Llega la séptima generación Core de Intel, para portátiles

por Javier Rodríguez 30/08/2016 3

Mismo proceso de fabricación: Intel ha profundizado y optimizado su proceso de fabricación de 14nm para la producción de esta nueva arquitectura. No ofrece cambios importantes, pero sí que se consigue una producción más afinada y otras técnicas, de las que hablaremos ahora, para alcanzar una mejora de rendimiento por ciclo de en torno al 10%. Gráfica y CPU comparten el mismo die, lo que podeis ver en las imágenes, de algunos modelos, es que se componen  de un solo chip para chipset y procesador.

El mismo socket en sobremesa: no renovamos proceso de fabricación, tampoco socket en las versiones para equipos de sobremesa. Esto invita a pensar que los diferentes fabricantes de placas proporcionaran a sus clientes opciones de actualización de BIOS que soporten estos nuevos procesadores.

Una gráfica más potente, pero fundamentalmente para video: uno de los cambios más esperados de esta generación era una gráfica bastante más potente que acercara el rendimiento de los gráficos integrados de Intel a un verdadero soporte en juegos de resolución 1080p con niveles de calidad elevados. Esto no va a ser así porque Intel ha centrado sus esfuerzos en ofrecer un mejor soporte para tecnologías de video modernas como el 4K, en sus diversos formatos de video, pero especialmente en la capacidad de la gráfica de procesar video H.265 sin necesidad de aporte de cálculo por parte del procesador. Esto debería mejorar la autonomía de ordenadores con estos procesadores reproduciendo este tipo de contenidos.

La misma conectividad: aunque veremos a Intel presumir de la conectividad mejorada de esta generación la verdad es que no ofrecen ninguna novedad al respecto. Todo lo que veremos en máquinas con estos procesadores ya lo hemos visto con Skylake. Sin embargo, alguna de estas tecnologías, sobre todo Thunderbolt 3, todavía tienen mucho camino que recorrer para que sean realmente un estándar del que todos podamos sacar partido. Esta tecnología ofrece conectividad combinada, USB-C, video de ultra alta definición y datos de hasta 40Gbps por canal en un solo conector.

Mejores diseños, más delgados y con más autonomía:  si bien estos procesadores permiten más eficiencia energética lo cierto es que tampoco habrá reducciones de consumos salvo en lo que se refiere a los perfiles energéticos que pueden escoger los fabricantes para sus dispositivos. Esto significa que podremos tener la potencia de una maquina con un procesador Skylake con una reducción de consumo. Esto se profundiza más cuando reproduzcamos o creemos video de formato UHD en formatos como el H.265.

Procesadores disponibles por ahora:

De momento todos los procesadores, tres en cada gama, son para portátiles. Los modelos de sobremesa no llegarán hasta algunos meses despues pero antes de navidades. Estas son las propiedades de los chipsets que les dan vida: