Nueva generación Core con gráficos integrados en la CPU

por Javier Rodríguez 04/01/2010 ...

Introducción

Introducción.

La arquitectura Core 2 que tan buenos resultados ha dado a Intel en los últimos años quedara a partir de hoy en una solución secundaria relegada a procesadores de gama baja o de muy bajo consumo gracias a la incorporación de diecisiete procesadores nuevos dentro de las gamas Core i3, Core i5 y Core i7. Diecisiete procesadores nuevos tanto para ordenadores de sobremesa como ordenadores portátiles que introducen novedades importantes como es la integración de una GPU dentro del encapsulado del procesador o la incorporación de nuestras instrucciones orientadas a la encriptación por hardware.

Nuevos procesadores. Tecnología.

Esta nueva generación de procesadores cambiaran notablemente la oferta de ordenadores sobremesa y portátil ya que precisamente afectan a las gamas más accesibles para todo tipo de usuarios. Dentro de poco será difícil ver procesadores Core 2, duales o cuádruples, tanto en ordenadores sobremesa como portátil e incluso Intel espera 400 nuevos modelos de ordenadores prácticamente disponibles desde el lanzamiento de estos procesadores.

Esta nueva gama de procesadores incorporan a las gamas más bajas tecnologías que usuarios de procesadores de precios más elevados han estado disfrutando ya por más de un año e introducen mejoras interesantes hasta ahora desconocidas. La principal de estas novedades es que estos procesadores son algo más que un procesador únicamente ya que integran en su mismo “die” una tarjeta grafica así como otras mejoras ya existentes como la controladora de memoria o nuevos buses de alta velocidad.

Los nuevos Core i3 y Core i5 de sobremesa, así como Core i3, Core i5 y Core i7 de portátil que hoy se hacen oficiales montan una tarjeta grafica, denominada Intel HD Graphics G6150. Esta tarjeta, de la que luego hablaremos más tranquilamente, está fabricada mediante un proceso de 45nm y se incorpora dentro del encapsulado del procesador para una reducción de consumo y una mayor integración. Los nuevos procesadores también presentan mejoras en su proceso de fabricación con un nuevo proceso de 32nm que reduce notablemente el consumo de estos procesadores manteniendo TDPs máximos de 87w en el modelo de mayor consumo y tan solo 73w en los modelos convencionales y siempre incluida la tarjeta grafica.

Todos estos nuevos modelos tienen en común algunas prestaciones además de la tarjeta grafica integrada. Son procesadores de dos núcleos con Hyperthreading por lo que tienen capacidad para procesar 4 threads de forma simultánea. Todos los modelos Core i5 y Core i7, no así los Core i3, incorporan también la tecnología TurboBoost de Intel, que permite el aumento controlado de la frecuencia del mismo cuando es necesario. Hasta ahora hemos conocido el TurboBoost como un método para sacar partido del procesador cuanto todos sus núcleos no están siendo utilizados. En los procesadores Core i5 y Core i7 de cuatro núcleos esto significaba que en aplicaciones que usaran uno o dos núcleos únicamente el procesador era capaz de aumentar la frecuencia de estos que están en uso para mejorar el rendimiento sin aumentar el consumo del procesador y siempre dentro de la perspectiva de la total seguridad para la estabilidad del sistema.

Oblea de 300mm con los nuevos procesadores de Intel de la gama Core 2010.

El TurboBoost en estos procesadores nuevos, que recordemos son de dos núcleos reales, se activa de forma dinámica cuando es necesario sea cual sea el numero de núcleos que estén en uso. Cierto es que los niveles de aumento de frecuencia no son tan elevados como en los últimos procesadores Core i5 y Core i7 lanzados al mercado, con socket 1156, pero será una opción siempre presente. En el caso de los procesadores orientados a portátiles este sistema de frecuencias se combina con el control de frecuencias del chip grafico que en caso de las soluciones de sobremesa, por razones obvias, no es tan necesario.

Estos nuevos procesadores, de socket 1156 todos ellos, integran también nuevas instrucciones aparte de su nuevo y más reducido y eficiente proceso de fabricación. Disponen también de una controladora de memoria DDR3 con doble canal y de una capacidad innata de encriptación por hardware con la incorporación de nuevas introducciones orientadas a la aceleración de procesos que usen el protocolo AES como medio. Por supuesto las aplicaciones deberán estar preparadas para sacar partido de estas nuevas características pero la mejora es notable en estos casos.

Nueva gama de procesadores

Nueva gama de procesadores.

Cinco nuevos procesadores Core i7 de portátil, ocho nuevos procesadores Core i5 de los cuales cuatro son para ordenadores sobremesa y otros tantos para ordenadores portátiles, cuatro nuevos procesadores Core i3 para sobremesa. Esta es la lista rápida de nuevas ofertas que encontraremos en plataformas de gama baja y media de Intel tanto para ordenadores de sobremesa como portátiles.

Estos nuevos procesadores más integrados permiten realizar ordenadores más ligeros, más compactos y más eficientes térmica y energéticamente. Nuevas creaciones que pasaran por precios muy variados y por características también muy diversas.

Dentro de los nuevos procesadores Mobile encontraremos una variedad notable pero hay algunos modelos que conformaran la oferta más económica y accesible para todos. Estos modelos son los Intel Core i5 430 así como los dos procesadores Core i3 que también se integran al nuevo catalogo de procesadores “Mobile”. Estos procesadores tienen un TDP medio de 35 vatios aunque también encontraremos algún modelo de ultrabajo voltaje como el Core i5 520UM, Core i7 620UM o Core i7 640UM que relegan las frecuencias elevadas a un segundo plano para reducir su consumo hasta la mitad. Este tipo de procesadores darán vida a una nueva generación de equipos de gran autonomía y perfiles muy reducidos con rendimientos muy elevados.  Por otro lado encontramos dos procesadores, dentro de la gama Core i7, que están en un consumo medio, ofreciendo frecuencias más elevadas que los “ultra Mobile” equilibrando la balanza en unos 25w con un potencial de proceso muy elevado.

El procesador más potente para la nueva plataforma móvil pasa por el Core i7 620M. Un procesador con frecuencia base de 2.66GHz, 4MB de cache y modo TurboBoost de 3.33GHz. No es el procesador más potente del catalogo móvil de Intel, que todavía por un tiempo serán los Core i7 de la serie 7 con cuatro núcleos y ocho threads, pero es un procesador a tener muy en cuenta para combinar una autonomía interesante con una potencia superior a cualquier Core 2 actual.

Seis son los nuevos procesadores para ordenadores sobremesa que se presentan hoy. Todos ellos dentro de las prestaciones ya descritas pero en dos gamas diferenciadas sobretodo por el uso del TurboBoost. Los dos procesadores de gama Core i3 carecen de esta función pero mantienen el resto de prestaciones incluida la memoria cache. Todos ellos montan un procesador grafico de 600MHz, salvo el modelo Core i5 661, que incorpora una variante más rápida de 900MHz a cuenta de un consumo mayor que pasa de los 73 hasta los 87 vatios.

Las frecuencias oscilan entre los 2.93GHz, del Core i3 530, y los 3.46GHz del Core i5 670. Las modalidades TurboBoost de los Core i5 aumentan las frecuencias de trabajo hasta los 3.73GHz por lo que por regla general estos modelos de dos núcleos son bastante mas rápidos en términos de frecuencia que sus hermanos de 45nm en buena parte gracias a esta reducción del proceso de fabricación. Más frecuencia con menos consumo que a día de hoy puede resultar en una eficiencia real más directa ya que pocas aplicaciones son capaces de sacar partido a cuatro núcleos.  

Nuevos chipsets. Nuevas soluciones

Nuevos chipsets. Nuevas soluciones.

Para estos nuevos procesadores se necesitan nuevos chipsets capaces de dar utilidad a las nuevas prestaciones. Todos ellos están basados en buena parte en el ya conocido P55 por lo que todos están diseñados en una solución de un único chip. La desviación de la controladora de memoria, la tarjeta grafica y los buses de alta velocidad al procesador permiten reducir el número de chips del chipset de dos a uno por lo que podremos encontrar soluciones más compactas y eficientes.

Un total de siete nuevos chipsets donde encontraremos versiones para equipos sobremesa (H55, H57, Q57) y versiones para equipos portátiles con mejor eficiencia energética y prestaciones muy similares (HM55, HM57, QM57, QS57). Todos ellos introducen la conectividad necesaria para aprovechar las prestaciones de las tarjetas graficas integradas en los nuevos procesadores.

En general disponen de entre 12 y 14 puertos USB, dependiendo de la versión integrada, soporte para tarjetas graficas PCI Express 2.0 de 16, entre 6 y 8 líneas adicionales para PCI Express 2.0, seis puertos SATA con funciones RAID y la incorporación de un sistema de control de ruido integrado directamente en el chipset.

Las variaciones entre chipset son interesantes porque algunos integran mejoras importantes en temas de seguridad como el sistema antirrobo o la gestión remota (Q57) orientados a mercados profesionales. Otra de sus mejoras es la posibilidad de hacen cambios en caliente escogiendo entre la tarjeta grafica integrada en el procesador o una tarjeta grafica dedicada no importa cuál sea su marca. De este modo tendremos soporte por hardware a algo muy útil como es poder cambiar entre tarjetas graficas integradas, normalmente más económicas a nivel energético, o cambiar a gráficos dedicados más potentes cuando así lo requiramos.

Pero no solo se incorporan nuevos procesadores y chipsets. También veremos nuevos chips inalámbricos Wifi y Wimax con lo que se modifica completamente la plataforma móvil actual. Los nuevos chips inalámbricos son tres. Por un lado el ya conocido Intel Centrino 1000 que ya montan muchas maquinas recientes como este Acer Timeline 1810TZ desde donde escribo estas líneas pero otros nuevos chips dentro de la serie 6000 ofrecerán nueva dimensión de rendimiento. Por un lado se estandarizan en las gamas medias y altas las velocidades superiores a los 300Mbits gracias al Advanced Centrino-N 6200 y se mantienen los picos más altos de velocidad en 450mbits con el nuevo Intel Centrino Ultimate-N 6300.Tambien se incorpora al catalogo el nuevo Centrino Advanced-N + Wimax 6250 que incorpora ambas tecnologías en la misma tarjeta mini Pci express de formato compacto.

La plataforma vPro también se potencia con prestaciones de las que ya hemos hablado y que afectan sobretodo a las versiones 57 de los nuevos chipsets que son las orientadas a mercados empresariales o profesionales. Ahora la administración remota será más directa, soportada por el hardware con lo que tendremos acceso directo a lo que el usuario ve con indiferencia del sistema operativo instalado o del estado en el que este se encuentre incluidos pantallazos azules. Los nuevos sistemas antirrobo para bloqueo remoto de ordenadores o el control remoto de los sistemas de encriptación potencian la seguridad de los sistemas con esta nueva plataforma.

Prestaciones gráficas

Prestaciones gráficas.

Los milagros no existen y no podemos esperar que una grafica integrada en un procesador, por moderna que sea, compita con soluciones dedicadas en cuanto a potencial de proceso de juegos hablamos. Lo que si podemos esperar de los nuevos chips gráficos integrados en estos procesadores es un soporte perfecto para sistemas operativos recientes, como Windows 7, y para las tecnologías multimedia mas punteras.

No tendremos un gran motor grafico para juegos pero si un motor grafico adaptado a las necesidades más generales de la mayoría de usuarios con independencia de que luego queramos aprovechar mejor nuestros gráficos con otros chips dedicados más eficientes. El nuevo HD Graphics 6150 de Intel soporta las últimas tecnologías conectivas como HDMI 1.3, Displayport 1.1 así como soporte de legado a DVI y VGA con resoluciones máximas de 2560x1600 puntos y soporte multimonitor. Esta nueva tarjeta también potencia su capacidad de conexión con una autodetección de conexión a televisiones que maximiza sus buenos resultados con televisores modernos y no tan modernos. Por supuesto al integrar una solución HDMI 1.3 podemos contar con sonido de última generación con soporte de estándares como Dolby True HD, DTS-HD Master Audio con sonido 7.1 y pleno soporte de Bluray.

Su capacidad de reproducción de video de alta definición está garantizada. Soporta el estándar DVXA así que podemos contar con aceleración de video Web gracias a Flash 10.1, aceleración de video de alta definición en formatos MKV, DivX y otros como ya disfrutan todos los usuarios de los chips GMA 4500MHD e incorpora nuevas prestaciones orientadas a Bluray con capacidad para la reproducción de dos “pistas” simultaneas por hardware compatibilizándolo así con nuevos estándares Bluray como serán los bluray 3D de próxima aparición.

Un nuevo interfaz grafico hará de su panel de control una opción mucho más amigable y completa con opciones antes no existentes como el “wizard” para conexión a televisores o la posibilidad de crear resoluciones no estándar. Es un interfaz mucho más estético y accesible donde configurar sistemas de monitor múltiple será mucho más sencillo.

En cuanto al soporte para juegos hay que decir que aunque notablemente más rápidas que la anterior generación estas nuevas tarjetas graficas integradas en el procesador no son capaces de competir con gamas bajas de otros fabricantes con chips dedicados y más bagaje en este tipo de entuertos. Bien nos servirá para jugar a juegos RTS, incluso World of Warcraft se mueve con cierta soltura pero no podemos esperar de estos nuevos chips más que soporte para juego casual a cosas donde los elementos gráficos no sean una prioridad.

Lo que si tiene es soporte completo de DX 10, con 12 unidades de sombreado completamente programables, soporte para OpenGL 2.1 y Shader Model 4.0 pero su potencia bruta no es suficiente para competir con otras soluciones integradas como las actuales Radeon 4200 de AMD o chips dedicados de gama baja como los Geforce 9400-9500.

Pruebas prácticas con un Core i5 661

Pruebas prácticas con un Core i5 661.

Nuestra plataforma de pruebas combina un procesador de gama media como es el Core i5 661 con grafica a 900MHz con una solución de placa base de gama de entrada como es la “Tom Cove” con el chipset H55. Hacen una pareja interesante donde comprobar por un lado como rinden estos procesadores, que tipo de soluciones compactas nos ofrecerán y como es capaz de moverse la versión más capacitada de la nueva tarjeta grafica integrada de 45nm.

Hemos sometido al equipo a algunas pruebas generales donde conocer de un vistazo rápido de que es capaz esta plataforma sin adentrarnos, que tendremos tiempo, en otras opciones como el overclocking. Hoy conoceremos la capacidad de esta plataforma tal cual es y tal cual la encontraremos integrada en cientos de nuevos PCs.

La DH55TC es una de las placas base que Intel lanzara para acompañar a los nuevos procesadores.

Rendimiento Sintético. Cinebench, Sandra.

Este procesador da guerra a procesadores de cuatro núcleos como el Phenom 2 965.

Aunque en temas multimedia pierde algo el ritmo de procesadores con mas capacidad

de proceso paralelo real.

El ancho de banda proporcionado por su controladora integrada también es notable.

Cinebench saca buen partido del Hyperthreading de este procesador. Consigue una mejora de 2.27 veces

el rendimiento de un solo núcleo con el uso de sus cuatro threads.

Aquí vemos como el modo Turboboost se activa incluso cuando sometemos a carga total

a los cuatro Threads del procesador. En este caso aumenta hasta los 3.5GHz como vemos mediante Tmonitor.

Rendimiento Suites. PCMark y 3DMark Vantage, Windows Experience Index

Rendimiento Suites. PCMark y 3DMark Vantage, Windows Experience Index.

El resultado del test de Windows se ve limitado por un resultado de 4.9 puntos en el rendimiento de Aero.

El resto de resultados son bastante buenos destacando los 7.1 puntos del procesador.

PCMark Vantage ofrece un resultado bastante bueno.

Bastante bien combinado y rendimiento muy equilibrado.

3DMark ofrece un resultado mediocre y en modo de calidad más básico.

La CPU no tanto con algo mas de 9000 puntos.

Flash por hardware

Flash por hardware.

En poco tiempo nos habremos olvidado de los problemas de reproducir video de alta definición mediante flash como ocurre en decenas de paginas dedicadas a video como Youtube, etc. La nueva generación de codecs flash soportan la asistencia del proceso mediante las tarjetas graficas de nuestros ordenadores y en el caso de las nuevas tarjetas graficas integradas en estos procesadores el soporte también esta presente. El nuevo flash, que ya se puede descargar en forma de Beta 2 de la versión 10.1, usa el estándar DVXA que es compatible con todas las marcas de tarjetas graficas del mercado como son Intel, AMD o Nvidia.

El resultado en la grafica de nuestro Core i5-661 es bastante bueno con un consumo inferior al 10% dejándonos muy liberado el sistema para otras tareas. Este tipo de soporte lo encontraremos en cualquier procesador de esta generación así que estará presente tanto en ordenadores sobremesa como portátiles.

Consumo del 6% visualizando video 720p en Youtube.

Soporte de Video.

Con tanto movimiento de información que ha movido Nvidia en los últimos meses alrededor del CUDA llega un momento en que el usuario se piensa que la única forma de ver video asistido por hardware es utilizando una tarjeta grafica de esta marca y eso realmente no es así. Ya hemos visto el ejemplo del Flash y en el caso de Intel y AMD encontramos soporte dentro de las principales aplicaciones de este tipo. Un ejemplo son PowerDVD y WinDVD que ya tienen versiones con soporte para estos nuevos procesadores y sus graficas o decenas de programas alternativos que usan estándares como DVXA para la aceleración por hardware de los procesos de descodificación de video en todo tipo de codecs y contenedores. No encontraremos el mas mínimo problema para sacar partido a las prestaciones de descodificación de video de alta definición de este nuevo procesador y de su nueva tarjeta gráfica.

WinDVD es uno de los muchos programas que están ya adaptados

a los nuevos procesadores de Intel.

Rendimiento en juegos

Rendimiento en juegos.

Si tu idea es jugar con esta nueva generación de procesadores y sus tarjetas graficas integradas es bueno que sepas que deberás elegir muy bien con que juegos pretendes utilizar estos nuevos chips gráficos. De lo primero que te tienes que olvidar es de usar niveles de calidad altos y de las resoluciones mas elevadas. Partiendo de esta base puedes disfrutar bastante con juegos actuales sobretodo si tu uso va a ser esporádico.

Resident Evil 5 se arrastra en calidades bajas y resoluciones reducidas de 1280x720 puntos.

Dead Space es "jugable" en resoluciones bajas y calidades también recortadas. 1280x720 calidad baja, 20-30FPS.

Grid Defense es bastante mas asequible para esta grafica. Aun así la calidad baja o media es una necesidad.

1280x720 calidad baja, 40-50FPS.

Con estos tres ejemplos tenemos claro que tipo de juegos podremos ejecutar sin problemas. Juegos con motores gráficos básicos y con entornos de calidad reducidos. Todo lo demás esta fuera del alcance de estos chips gráficos integrados en la CPU. Pero como también vemos siempre es posible divertirse con el PC si sabemos buscar los juegos adecuados. No todo son FPS de mucha calidad gáafica, por suerte, en el extenso catálogo de juegos para PC.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Creo que la nueva oferta de procesadores con gráficos integrados revolucionara mas el entorno del portátil sobretodo porque estos procesadores traerán mas rendimiento y una nueva plataforma mas eficiente a este entorno. En el caso de los equipos sobremesa las novedades son menores, la competencia en este rango de productos también es mayor y existen notables alternativas a esta nueva oferta de Intel. Los procesadores en si tienen un comportamiento perfecto y la gráfica es más que suficiente para un uso convencional del nuevo ordenador.

Podremos jugar algo, ver video con gran calidad, con una potencia de proceso elevada en cuanto a procesador se refiere y soluciones mas integradas, mas silenciosas, más económicas y con tecnologías de ultima generación. Aun nos queda, de todos modos, analizar un aspecto que siempre resulta interesante en cada nuevo procesador que saca Intel al mercado que no es otra cosa que su capacidad de overclocking. Estos nuevos procesadores, de solo dos núcleos y menor proceso de fabricación pueden ser una plataforma perfecta para que los amantes del overclocking se entretengan un rato.

Sea como fuere estos procesadores introducen notables novedades en el catalogo de gama media y baja de Intel con rendimientos desconocidos y prestaciones punteras que abrirán una nueva generación de ordenadores tanto de sobremesa como portátil. Personalmente creo que podemos esperar grandes maquinas, sobretodo portátiles, con esta nueva plataforma gracias a perfiles mas reducidos, autonomías elevadas y muy bien conjuntadas con una potencia de proceso excelente.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Temas Relacionados: Procesadores Procesadores