles y adaptador para discos de 2.5" en la parte inferior.

Sus sistemas de control de ruido, como son los ventiladores de bajas vueltas con conector molex con control de velocidad, sus filtros de polvo, su canalización de cableado o sus aislantes en varios paneles de la caja son un buen complemento si queremos y sabemos montar una maquina silenciosa. Un buen flujo de aire interno nos ayudara a poder montar componentes de gama elevada y controlar efectivamente el ruido. Nosotros hemos probado con configuraciones de doble gráfica en un montaje de gama media con procesadores AMD y si los componentes acompañan los medios añadidos de la Silencio hacen que podamos disfrutar de un sistema potente y muy silencioso.

La Silencio 550 no es la primera caja con este tipo de accesorio. Ha habido otras y también existen módulos que podemos instalar en muchas cajas del mercado.

Para mi ha sido todo un descubrimiento de caja, sobretodo por el precio que sinceramente no esperaba que fuera tan bajo. Es una caja elegante y preparada con las ultimas tecnologías. Es sencilla y funcional, bien acabada en pintura y chapa y excelente en algunos detalles. Una caja de gama media a tener muy presente. Solo echo en falta algo mas de espacio entre la chapa posterior y la de apoyo de la placa base para tener mas espacio para la canalización de cableado.

Detalle de una de las entradas de aire laterales.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

La Silencio 550 es una caja sorprendente. Lo es porque combina una buena serie de prestaciones de una forma sencilla y sin extravagancias. No usa metales nobles como el aluminio, ni tiene un complejo sistema distribución interna, ni tampoco es una caja colorida. Es un modelo serio para PCs que quieran parecer y ser serios. Sus paneles aislantes del ruido hacen bastante buena labor, tiene capacidad para cualquier tipo de ordenador, no le falta ningún tipo d conector e incluso se permite detalles poco comunes como el lector de tarjetas SD integrado. Me quedo con su diseño sencillo y funcional pero elegante y atractivo.

  • Producto: Coolermaster Silencio 550
  • Fecha: 10/08/2011 10:18:53
Secciones: Cajas de Ordenador