El 5G de Intel llegará en 2020 con tecnología direccional

por Antonio Delgado 23/02/2016 1 MWC 2016

La tecnología 4G está ya implementada a gran escala y prácticamente la mayoría de operadoras y todos los terminales móviles nuevos son compatibles con estas redes. Sin embargo, en un mundo tecnológico en constante evolución la tecnología 5G está ya a la vuelta de la esquina.

Intel ha demostrado en este Mobile World Congress 2016 las tecnologías que están preparando para su implementación del 5G e incluso han demostrado en directo el funcionamiento de conexiones 5G de alta velocidad y baja latencia.

Cada uno de los dos chips integrados tiene 5 antenas por la parte posterior, con un total de 10 antenas que podemos ver en este módulo.

La tecnología que ha desarrollado Intel y en la que se encuentra actualmente trabajando permite, antes de enviar los datos, enfocar el haz de conexión directamente a la fuente (antena 5G en un caso práctico real de telefonía por ejemplo) antes de enviar los datos a gran velocidad. Al hacer esto, se consigue dedicar todo el ancho de banda disponible con unas latencias mínimas. De esta manera, en vez de emitir de manera omnidirecional y perder gran parte de las ondas generadas, se aprovecha al máximo la emisión de la señal y, al contrario que en los sistemas direccionales convencionales, se pueden cubrir múltiples direcciones sin problemas.

El cambio de orientación del haz direccional se realiza en nanosegundos antes de enviar los datos, por lo que siempre tendremos una conexión óptima aunque nuestra posición vaya cambiando.

Esta tecnología todavía se encuentra en un desarrollo temprano y no la veremos llegar al mercado hasta aproximadamente el año 2020. No obstante, Intel nos ha mostrado su plataforma de desarrollo con la que conseguían unas velocidades de transferencia por encima de los 650 Mbps de bajada en la banda de los 100 MHz. Sin embargo, donde hay una mejora más notable respecto de las conexiones convencionales es en la latencia, con reducciones que pueden alcanzar hasta 10 veces los valores habituales.

La plataforma de desarrollo está creada para que las operadoras de telecomunicaciones y fabricantes puedan empezar ya a hacer pruebas e implementar esta tecnología en sus sistemas. Está basado en arquitectura aFPGA & RFIC, es capaz de funcionar con unas frecuencias de 27,0 ~39,5 GHz y 3,4~5,9GHz en la banda de los 800 MHz con soporte para una transferencia de datos que va desde 1,5 Gbps hasta 7 Gbps.

Además, se incluye soporte para conectividad dual 5G-LTE al integrar un modem LTE Intel XMM7360.