Diferencias entre Wifi-AX y Wifi-AD, la próxima generación Wifi

por Javier Rodríguez 19/08/2017 1

La técnica enfrentada al mercado

No es la primera vez que dos estándares se enfrentan por ver cuál es el que triunfa en el mercado. Lo extraño de esta ocasión es que estos dos estándares no provienen de intereses empresariales enfrentados, como en el Bluray y el HD-DVD o el Beta contra el VHS. Estos dos estándares Wifi vienen del consorcio “Wifi Alliance” que permite que todos disfrutemos de compatibilidad entre dispositivos, compatibilidad de legado y muchas otras ventajas.

Este consorcio establece un estándar dentro de la IEEE en su protocolo 802.11 que va teniendo mejoras y ampliaciones según mejora la técnica. Este estándar es libre y global y por tanto el punto de partida que usan todos los fabricantes para que sus productos sean fácilmente asumibles por el mercado, puedan interactuar con otros dispositivos compatibles de otras marcas, etc.

Las necesidades de comunicaciones inalámbricas han hecho que el 802.11 evolucione ahora mucho más rápido de lo que lo hacía algunos años y dentro de esas mejoras nos hemos encontrado con dos variantes que intentan hacerse con el mercado, una llevo primero, el Wifi-AD, pero seguramente la que releve al Wifi-AC sea el más modesto, pero más compatible, Wifi-AX.

15000 millones de dispositivos usan actualmente Wifi en sus diferentes variantes y hasta ahora el estándar los ha ido soportando todos, con soporte de legado, en cada mejora que ha ido introduciendo en el mercado.

El Wifi-AD es mejor, pero su implementación es más limitada y cara

Hace ya más de un año Wifi-AD (802.11ad) hizo aparición en algunos portátiles de Acer, de su gama empresarial, y también en algunos routers como el magnífico TP-link Talon AD7200 o el Netgear Nighthawk R9000. Routers que no podemos encontrar por menos de 230 Euros y en el caso del Netgear, casi el doble.

El TP-link Talon AD7200 es de los primeros, y pocos, que soportan Wifi-AD. Se vende actualmente por 230 Euros.

Wifi-AD es un estándar portentoso que añade el soporte para frecuencias de 60GHz, una frecuencia 12 veces más elevada que el estándar Wifi-N o Wifi-AC de 5GHz. A esta frecuencia estos routers, con los dispositivos adecuados, pueden ofrecer velocidades de hasta 7gbps (7000mbps) punto a punto. Esto son cinco veces más ancho de banda de lo que logramos actualmente con dispositivos con Wifi-AC que están limitados a unos 1300mbps.

El problema de este nuevo estándar es doble. Por un lado, para lograr estas velocidades a una frecuencia tan elevada, el alcance es limitado, limitándose a cerca de los 10 metros. Por otro lado requiere de una nueva generación de dispositivos y combinarse también con otros chipsets y sistemas de antena dedicados para ofrecer un soporte completo para todo tipo de dispositivos, también aquellos que trabajen a frecuencias inferiores de 2.4 y 5GHz.

Esquema, poco exacto, del alcance de los diferentes estandares IEEE 802.11.

Este estándar revolucionara la forma de ver contenidos de ultra alta definición logrando soporte para resoluciones tan elevadas como el 8K con calidad de imagen HDR. Esta misma frecuencia es la que se usa para sistemas como el Wi-GIG que como sabéis es una tecnología que permite conectividad global inalámbrica para sistemas portátiles. Con esta tecnología podemos tener USB, video de alta definición, Ethernet, …a velocidades que tendríamos con cables.

Wifi-AD es caro, y difícil de introducir en el mercado y seguramente algo adelantada a su tiempo, por lo que los fabricantes de dispositivos y equipos de red están impulsando una solución intermedia, el Wifi-AX.

Wifi-AX una solución intermedia que estandariza los avances Wifi de los últimos meses

Wifi-AX (802.11ax), nos guste o no, será lo próximo que usaremos todos. Es un estándar menos evolucionado, sin esos picos de velocidad sorprendentes que dejarían al mejor de los cables que tienes en casa en el más absoluto ridículo, pero es fácil de asumir por el mercado. Wifi-AX trabajara a frecuencias ya conocidas, de 2.4 y 5GHz, pero será en esta última donde desarrolle todo su potencial.

Las velocidades tendrán ligeras mejoras sobre Wifi-AC, pasando de 1300mbps a 1800mbps (usando nuevos canales abiertos en el estándar), pero hará estándar algunas mejoras que hemos ido viendo en estos últimos años en los mejores routers o tarjetas inalámbricas. Una de estas mejoras que se estandariza es el uso de MU-MIMO (multi-user multiple input-multiple-output). Esta tecnología permite modular las frecuencias y abrir canales para comunicarse de forma independiente con cada dispositivo conectado a la red inalámbrica.

Cuando compartimos una banda de nuestro router con varios dispositivos, estos comparten ese ancho de banda disponible. Si tenemos 1300mpbs en esa banda de frecuencia, ese ancho de banda se compartirá entre todos esos dispositivos. De este modo se consigue maximizar el ancho de banda a cada dispositivo y router logrando mejores velocidades para cada uno de ellos. Esto se consigue a nivel de modulación gracias, sobre todo, al uso de más antenas en este tipo de routers.

DE este modo el router permite sostener velocidades más elevadas por cada uno de los dispositivos conectados, pero estos tendrán que soportar también este tipo de “negociación” de la señal. Ahora es complicado armarse de dispositivos MU-MIMO sobre todo porque muchos fabricantes se olvidan de especificar su compatibilidad, pero con Wifi-AX, cualquier dispositivo compatible con este estándar, nos asegurará el soporte MU-MIMO.

Wifi-AX mantendrá también las coberturas actuales y mejorará el comportamiento de nuestros dispositivos domésticos reduciendo latencias, aumentando el número de dispositivos simultáneos y ofreciendo suficiente ancho de banda para las tareas habituales en cualquier entorno doméstico o empresarial.

Conclusión

Sin duda disponer de 7200mpbs de ancho de banda inalámbrica es un sueño hecho realidad, pero lo cierto es que el Wifi-AD no es actualmente asumible por los fabricantes y tampoco necesario para los usuarios salvo en casos muy concretos que además podrán seguir optando por este estándar ya que estará en el mercado y es perfectamente compatible con dispositivos que no sean Wifi-AD.

Wifi-AX es el paso que seguir, llegará pronto, seguramente antes de que acabe el año, ofreciendo lo que realmente necesitamos actualmente que es poder aprovechar bien esos anchos de banda disponibles y dar cobertura al mayor número de dispositivos inalámbricos que vamos teniendo en nuestros entornos. Este estándar se más económico y se incorporara con más éxito al mercado de lo que ha hecho Wifi-AD hasta el momento.