Conociendo las últimas tecnologías de Intel

por Carlos 18/10/2003 ...

Con la reciente aparición de más y más procesadores y tecnologías en que se basan no es difícil confundirse, y mucho menos no saber lo que se esta comprando. Desde los Pentium 4 hasta los Itanium pasando por las tecnologías Hyper-Threading y Extreme Edition, y esto solo en términos de ordenadores de sobremesa. En los portátiles oscurre algo similar.

Conociendo las últimas tecnologías de Intel, Imagen 1

Por lo tanto, con este tutorial no se pretende otra cosa que acercar al usuario a las nuevas tecnologías en relación a los microprocesadores y los nuevos productos de Intel, y que en consecuencia sean capaz de decidir por si mismos cual de las actuales opciones les conviene más teniendo en cuenta lo que recibirán de dicho procesador y lo que necesitan.

Este tutorial toca temas como el Hyper-Threading, desde como funciona hasta como se ha llegado a él y sus ventajas, el Extreme Edition, los últimos Intel Pentium M y el certificado Centrino. Y en la rama de procesadores dedicados a servidores se tratará el Intel Itanium.

Hyper-Threading

El hyper-threading es una de las últimas tecnologías que ha incorporado Intel en sus procesadores para conseguir, no una mayor velocidad, sino un mayor rendimiento. Los procesadores con hyper-threading mantienen la misma velocidad que los que no lo tienen, pero notaremos un gran cambio en la velocidad de ejecución de los programas.

Para comprenderlo mejor vamos a seguir la historia desde el principio, cuando aún ni se pensaba en esta tecnología.

Conociendo las últimas tecnologías de Intel, Imagen 2

Procesador MonoTareas

Cuando un programa se esta ejecutando se carga en la memoria RAM y envía instrucciones al procesador. Estas instrucciones, la memoria RAM asignada a estas y los demás recursos que esté usando se llaman proceso. En un principio los primeros procesadores comerciales tomaban estos procesos uno por uno, es decir, cuando a nuestro procesador comenzaba con uno no atendía a los demás hasta que hubiera acabado con el primero. Por lo que teníamos que esperar que terminase de hacer una cosa para empezar otra.

Para evitar esto se crearon los sistemas operativos Multi-Tareas. Es decir, capaces de correr al mismo tiempo diferentes procesos. Quizá os preguntéis cómo era esto posible con un solo procesador, pues bien, no era posible. Un solo procesador no podía llevar a cabo varias tareas simultáneamente, solo simulaba llevarlas. La forma de conseguir esta simulación era relativamente sencilla, el procesador en lugar de dedicar toda la atención a un solo proceso lo que hacia era dividir su tiempo en varios de estos. Realizaba parte de uno y pasaba al siguiente rápidamente, volvía a realizar parte del proceso y volvía a pasar a otro, y así daba la impresión de que se trataba de un sistema Multi-Tareas cuando en realidad no lo era.

Este fue un gran avance, conforme fue aumentando la frecuencia del microprocesador éste se aproximaba más a un Multi-Tareas; pero con esto no era suficiente, el proceso fuese lo rápido que fuese el procesador nunca sería realmente Multi-Tareas pues no realiza más de una tarea simultáneamente ya que sigue un único hilo.

Para acercarse más a este concepto se dio el siguiente paso, dividir el procesador en diferentes partes. Así por ejemplo, para entender mejor qué se pretendía, la primera división consistió en dos partes, una de las partes tomaba las instrucciones de la memoria RAM y la otra iba procesándolas. Como es lógico, en lugar de necesitar cuatro ciclos de reloj para dos instrucciones (1º Toma la instrucción A, 2º Procesa la instrucción A, 3º Toma la instrucción B, 4º Procesa la instrucción B) tan solo necesita tres ciclos de reloj (1º Toma la instrucción A, 2º Procesa la instrucción A y toma la B, 3º Procesa la instrucción B).

Conociendo las últimas tecnologías de Intel, Imagen 3

Esquema de simulación de MultiTareas

Aunque puede parecer insignificante este único ciclo de reloj, hay que considerar el elevadísimo número de instrucciones que se llevan a cabo y por tanto el gran ahorro de tiempo que supone esta división.

Conociendo las últimas tecnologías de Intel, Imagen 4

Procesador simulando MultiTareas

El proceso puede compararse con la producción en serie de coches para que lo entendamos mejor. No conseguiremos que nuestros coches se creen antes, tardaremos exactamente lo mismo en crear y pintar un coche, pero en ese tiempo habremos hecho el doble de trabajo, pues mientras uno crea un coche el compañero esta pintando otro.

Ya se incrementó notablemente el rendimiento de los procesadores con dicha división de funciones, pero no quedó ahí la cosa, pues si en lugar de hacer dos por uno se puede hacer cinco por uno, se hace.

Conociendo las últimas tecnologías de Intel, Imagen 5

Y así hicieron en el Pentium 4, estructurando los procesadores en cinco partes, cada una con una función específica, al igual que en las fábricas de coches hay zonas dedicadas a la pintura, a la chapa, etc. las partes en que se dividió fueron las siguientes;

1º Front-end (Lee la memoria y decodifica las instrucciones)

2º Sección de ejecución u Out-of-order core compuesta de cuatro partes

2-1º Dos ALU, Unidades Lógicas Aritméticas (Operaciones con números enteros y operaciones lógicas)

2-2º Dos unidades de punto flotante (Movimiento de datos y operaciones SIMD)

2-3º Unidad de ejecución para operaciones shift y rotate

2-4º Dos unidades para operaciones con memoria (Leer y guardar)

Por lo tanto el Pentium 4 si trabajase tal y como lo hacían los procesadores anteriores, es decir, como un procesador sin divisiones, trabajaría a la misma velocidad a la que trabaja, pero cinco veces menos eficientemente, lo cual es una diferencia considerable.

Antes de comenzar a explicar como funciona el hyper-threading veremos como actúa un Pentium 4 sin éste.

Conociendo las últimas tecnologías de Intel, Imagen 6

Vista superior e inferior del Pentium 4

Cuando las instrucciones llegan al thread (Parte del procesador encargada de descomponer dichas instrucciones en micro-operaciones) las sitúa en el Execution Trace Caché (Una caché del microprocesador destinada a almacenar dichas micro-operaciones hasta ser requeridas por el procesador), desde donde son enviadas de tres en tres a la parte correspondiente del procesador, pues como vimos cada una tenía una función distinta. Por lo tanto, tendríamos aprovechado al máximo todo nuestro procesador, o eso creeríamos, pero no es así.

Si ninguna de las micro-operaciones son, por ejemplo, del primer tipo, con números enteros u operaciones lógicas, tendríamos dos ALU inactivas. Y esto ocurre con relativa frecuencia. Por lo tanto no obtenemos el mayor rendimiento de nuestro microprocesador.

Conociendo las últimas tecnologías de Intel, Imagen 7

Y aquí es donde volvemos al hyper-threading, “por fin” pensareis algunos. La tecnología Simultaneous Multi-Threading (SMT) consiste en combinar en el Execution Trace Caché las micro-operaciones de dos threads, ejecutando, ahora sí, simultáneamente en un único procesador dos hilos de trabajo diferentes al igual que ocurriría en un sistema multiprocesador, con la intención de poder asignar a cada parte de nuestro procesador una micro-operación y así obtener realmente el mayor rendimiento. La tecnología SMT aplicada a los Xeon y Pentium 4 se llama Hyper-Threading.

Conociendo las últimas tecnologías de Intel, Imagen 8

Procesador MultiTareas

Para conseguir el hyper-threading había que modificar físicamente los procesadores, añadir partes, como otro thread, y uno de los puntos importantes para Intel era que este aumento de área no fuera significativo pudiendo así mantener el tamaño de sus productos. Otro de estos puntos fue que, en el caso de estar corriendo tan solo un thread esto no afectara a su funcionamiento, es decir, que un Pentium 4 sin hyper-threading funcionase exactamente igual que otro que si tuviera hyper-threading pero que lo tuviera deshabilitado.

Con esto, el nuevo Pentium 4 con hyper-threading aparece ante los sistemas operativos como dos procesadores. Ya sabemos que sólo es uno, pero en cierto modo son dos, pues posee partes duplicadas para permitir un funcionamiento simultáneo. Con esto, hemos conseguido con un solo procesador un sistema Multi-Tareas, en este caso sí, real, pues nuestro procesador tomará las instrucciones de dos en dos, las irá descomponiendo en micro-operaciones y distribuyendo según corresponda.

Para conseguirlo se ha añadido, como ya dijimos un thread más al procesador, pero no sólo esto, además en lugar de uno hay dos apuntadores de instrucciones, se encargan de contener la próxima instrucción a ejecutar, de esta forma hay una próxima instrucción para cada thread. Estos se llaman recursos duplicados y no creo que sea necesario explicar el porqué del nombre.

Habrá también unos recursos compartidos, entre ellos como ya sabemos el Execution Trace Caché, los caché L1 y L2, el L3 también en el caso de tratarse de un Xeon, el ROM de microcódigo, etc.

Estos recursos compartidos pueden ser requeridos para su uso por ambos threads al mismo tiempo, en el caso de tratarse de un recurso compartido preparado para el hyper-threading resolverá el problema sin mayor dificultad tratando de dar servicio a los dos threads alternativamente. Si en su lugar no esta preparado para esta tecnología el recurso, como las cachés L2 y L3, los threads pueden estorbarse entre si.

Por último están los recursos particionados, son aquellos como los buffers del out-of-order core, que esta dividido en dos partes, una para cada thread, de forma que siempre estén disponibles para los threads.

Conociendo las últimas tecnologías de Intel, Imagen 9

Vista superior y horizontal del Pentium 4

Debemos tener en cuenta que aunque nuestro sistema lo reconozca como dos procesadores, estos sólo son virtuales, no reales. Pues puede darse el caso de que sean necesarias un mayor número de unidades funcionales para ejecutar dos programas al mismo tiempo y uno de los programas deba esperar que termine el otro para continuar, mientras que con dos procesadores reales este caso nunca se daría.

Algo que es importante saber es, volviendo atrás, que un proceso puede crear otro proceso “hijo”. Si estamos usando un programa de dibujo y queremos imprimirlo, el programa (proceso) crea otro proceso (impresión) de forma que antes no teníamos que esperar que acabara de imprimir para seguir dibujando, pues alternaba entre proceso-programa y proceso-impresión simulando Multi-Tarea. Ahora en cambio no sólo no tenemos que esperar, sino que no alterna, pues sí es Multi-Tarea, con lo que aprovecharíamos el hyper-threading con un solo programa manteniendo ocupados los dos procesadores virtuales.

Posibles Funcionamientos Multi-Tarea

Ya hay diseñados programas que aprovechan el hyper-threading sin necesidad de que para ello tengamos, por ejemplo, que imprimir lo que estemos haciendo, sería absurdo. Si no que envía al procesador las instrucciones divididas en dos partes.

Esto es útil en el caso de que no estemos corriendo más de un programa, pues si en su lugar tuviéramos tan solo uno estaríamos desaprovechando el hyper-threading. No hay muchos programas aun que trabajen de esta forma, por lo que podría plantearse la cuestión de si es lógico usar aun esta tecnología, pero la respuesta es simple y llega en forma de pregunta, ¿cuántos de nosotros corremos tan solo un proceso al mismo tiempo?

Por último cabe decir, y es muy importante, que el hyper-threading puede ser desactivado desde la Bios quedándonos con un procesador que funcionaría exactamente igual que si viniera sin esta tecnología (a nivel físico no cambiaría, obviamente), la única diferencia sería la posibilidad de volver a activarlo, claro.

Y llegados a este punto ya debemos comprender en cierto grado como funciona y que evolución se ha seguido hasta conseguir este procesador.

Extreme Edition

Después de conseguir el Pentium 4 con tecnología Hyper-Threading, se ha buscado seguir mejorándo y así han conseguido el Pentium 4 HT Extreme Edition. Para entender su funcionamiento y en que se basan sus mejoras antes hemos de saber algo más sobre el tratamiento de instrucciones de los procesadores y como los aprovechan esto programas.

Como decíamos antes, un programa envía sus instrucciones que se almacenan en la memoria RAM desde donde dijimos pasan al procesador para ser tratadas. Esto no es exactamente así, pues entre la memoria RAM o principal y el microprocesador se encuentran las cachés.

En los Intel Pentium 4 HT que no sean Extreme Edition hay cachés L1 (Level-Nivel 1) y cachés L2. La caché L1 se encuentra dentro de lo que es el microprocesador y trabaja a la misma frecuencia de éste. Se trata de una memoria donde se guardan las últimas instrucciones usadas. Antes de llegar a la L1 se encontraban en la caché L2, que es algo más lenta que la anterior y no se encuentra alojada en el procesador. Estas memorias son de tipo intermedio, es decir, por ellas pasan las instrucciones desde la memoria principal.

Pero debemos preguntarnos por qué pasan las instrucciones por las cachés, que beneficio obtenemos en este proceso. Para ello tendremos en cuenta que la memoria RAM es más lenta que el procesador, lo que implica que este pueda tener que esperar a la RAM. Las cachés L1 y L2, en cambio y como ya sabemos, acercan mucho más su velocidad a la del procesador por lo que en el caso de necesitar una instrucción éste le llegaría mucho más rápido en el caso de encontrarse alojada en alguna de sus cachés que si lo estuviera en la memoria principal.

Parece una buena idea usarlas, aunque si nos fijamos podrá planteársenos la duda de, si la caché L1 y L2 toman las instrucciones de la memoria principal, ¿no estará la velocidad de estas supeditadas a la de la RAM? Sí, obviamente lo está, pero no por ello el procesador no podrá aprovecharlas.

Para ello se basa en que una instrucción no tiene porque ser usada una única vez, en cada programa hay instrucciones que son usadas muchas veces durante la ejecución de éste, y estas debían ser enviadas cada vez que fuera necesario desde la memoria principal hasta el procesador.

Para ello, las instrucciones más usadas permanecen en las memorias cachés L1 y L2 de forma que tenemos dos beneficios en uno. Por una parte nos quitamos el trabajo de enviarlas desde la memoria principal hasta la caché, y por otra aumentamos la velocidad de lectura por parte del procesador, pues dichas instrucciones se encuentran alojada en memorias de velocidad superior a la de la RAM.

Hasta aquí el funcionamiento de un Pentium 4 HT sin Extreme Edition, ahora se introduce a este una característica ya existente en el Intel Pentium Xeon y con la “unión” de ambos obtenemos el Pentium HT Extreme Edition.

Esta característica no es otra que añadir un tercer nivel de caché, la L3, de dos megabytes de tamaño.

Hay que tener una idea clara, y es que por lógica, las instrucciones más usadas se almacenarán en la caché L1 ya que es la de más rápido acceso, las demás en las L2 y L3 según su uso, pero aun no estando en las dos primeras, sino en la L3, supone una gran ventaja respecto a la velocidad tenerlas en dicha memoria.

Por lo tanto, tenemos la memoria RAM, tres cachés, L3, L2 y L1, y el microprocesador, según el sentido de paso de las instrucciones. Actualmente un procesador de textos o programa de gestión de datos, etc. funciona sin ningún problema con tan solo dos niveles de caché. Pero en el caso de los juegos, el requerimiento de memoria se multiplica, y los 2 Mb de memoria L3 resultan refrescantes en gran medida para el procesador y la RAM.

Además de liberar la memoria principal de instrucciones repetitivas aumenta la velocidad del juego ya que los 2 Mb de instrucciones almacenadas en la L3 serán leídas mucho más rápido.

Cabe saber que esta memoria de tercer nivel L3 no es exclusiva de los Extreme Edition ni mucho menos, ya la tienen los Intel Pentium Xeon, y es de ellos de donde se ha introducido en el Intel Pentium 4.

Pentium M

Por ahora hemos visto evolución del Pentium hasta llegar al actual procesador, pero todo esto se trataba de productos diseñados para PCs de sobremesa, en ningún momento podremos instalar dichos microprocesadores en ordenadores portátiles, tabletsPC y demás productos relacionados.

Para este tipo de dispositivos Intel ha seguido una línea de evolución paralela a la descrita anteriormente, ya que los procesadores para sobremesas los iba modificando hasta convertirlos en óptimos para portátiles, o visto de otro modo, los procesadores para portátiles iban adoptando las tecnologías para sobremesas.

Por lo tanto, cabe pensar que un procesador como el Pentium 4 Hyper-Threading, ofreciendo las ventajas que ofrece, habrá sido producido para portátiles también, y así es. En este caso se llama Intel Mobile Pentium 4 Hyper-Threading.

Este procesador está optimizado para ser montado en ordenadores portátiles, su reducido tamaño (se producen con tecnología de 0.13 micras) y un menor consumo de energía le permiten adaptarse a las necesidades de estos ordenadores.

El núcleo es el mismo que el de los Pentium 4, el NetBurst, lo cual le confiere características similares, tales como un FSB (Bus Frontal (Front Side)) a 400 MHz, Hyper-pipelined tecnología, nuevas extensiones SSE2 que le permiten acelerar los gráficos, multimedia, encriptación, etc.

Además posee una memoria L1 de 32 Kb y de 512 Kb de L2. Se esta comercializando en velocidades que alcanzan los 2.60 Ghz, la mayor velocidad que ofrece Intel para este tipo de plataformas.

Y hasta aquí todo bien, excepto si tenemos en cuenta que estamos basando procesadores en otros diseñados para un tipo distinto de ordenadores, y aunque el rendimiento respecto a la gama anterior sea claramente superior, no es más que una adaptación. Esto es así, esta política de creación, debido a que el gran mercado durante muchos años han sido los ordenadores de sombremesa, pero ahora que los portátiles comienzan a ser una gran parte las cosas comienzan a cambiar.

Clara muestra de dicho cambio es la creación del Intel Pentium M, este procesador esta diseñado especialmente para ordenadores portátiles como queda claro en sus características.

Por una parte es importante la reducción de voltaje, que depende del modelo que elijamos. Tenemos frecuencias comprendidas entre 1.70 Ghz y 900 Mhz diferenciadas entre sí por cien megahercios unas de otras.

Las primeras, de 1.70 Ghz hasta 1.30 tienen un voltaje normal, mayor que el de las frecuencias de 1.20 y 1.10 Ghz que, según las denomina Intel, son “Low Voltaje” (Voltaje Bajo). Finalmente las velocidades de 1.00 Ghz y 900 Mhz tienen un consumo mucho menor, son “Ultra Low Voltaje” (Voltaje Ultra Bajo.)

Con esto conseguimos una velocidad de reloj acorde con el consumo, optimizándose así la autonomía de la batería del portátil según nuestras necesidades.

Este mínimo consumo de energía conlleva que la temperatura del procesador no sea excesivamente alta, de forma que ahorramos tener que añadir un gran sistema de refrigeración.

Por otra parte, al igual que en los procesadores Pentium 4 Mobile, se ha hecho uso de la tecnología de 0.13 micras, entre otras cosas, por el elevado número de transistores que componen este procesador, 77 millones.

Si recordamos el anterior Mobile, veremos una gran diferencia entre su caché de 512 Kb y la de éste, que es de 1024 Kb o lo que es lo mismo, 1 Mb de memoria caché L2. Este aumento de caché es en gran medida el responsable del aumento de transistores, que por otra parte, se verá compensado.

El bus frontal soportado es de 400 Mhz al igual que su predecesor, pero algo muy importante e innovador, es la gestión de este, pues solo alimenta aquellos elementos que, en un momento dado, lo necesiten. Con esto conseguimos una gran mejora en el consumo de energía, algo importantísimo en los portátiles.

Dicho bus ha sufrido otra modificación, ésta produce el mismo efecto que la anterior, mayor autonomía de batería, y concierne al voltaje que transita por él. Este ha sido modificado de forma que en lugar de 1.5 V sea tan solo de 1.0 V.

Otra gran mejora en este procesador es la integración de hardware dedicado al tratamiento de la pila. Ésta antes era gestionada por el procesador y consumía en gran medida recursos de éste que ahora se verá liberado. Por lo tanto, se podría decir que se ha producido una especialización en las funciones del procesador, rindiendo así bastante más.

Por último, y con la intención igualmente de reducir el consumo, se ha dividido el megabyte de caché L2 en grupos de 32 Kb de forma que cuando sea necesario hacer transferencias desde la caché L2 hasta la L1 no es necesario poner en funcionamiento todo el megebyte completo, sino tan solo el grupo de 32 Kb correspondiente, con la consecuente disminución de energía requerida.

Todos estos pequeños cambios producen variaciones en el consumo energético muy leves, pero si sumamos estas pequeñas variaciones nos encontramos ante una gran disminución en el consumo, lo cual lo hace óptimo para el uso en ordenadores portátiles o tabletsPC.

Por lo tanto, y como conclusión, el Intel Pentium M, a diferencia de los demás procesadores para portátiles, esta diseñado directamente para estos, y ofrece un mayor rendimiento y un consumo de energía mucho más eficaz y menor que permite al usuario obtener más tiempo efectivo de su batería.

Centrino

Con la aparición del Pentium M se creó el certificado Centrino, esta iniciativa de Intel fue pensada para promover la difusión no solo del procesador ya mencionado, sino también de la familia de chipsets Intel 855 y de la conexión de red PRO/Wireless 2100.

De izquierda a derecha; Tarjeta PRO/Wireless, Puente Norte, Puente Sur y Pentium M

Esté consiste en la denominación de los portátiles como poseedores de tecnología centrino si el procesador usado es un Pentium M, independientemente de la velocidad elegida. Además, debe poseer un chipset de Intel, ya sea el 855GM o el 855PM, el 855GM incluye los gráficos de Intel, el 855PM no, por lo que sería necesario añadir una tarjeta de video. Junto con estos debe incorporar el chip también de Intel que le permita realizar conexiones de red PRO/Wireless 2100.

Evidentemente esta es una forma de ganar dinero pues están ligando la venta de chipset y chips Wireless con la de los procesadores Pentium M. Estos últimos son muy usados, no siendo así, por lo menos en tal porcentaje, los otros dos productos, entre otras cosas, por existir una mayor diversidad de opciones entre las que elegir.

Por lo tanto, si se desea obtener dicho certificado el vendedor ha de adaptarse a los requerimientos de Intel y comprar el conjunto completo.

Pero por otro lado, al ligar el Pentium M a con dichos chipset, que están especialmente diseñados para trabajar conjuntamente con dichos procesadores, se obtiene un rendimiento óptimo.

Otra ventaja al combinarlo con estos chipset es un aumento de autonomía de la batería, pues la reducción de consumo de energía por parte del procesador se ve secundado por el chipset, que también reduce notablemente su consumo respecto de sus predecesores.

Por lo tanto, actualmente, la mejor solución a la hora de comprar un ordenador portátil es que incluya el sello Centrino ya que nos proporcionará un bajo consumo y consecuentemente una mayor duración de la batería, soporte Wireless de gran calidad y uno de los mejores procesadores de portátiles del mercado.

Itanium

Hasta aquí hemos visto microprocesadores diseñados para un ámbito doméstico, pero por todos es sabido que en servidores y ordenadores que necesiten de gran capacidad de procesamiento no se instalan Pentiums 4 ya sean con HT o Extreme Edition, para este tipo de ordenadores hay procesadores expresamente diseñados.

Uno de estos procesadores, la última solución de Intel en esta rama, es el Intel Itanium 2. Este procesador ha sido creado conjuntamente con la empresa HP ofreciendo ventajas tanto para una como para otra empresa.

Los sistemas operativos propios de HP están creados sobre el código binario del Itanium 2 por lo que ofrecen una mayor compenetración con estos, permitiendo del mismo modo una migración de los usuarios de su sistema operativo de uno a otro procesador sin ningún problema.

Como decíamos, Intel ha tendido que hacer frente a otros tipos de procesadores que ya estaban implantados en el mercado de servidores, se trataba de los RISC y los SISC. La política en que se basó Intel para ganar mercado no fue otra que la de introducir una nueva microarquitectura. Así los Intel Itanium 2 se basan en la tecnología EPIC, que significa computación de instrucciones paralelas explícitas (Explicitly Parallel Instruction Computing.)

Imagen y logotipo del Intel Itanium 2

EPIC permite un mayor paralelismo en cuanto a instrucciones que las anteriores arquitecturas. Se basa en tres puntos básicos; la predicción, la especulación y el paralelismo explícito.

Las dos técnicas más importantes que ha implementado Intel en los EPIC son las siguientes:

La predicción, que trata de predecir, como su nombre indica, de la forma mas precisa posible las ramas de código que está usando en un momento dado para limitar los cálculos que no sean necesarios. Se basa en un compilador, que es el encargado de dicha función.

La especulación, que trata de aprovechar el procesador al máximo de forma que cuando se encuentra en periodos de latencia, especula, sobre las instrucciones y datos que va a necesitar más adelante y los carga. De esta forma por una parte se hace uso del procesador cuando no es necesario para otra tarea y por otra acelera la velocidad ya que los datos que se necesitarán ya estarán cargados en el momento de ser necesitados.

El Itanium 2, para poder seguir siendo usado con los programas actuales incorpora la IA-32, pero siendo como es un procesador de 64 bits también dispone de la IA-64. Para ello cuenta con dos unidades de punto flotante, cuatro unidades de ejecución de enteros y tres de derivaciones/unidades.

Sus registros son de 128 tanto para puntos flotantes como para enteros con lo que es capas de manejar simultáneamente cantidades muy grandes de operaciones.

Además, incorpora las cachés L1 y L2 en el mismo microprocesador con unos tamaños respectivos de 32 y 256 Kb y la L3 en el exterior con un tamaño máximo de 6 Mb.

Como ya hemos mencionado se trata de un procesador de 64 bits capaz de trabajar con aplicaciones de 32 bits aunque en dicho caso reduciría algo su rendimiento respecto al modo anterior.

Estos 64 bits le sirven por una parte para trabajar con instrucciones mayores, 64 bits o lo que es lo mismo, 8 bytes de información al mismo tiempo y por otra para definir una dirección de RAM con 64 bits, es decir, 2 elevado a 64bits, lo que da la posibilidad de usar alrededor de 2.1 billones de gigabytes de memoria RAM, lo cual, por el momento no es ninguna limitación.

Las pruebas hechas comparando los Itanium 2 a 500 Mhz con procesadores RISC revelan que los primeros pueden procesar cinco veces más cifrados y descifrados de RSA de 1024 bits por segundo que los más veloces RISC. Otra ventaja frente a estos es el precio, que viene siendo muy inferior en el caso de los Itanium.

Para terminar

Para terminar podríamos sacar muchísimas conclusiones, pero la que más podríamos destacar, es que un procesador muy veloz no tiene que ser necesariamente más potente o eficiente que uno de menor velocidad, que no es la velocidad sino otras cosas lo que determina el valor de los procesadores. Lo hemos visto en los Pentium 4 Hyper-Threading, en los Extreme Edition, en los Pentium M y ahora lo vemos en los Itanium.

No se debe basar la elección de estos en la velocidad que ofrezcan, sino en el rendimiento que podremos obtener de ellos en conjunto con el resto del hardware y del tipo de plataforma que deseemos montar. De nada nos servirá un Itanium 2 para jugar a Quake o ni un Pentium 4 HT Extreme Edition para un rack de servidores.

Conociendo las últimas tecnologías de Intel, Imagen 10