Guía para elegir fuentes de alimentación

por David Sancho 24/12/2009 1

La fuente de alimentación es un componente al que muchas veces no le prestamos atención, sobre todo porque no se conoce su función en profundidad o al menos no es tan atractiva como puede ser el procesador o la RAM. Sin embargo es uno de los componentes más importantes ya que de ella depende en gran medida la estabilidad del sistema que diseñemos, la refrigeración y en algunos casos la protección contra problemas eléctricos.

A lo largo de este artículo, trataremos varios aspectos que nos ayudarán a conocer mejor su funcionamiento y a poder elegir la fuente de alimentación más correcta para nuestro equipo. En primer lugar analizaremos cuál es su función, que tipos de fuentes de alimentación hay y cuál es la más adecuada según el destino que vaya a tener. Es muy importante conocer el funcionamiento de los componentes que se va a seleccionar ya que uno de los grandes fallos a la hora de diseñar un equipo informático, es que muchos componentes los emparejamos con otros por un “acto de fe” cuando un conocimiento en profundidad de los mismos puede permitir optimizar el sistema no sólo en cuanto a rendimiento se refiere, sino a estabilidad.

En la segunda parte del artículo aprenderemos como podemos calcular la potencia necesaria para el equipo a diseñar y sobre todo la potencia de la fuente que vayamos a seleccionar (que no tiene porque ser la misma que la que necesitamos). En este aspecto cabe destacar que no siempre las etiquetas de los componentes que indican la potencia consumida o las de las fuentes de alimentación que indican la potencia suministrada quieren decir lo que a priori aparentan, muchas veces la información está manipulada para que parezca lo que no es.

En definitiva vamos a encontrar todo lo necesario para poder elegir una fuente de alimentación con garantías de que no nos dará problemas ni con la configuración actual ni con sucesivas ampliaciones.