La Xbox One S presume de SOC con proceso FinFET de 16nm

por Javier Rodríguez 03/08/2016 1

El nuevo SOC, que tiene en torno a un 7% de mejora de rendimiento (esto depende del juego) no introduce grandes cambios que vayan a afectar a los juegos, pero si mejoras importantes en su conectividad de video y en su capacidad para reproducir contenidos multimedia a resoluciones 4k.

Para ello Microsoft añade capacidad HDMI 2.0 (HDCP 2.2) con resoluciones 4k hasta 60Hz y una nueva unidad de proceso de video compatible con HEVC H.265. De este modo la consola podrá reproducir, con baja carga en la CPU, contenidos 4k de gran calidad. De hecho, Netflix ha sido de las primeras en adaptar su aplicación para la Xbox One S añadiendo el esperado soporte 4k. El nuevo procesador gráfico también permite el escalado de contenidos 1080p a 4k por hardware.

El SOC también mejora la velocidad de su memoria embebida. Ahora es capaz de desarrollar un ancho de banda de 216GB/s frente a los 204GB/s del modelo anterior.