CM Storm Trooper

por Javier Rodríguez 08/11/2011 ...

Introducción

Introducción.

CM Storm es una división de Coolermaster orientada a gamers y esta nueva caja, su primer modelo supertorre, es simplemente perfecta para este tipo de usuario. Es una caja relativamente económica con un diseño agresivo y unas prestaciones orientadas a configuraciones avanzadas donde podemos personalizar el tipo de refrigeración que queremos, el tipo de almacenamiento y donde tendremos el control casi absoluto de cualquier aspecto de la caja.

Prestaciones principales

Prestaciones principales.

La CM Storm Trooper destaca por su tamaño y su diseño agresivo pero su presencia agresiva a base de detalles en chapa perforada y líneas rectas y volúmenes contrasta con un cuidado extenso en los detalles. Muchos meses de desarrollo para conseguir una de las cajas gaming que están llamadas a ser un referente en los próximos meses.

La Trooper es una caja grande, de dimensiones supertorre, con espacio para placas base Extended ATX y por tanto capaz de albergar las placas base ATX XL más completas y complejas del mercado. El tamaño para placa base se completa con una capacidad para nueve slots de ampliación lo que deja espacio para complejas configuraciones graficas de hasta 4 tarjetas de una GPU o incluso sistemas de intensivo calculo en coma flotante donde poder instalar hasta 7 tarjetas gráficas sin ningún problema.

Cara posterior. Con la zona de gestión de cableado.

Su interior permite dos cosas importantes. Primero configurar un almacenamiento a medida de cada usuario y también potenciar la refrigeración dependiendo de esta configuración de almacenamiento. La caja tiene capacidad para montar hasta 13 discos duros de 2.5” y 8 discos duros de 5.25”. Esta capacidad masiva se reparte primero en dos módulos de 5.25” que son orientables con giro de 90 grados y que son capaces de almacenar 4 discos de 3.5” o de 2.5” por cabeza. Estos dos módulos van ventilados y sus bandejas de extracción sin tornillos tienen adaptadores integrados para ambos formatos. Además la caja tiene también un módulo extraíble para cuatro discos de 2.5” que se sitúa en el fondo de la caja junto a la fuente de alimentación. Es una forma perfecta de colocar sistemas SSD RAID de alto rendimiento en una posición donde el cableado será mínimo y quedara bien organizado. También cuenta con un módulo de extracción rápida en el frontal para discos de 2.5” pensado también para este formato de disco que es el más extendido y económico dentro del mercado SSD.

Zona de placa base, con las zonas de entrada de cableado y la bahía para cuatro discos de 2.5" en la parte inferior de la caja.

Detalle de la bahía X-DOCK frontal para discos de 2.5" Serial ATA.

Módulos de disco orientables con giro de 90 grados.

La caja cuenta con 9 bahías de 5.25”. Seis de ellas están ocupadas por los módulos de disco así que nos dejan 3 para unidades de almacenamiento óptico u otros componentes o periféricos. Creo que a día de hoy es capacidad más que suficiente ya que casi todos centramos la conectividad de nuestro PC en lo que nos ofrece la propia casa y muchos ya ni usamos unidades ópticas.

La caja cuenta también con una bahía que esconde una caja donde guardar aquello que consideremos importante. La caja va cerrada, no corre peligro de caerse nada si desplazamos el equipo y va bien oculta dentro del frontal de la caja bajo el embellecedor frontal. Todas las bahías se extraen fácilmente desde el frontal simplemente haciendo presión con dos dedos.

Bandeja para accesorios.

Una caja grande, voluminosa, con un buen paquete de ventilación y otros detalles importantes como un completo panel frontal con opciones añadidas realmente interesantes.

Otros datos

Otros datos.

El diseño de la CM Storm Trooper es espectacular. Su chasis en acero de .8mm de espesor, completamente pintado en negro y sus frontales y parte superior en materiales compuestos logran un resultado realmente bien trabajado. El plástico usado en su parte superior, una de las zonas más llamativa de la caja, es suave, de tacto agradable y cálido y se remata con un panel de conectores realmente completo.

Detalle del frontal de la CM Storm Trooper.

En el panel frontal, que está en la parte superior de la caja pero con cierto grado de inclinación que lo hace más cómodo de manejar, cuenta con dos conectores USB 3.0 (con conector interno de 20 pines), dos conectores USB 2.0, eSATA y conectores HD Audio con entrada y salida de audio tipo Mini-Jack. El frontal cuenta también con botón de "reset" a un lado, dos leds al otro y una zona frontal con funciones avanzadas. De este panel, compuesto por varios botones y leds, destaca el botón de encendido en forma hexagonal y de grandes dimensiones. Tiene un led propio, con el logo de CM Storm. Tres leds se encuentran bajo el y nos indican el nivel de alimentación a los ventiladores principales de la caja ya que esta caja, con dos de los botones bajo el botón de encendido, nos permite controlar la velocidad de rotación de los ventiladores instalados de serie en la caja. Además la caja cuenta con algunos puntos donde añadir ventiladores que también pueden ser controlados desde el frontal. Entre los dos botones de “más y menos” para ajustar la velocidad de los ventiladores encontramos un botón añadido que controla los leds de los ventiladores frontales. Podemos apagarlos y encenderlos desde el frontal.

El diseño con laterales con troquelados destacados mediante chapa perforada hace de la Storm Trooper una caja muy llamativa. Su tenue iluminación en rojo, que es color de marca, hace que la Storm tenga un aspecto muy agresivo pero sin llegar a ser estrafalaria. Su parte superior, con destacadas salidas de aire, está bien rematada, tanto a nivel de materiales como diseño y cuenta con un asa, rematada en goma, para un transporte adecuado de la caja.

La ventilación de la CM Storm Trooper es para mí más que adecuada para cualquier configuración. Dispone de dos ventiladores frontales, que meten aire en la caja, con un tamaño de 120mm a los que se suman un ventilador posterior de 140mm y un ventilador adicional de 200mm en la parte superior sacando aire. Adicionalmente podemos montar dos ventiladores más en el lateral, de 120mm cada uno, y dos más en la parte inferior también de 120mm. Para mí son completamente innecesarios tengamos o no una configuración avanzada de tarjetas gráficas. El volumen de la caja y la cantidad de aire que entra por sus ventiladores de serie es más que suficiente para cualquier configuración.

Ventiladores frontales.

Ventilador superior y trasero.

Los ventiladores de entrada, y de salida, cuentan con filtros lavables. Inferiores, para fuente y también para el ventilador superior. Se extraen fácilmente y como la caja tiene unas patas de altura aproximada de 2cm, tenemos espacio para poder sacar y meter los filtros con facilidad. Decir también que las patas tiene un acabado “hi-fi” que remata muy bien la calidad de acabados de la caja.

Detalle de los filtros inferiores.

Detalles importantes

Detalles importantes.

Esta caja está llena de detalles interesantes que conjuntamente hacen de ella una caja realmente recomendable. Su sistema de configuración de la posición de los discos, que personalmente creo que es mejor en lateral, su control integrado para los ventiladores o para la iluminación y una gran gestión del cableado son algunos de los fuertes de esta caja.

La proyección del led rojo sobre el ventilador negro consigue un colorido con mucho contraste.

No todo es perfecto. La caja tiene también algunos defectos como puede ser que tenga zonas donde hay poco espacio para colocar todo el cableado bien escondido. Hay que tener mucha maña si la fuente tiene muchos conectores para colocarlo todo bien sin que luego colocar la tapa se convierta en un desafío. Si tiene un detalle cuidado como son las protecciones de goma en los troquelados internos para meter el cableado. La abertura inferior, para los conectores de placa es muy grande y eso facilita el trabajo ya que tendremos que canalizar todo el cableado de alimentación desde la zona más baja de la caja. Otro detalle que ha tenido Coolermaster en cuenta es que tantos slots de ampliación, para placas base grandes, hace que difícilmente el conector de alimentación de CPU llegue a su posición en la parte superior de la caja. Para ello se incluye un cable extensor de 8 puntas.

La caja cuenta con un décimo slot de ampliación que está situado de forma perpendicular al resto. De serie nos servirá para fijar el cableado de los periféricos y evitar “hurtos” cuando usamos el PC en Partys o sitios públicos. Para mi tiene también una utilidad interesante que es la de colocar puertos añadidos, desde los conectores internos de placa o también situar otros accesorios como extractores de aire.

Se han añadido también tres puntos de entrada para cableado o tubos de refrigeración liquida. El ventilador posterior tiene puntos de fijación para ventiladores de 140 y 120 milímetros. Otro detalle muy interesante es que la zona de apoyo de placa tiene una zona abierta de grandes dimensiones para que podamos trabajar los sistemas de disipación, con anclajes posteriores, sin tener que desmontar la placa base que suele ser muy cómodo para montar sistemas de refrigeración liquida o grandes disipadores convencionales.

Experiencia personal

Experiencia personal.

La CM Storm Trooper llama mucho la atención por su diseño y su frontal. Sus accesorios y detalles son de calidad y su precio no es excesivo para el tamaño de caja del que estamos hablando. Es una caja equilibrada con un gran frontal de conectores, detalles que vemos quizás solo en cajas de equipos comerciales (como su slot frontal para discos) y que nos permitirá montar el equipo de juegos con el que soñamos.

Precisamente esta caja, con su magnífico formato, invita a montar un ordenador y ver como es el resultado. Nosotros hemos cogido nuestra mesa de pruebas AMD más moderna, con los nuevos procesadores AMD FX de 8 núcleos, hemos montado su sistema de refrigeración liquida y dos tarjetas gráficas de gama media en SLI. A la ecuación sumamos una fuente OCZ de calidad, con 750w de potencia y un sistema de almacenamiento hibrido de primer orden como es el OCZ Revodrive Hybrid. Una configuración de primer orden que parece hasta poco para el tamaño de esta caja. Es un modelo destinado a maquinas realmente complejas, con grandes y potente graficas (hasta 320mm de largo) y placas base de gran formato con las prestaciones más complejas y elaboradas.

El diseño para mi es bueno, perfecto para su público objetivo, y su organización y mantenimiento se hace cómodo. Para mí, en los días que hemos podido disfrutarla, es una de las cajas de más calidad y más llamativas que hemos tenido la suerte de analizar.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

CM Storm, como marca gaming de Coolermaster, hereda toda una tradición de cajas supertorre de las máximas prestaciones. La Trooper es un modelo excelente con unas prestaciones de primera, un diseño cuidado, unos acabados de gran calidad en un formato para Pcs de muy alto rendimiento donde el espacio y las formas sean fundamentales para lograr el objetivo de montar una máquina de máximas prestaciones.

Su precio con impuestos ronda los 160 Euros y sin duda es un precio muy atractivo para una caja de este tamaño. Un punto de partida con un precio razonable para esa máquina gaming que siempre has querido poseer.

  • Producto: CM Storm Trooper
  • Fecha: 08/11/2011 22:57:20
Secciones: Cajas de Ordenador