OCZ RevoDrive Hybrid

por Javier Rodríguez 21/11/2011 2

Introducción

Introducción.

Discos SSD de interfaz PCI Express ya conocemos unos cuantos y los hay de potentes prestaciones pero todos tienen algo en común. Son muy caros y sus capacidades son ajustadas. Ahora OCZ da respuesta a este problema con el nuevo Revodrive Hybrid.

Prestaciones técnicas

Prestaciones técnicas.

Este nuevo disco combinado de OCZ suma a un disco SSD en configuración RAID 0 un disco duro mecánico de formato de 2.5” con una capacidad de 1TB. Es una solución combinada que usa un solo PCI Express x4 de segunda generación produciendo altos niveles de rendimiento gracias a su sistema de cacheado por software y a su plataforma de control virtualizada.

Súmale a un Revodrive 3 de 100GB un disco mecánico de 1TB y esto es lo que tienes. Un disco que nos permitirá una cantidad de almacenamiento notable a la vez que disfruta de velocidades SSD de primer orden gracias a su sistema de doble disco con cacheado profesional.

El Revodrive Hybrid es un disco duro de 1TB que dispone de 100GB de cache de alta velocidad. Este es el concepto. El almacenamiento de 1TB viene a cargo de un disco mecánico de 2.5” con velocidad de rotación de 5400 vueltas. El consumo es prácticamente el de un disco SSD así que no requiere de alimentación añadida, con la del slot le basta y sobra. A este disco de 1TB se le aplica una cache de tipo SSD con 100GB de capacidad configurada por dos discos de 50GB impulsados por sendas controladoras SF-2281 de Sandforce.

Las velocidades que alcanza su disco cache es de hasta 900MB/s en lectura, 810MB/s en escritura y tiene capacidad para procesar hasta 120.000 IOPs en escritura aleatoria con una escritura media de hasta 65.000 IOPs.

El disco se monta con una controladora VCA 2.0 de OCZ que permite mantener prestaciones de disco independiente con TRIM, con comandos CCQS únicos para esta tecnología de OCZ que consigue mas eficiencia y menos carga de CPU.   Todo esto en una única tarjeta con bios de arranque propia y anchos de banda que pueden alcanzar los 2000MB/s gracias a su interfaz PCI Express 2.0 de 4x.

Cacheo del disco de almacenamiento

Cacheo del disco de almacenamiento.

El sistema de cache de este disco, como el de casi todos los sistemas que hay en el mercado, se hace a nivel de software y dentro del sistema operativo. OCZ utiliza licencias de Dataplex para dar servicio a sus soluciones hibridas. El software realiza una un sistema de cacheado del disco mecánico a través de los archivos que mas usamos en nuestro ámbito normal de trabajo. Esto hace que sobretodo sistema operativo y programas mas usados sean los que entren dentro de los 100GB de cache que permite esta unidad. Los datos calientes se introducen en el disco SSD, se accede a ellos directamente, y se actualizan en el disco mecánico tras las modificaciones.

Los datos fríos, los que usamos esporádicamente o recién llegados, se ejecutan desde el disco mecánico. Esto hace que los datos a los que mas accedemos, programas que mas usamos, juegos de los que mas disfrutamos, se ejecuten a velocidades de disco SSD a la vez que mantenemos una capacidad/coste bastante razonable siendo además transparente para el usuario que solo tiene que preocuparse de una “letra” de unidad. Trabajaremos normalmente y el disco SSD se encargara del resto.

Para trabajar de este modo basta instalar sistema operativo en el disco mecánico y configurar, mediante el software Dataplex que incluye el disco, el disco SSD como cache del disco mecánico. Simple, funcional y eficiente.

Otro modo de uso

Otro modo de uso.

Otro modo de uso que se me ocurre para esta unidad y que hemos aprovechado. Es la de trabajar las dos unidades de forma independiente. La bios de arranque de OCZ hace que el primer disco donde mira para arrancar sea el disco mecánico pero los drivers, cuando instalamos Windows, ven las dos unidades. Esto nos permite usar el disco SSD destinado a cache como un disco SSD normal, instalar el sistema, nuestros programas, y dejar el disco mecánico como una unidad de almacenamiento añadida. Evidentemente perdemos la facilidad de uso y lo transparente del sistema de cache pero tenemos una opción mas de saber exactamente que queremos que corra a velocidad SSD y que queremos como simple almacenamiento.

Es una práctica que frente al uso de un disco mecánico y discos SSD nos simplifica la instalación y nos permite trasladar nuestro sistema de plataforma en plataforma sin tener que reinstalar el sistema operativo o prepararlo para el cambio. Además el software de cache Dataplex detecta cambios de hardware en su control de licencia y tendremos que pedir liberaciones de licencia si queremos cambiar de sistema y llevarnos nuestro disco hibrido a cualquier maquina sin problemas de driver de arranque o licencias que actualizar.

La ventaja es que sabremos que y como tiene que ir en la parte SSD RAID 0, que necesitaría de dos discos si lo montásemos por nuestra cuenta, y que en la parte mecánica. Un total de tres unidades de almacenamiento, con sus cables, que instalamos en una sola tarjeta. Una opción a valorar que a mi personalmente, acostumbrado a organizar datos entre SSD y discos mecánicos, me parecía interesante de comentar.

Muchos ya nos manejamos entre discos SSD y mecánicos organizando nosotros mismos

donde almacenamos cada cosa.

Pruebas de rendimiento

Pruebas de rendimiento.

Hemos comprobado como el sistema de cacheo del OCZ Revodrive Hybrid actúa no solo de forma natural con datos que vamos usando sino como también es capaz de aprender de otro tipo de aplicaciones mas volátiles como los los benchmark sintéticos que crean archivos temporales para medir velocidades de lectura y escritura.

ATTO Diskbenchmark 2.46.

ATTO es el benchmark de referencia que usan muchos fabricantes para darnos a los usuarios referencias del rendimiento de sus discos. En la tabla veis el rendimiento del disco mecánico sin apoyo del SSD, el SSD también de forma independiente y luego el sistema de cache en una sola pasada y el mismo test después de tres pasadas donde el software de cache ya tiene los datos en el disco SSD.

AS SSD Benchmark.

AS SSD es una prueba mas exigente a la que hemos sometido al disco SSD en solitario y varias cargas al disco en modo cache. La perdida es evidente pero la mejora sobre el disco mecánico seria de casi cuatro veces mas rendimiento.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Esta unidad es compatible con Windows, de momento, en su versión 7 de 32 y 64 Bit. Es una dependencia no tanto de la controladora sino del software de cacheo del que hace uso. Tiene un total de 3 años de garantía directa con OCZ y sus tiempos medios de vida rondan las 600.000 horas que dependen sobretodo del disco mecánico instalado.

El Revodrive Hybrid traduce en un disco de 400 Euros lo mejor y lo peor de un sistema hibrido. Lo peor es que dependemos de un programa para el sistema de cacheo y lo mejor es que reducimos en una única tarjeta el montaje de dos discos SSD en RAID 0, que no tendrían funciones avanzadas como TRIM, y un disco mecánico en una sola tarjeta completamente integrada y de funcionamiento solido.

Los resultados de rendimiento y nuestra experiencia con la unidad avalan su buen funcionamiento, su rapidez y su capacidad de producir esa combinación de velocidad y almacenamiento a un precio razonable. El Revodrive Hybrid cuesta 400 Euros, con esta configuración de discos SSD y mecánico, así que tiene un precio bastante razonable para ser una solución tan integrada. Toda una compra para entusiastas y profesionales que quieran velocidad sin complicarse la vida gestionando espacios de disco reducidos a un precio razonable.

  • Producto: OCZ RevoDrive Hybrid.
  • Fecha: 21/11/2011 23:15:21
Secciones: HDDs SSDs