Control parental en Windows 8

por Antonio Delgado 21/03/2013 2

Introducción

Con el auge de las nuevas tencologías y de internet, el acceso a la red por parte de los menores se realiza cada vez más temprano y desde múltiples dispositivos cómo smartphones, portátiles o tablets. La red es un mundo demasiado grande con contenidos de todo tipo, incluidos aquellos no recomendados para los más pequeños, a parte que su uso sin control puede acarrear adicciones u otros problemas como falta de rendimiento en clase, por ello, cada vez más, es importante disponer de métodos de control para poder ofrecer a los más pequeños de la casa una experiencia enriquecedora pero segura a la hora del uso del ordenador y de internet.

Existen múltiples maneras de controlar y limitar el acceso a la red, muchos routers domésticos en su configuración cuentan con secciones específicas para limitar a ciertas horas o períodos de tiempo la navegación, o filtrar contenidos dependiendo de su clasificación o la aparición de ciertas palabras clave previamente definidas.  Igualmente hay varios programas que instalados en el sistema operativo permiten similares funciones, abarcando incluso el tiempo de uso del propio ordenador o los programas que se ejecutan.

Desde las últimas versiones de Windows, Microsoft ha introducido pequeños menús de control parental para poder controlar y gestionar en todo momento el uso que se hace del ordenador por parte de otras cuentas enfocadas a menores, sin embargo sus funciones eran bastante limitadas. Por suerte, en la última versión del sistema operativo más famoso de Microsoft, Windows 8, cuenta con un sistema de control parental avanzado con múltiples funciones e incluso control y monitorización remota de la actividad del ordenador. Vamos a enfocar este tutorial a las posibilidades que ofrece el control parental de Windows 8, no obstante en la última parte hablaremos de algunas alternativas adicionales.

Configurando el control parental en Windows 8

Para poder hacer uso de las opciones de control parental necesitaremos ir al panel de control de Windows , concretamente a la sección de Cuentas de usuario. Aquí veremos en la parte inferior izquierda de la pantalla el acceso a la sección de “Protección infantil”.

Ahora deberemos seleccionar la cuenta de usuario sobre la que queremos aplicar la protección infantil o control parental, naturalmente no puede ser una cuenta con privilegios de administrador, ya que aunque el sistema lo permitiera, sería muy sencillo anular dicho control. En el caso de no haber creado todavía la cuenta de usuario que usará el menor, podremos crearla desde el propio menú en la opción correspondiente que nos aparece.

Una vez creada y activada la cuenta, tendremos acceso a la configuración de la protección infantil para ese usuario, desde este panel de control se podrá activar o desactivar los distintos filtros o límites y configuraciones que queramos aplicar al usuario en concreto. Esto puede realizarse para todas las cuentas que no tengan privilegios de administrador en el sistema.

Protección Infantil en Windows 8. Filtrado web

En el menú d del panel de control de la protección infantil, tenemos las distintas secciones en las que se divide todo el sistema de control. Vamos a hablar ahora del Filtrado Web, esta característica nos permite el  limitar el acceso por parte del menor a webs dependiendo de su contenido, temática o aquellas que queramos evitar o permitir manualmente.

En la parte izquierda del panel podemos ver distintas secciones, la primera es la propia del Filtrado Web, donde podremos activarlo o desactivarlo, las siguientes permites especificar y configurar los distintos tipos de reglas de filtrado. Por ejemplo, en restricciones Web tendremos distintas opciones para bloquear sitios webs dependiendo de las temáticas y clasificación que tengan, también es posible bloquear las descargas de archivos, algo bastante útil para conservar la integridad del ordenador sin posibles aplicaciones de malware, de hecho esta opción vendría muy bien para ciertos usuarios adultos. Dependiendo de la opción elegida, tendremos una mayor o menor protección, desde la primera opción que solo dejaría entrar a las webs definidas manualmente, hasta la última, que permitiría acceder a cualquier web de Internet, pero avisando cuando se entre en un sitio para adultos.

La parte de “Permitir o bloquear sitios Web”, como su propio nombre indica, nos permite definir que webs se podrán visitar desde la cuenta de usuario que estemos configurando, y cuales estarán bloqueadas.

Protección Infantil en Windows 8. Límites de tiempo

En la ventana principal de la configuración de usuario que hemos visto anteriomente, debajo de la opción de Filtrado Web, teníamos la sección de Límites de Tiempo. Esta parte nos dejará configurar unas reglas para definir durante cuantas horas podrán utilizar los menores el ordenador, ya sea permitiendo cierta cantidad de horas al día, diferenciando de días durante la semana y fin de semana, para poder flexibilizar las restricciones, en este modo se define un tiempo al día durante el cual se podrá utilizar el ordenador, sea la hora que sea.

Si lo que queremos es limitar a ciertas horas en concreto, la opción de Horario Restringido nos muestra en forma de tabla todas las horas de cada día de la semana, fines de semana incluidos, y marcando directamente con el ratón podremos definir horas bloqueadas y horas permitidas de manera muy sencilla.

Protección Infantil en Windows 8. Restricciones de Juegos y aplicaciones

Naturalmente, no solo existen problemas ante que los menores visiten ciertas páginas web o utilicen el ordenador durante más tiempo del deseado. No hay que conectarse a la red para poder acceder a ciertos programas, aplicaciones o juegos con contenidos no recomendados para los más pequeños de la casa. Para estos casos la protección infantil de Windows 8 también tiene su propia sección. Mediante el menú de “Restricciones de juego y de la Tienda Windows” podremos bloquear o permitir distintos juegos y aplicaciones de la tienda de aplicaciones de Windows 8, o directamente de juegos instalados en el ordenador. Gracias a que desde hace unos años cada juego cuenta con su propia clasificación según el contenido y la edad a la que va destinado, es posible evitar que juegos para mayores de edad sean jugados por los más pequeños.

Por otra parte, en la opción de Restricciones de aplicaciones, podremos hacer lo mismo, pero permitiendo o prohibiendo programas concretos instalados en el ordenador .De manera que  una cuenta protegida por este sistema no podría iniciar programas que no deseáramos.

Protección Infantil en Windows 8. Monitorización de la actividad

Hasta ahora hemos visto como restringir o permitir ciertos programas, webs, u horarios de uso para el ordenador. En principio con estas opciones tendríamos asegurado el buen uso del ordenador por parte de las cuentas infantiles, no obstante, si lo deseamos es posible eliminar la totalidad o parte de esas restricciones y monitorizar directamente la actividad de cada cuenta.

Es posible hacerlo desde el propio ordenador, en la sección de protección infantil, podremos conocer las actividades del usuario, los sitios webs que se han visitado, los archivos descargados e incluso los juegos y programas que se han utilizado, y todo desglosado por día y hora para tener la supervisión total de lo que se hace con el ordenador.

Pero por si no nos es suficiente, la versión de Windows 8 del control parental o protección infantil, permite controlar en todo momento estas actividades desde cualquier lugar vía Web.

Desde el portal habilitado para tal fin, es posible configurar cuentas “Padre” y cuentas “hijo” par poder controlar, por ejemplo, sería posible tener dos o más cuentas “padre” que tuvieran acceso a las restricciones y monitorización de lo que hacen las cuentas “hijo”. También hay acceso a completos informes de actividades a tiempo real, del equipo, la visita de webs o un resumen completo.

Así mismo, es posible modificar o añadir restricciones directamente desde la web sin estar físicamente delante del ordenador.

Además incorpora un curioso sistema de solicitudes, donde los menores podrán solicitar a las cuenta “padre” que les concedan acceso para visitar un sitio web no permitido, jugar a cualquier juego o utilizar alguna aplicación restringida.

Otros programas y alternativas

Todo este sistema de control parental viene incorporado ya en Windows 8 por lo que no es necesario descargar otro software de control. Sin embargo, si no nos convence o disponemos de alguna versión anterior de Windows, a continuación hablaremos de algunos programas que nos pueden ayudar en la tarea del control parental.

Windows 7 cuenta de serie con un sistema similar al de Windows 8 pero con más limitaciones, si bien permite limitar el tiempo, los programas y los juegos, no es posible mantener un monitoreo online de la actividad o peticiones de los usuarios bajo la protección infantil.

Es posible añadir más funciones a este control parental, muy similares a las que hemos comentado de Windows 8, con la protección Infantil de Microsoft, que se puede obtener mediante la descarga de Windows Live Essentials.

Otro programas que lleva muchos años ofreciendo protección infantil de serie es el Norton, concretamente el Norton Internet Security 2012 que podemos descargar en el siguiente enlace: Descargar Norton Internet Security 2012.

Esta completa suite de protección cuenta con un sistema de protección parental con monitorización remota, que permite también conocer en todo momento que acciones realizan las cuentas que queramos mantener bajo control.

Tags: Software