Corsair Graphite Series 380T

por Javier Rodríguez 28/07/2015 2
Formato
Almacenamiento
Ventilacion
Precio
Web
Mini-ITX
2x3.5/2.5" y 2x2.5"
1x120mm, 1x140mm
150 Euros

Introducción y forma

Introducción

Es una de las cajas ITX más atractivas que podemos encontrar. Un concepto diferente donde se exponen de manera más clara las virtudes y defectos de la gama Graphite más moderna de Corsair. Una serie de cajas que combinan la micro perforación con paneles acrílicos para lograr unos resultados muy modernos que se combinan, además, con opciones de color muy variadas que permiten lograr la terminación que cada usuario desea.

Estas son también cajas pensadas para ofrecer un buen entorno de trabajo a hardware actual con la posibilidad de un transporte sencillo Ventajas como su ventilación en línea, la posibilidad de usar kits de refrigeración líquida de gran tamaño y, más importante, poder montar gráficas de grandes dimensiones que combinen potencia y refrigeración silenciosa.

Forma

La Graphite 380T es una caja compacta diseñada para poderse transportar. Tiene forma de octógono irregular con un marcado diseño hacia el uso de la micro perforación a modo de convertir la caja en paneles de fácil acceso que, a su vez, nos sirven para controlar el polvo que entra en la unidad.

La gran virtud de su diseño es la portabilidad, con dos grandes patas que le dan mucha estabilidad y un asa superior, bien cimentada, que nos permitirá mover nuestro PC con cierta libertad. La caja en vacío son 5.5Kg, está fabricada en chapa y plástico, y hay que sumarle los componentes que vayamos añadiendo. Es un PC que fácilmente se nos puede ir a los 8-10kg de peso contando el resto de componentes.

Las dimensiones son bastante controladas aunque en este cubicaje hemos podido encontrar cajas incluso para formatos MicroATX. Esto puede ser una desventaja funcional con respecto a otros modelos pero también una ventaja puesto que es una caja que nos da muchas opciones de refrigeración y montaje. Las dimensiones reales son de 393x292x356mm y podemos encontrarla al menos en tres colores: blanco, amarillo y negro.

Es una caja con la que da gusto trabajar, aunque tiene también sus defectos. Los dos laterales siguen el contorno anguloso de la caja. En la parte superior el material micro perforado da paso a un acrílico que nos deja ver los mejores detalles del interior de nuestro PC. Los dos laterales se desmontan con un tirador de diseño armonioso con el asa embutida en el chasis.

El frontal también se desmonta rápidamente y las tres aperturas se pueden limpiar con facilidad porque están conformadas a modo de filtro de entrada. La zona de la fuente cuenta también con otro filtro de fácil extracción para su buen mantenimiento. Es una caja que da gusto mantener puesto que sin ninguna entrada superior y con las entradas de aire cubiertas, genera poca suciedad dentro del PC.

Es una caja orientada para sistemas Mini-ITX pero donde la refrigeración y el uso de componentes de gran tamaño no será un gran problema. Sí tenemos algo de limitación en el uso de fuentes, con un máximo de 160mm. Aunque si retiramos una de las bahías de almacenamiento y hacemos uso de nuestros alicates, podremos montar la fuente que nos plazca.

Para poder introducir una fuente larga hay que retirar un de los módulos de discos y doblar uno de los puntos de sustento del rack.

Lo que sí os garantizo es que no tendremos problemas para montar casi ninguna gráfica. Tiene un largo para tarjetas de ampliación de 290mm. Además está la zona muy espaciada para cableado de alimentación, etc.  Es una caja que, bien gestionada, puede quedar perfectamente ordenada y organizada.

El frontal es muy cómodo si trabajamos con la caja encima de la mesa. El frontal tiene una ligera inclinación hacia el frente. Nos aporta dos puertos USB 3.0, yo echo de menos otros dos de tipo USB 2.0, los botones de encendido y reset habituales y las conexiones de audio también habituales en cualquier PC. Los botones están indicados con leds y el frontal cuenta también con un regulador de ventiladores para cuatro ventiladores con tres posiciones de velocidad que se configura mediante un botón dedicado a ello.

Almacenamiento

Almacenamiento

La caja está muy bien distribuida y nos da opciones de todo tipo para combinar almacenamiento rápido y masivo. De entrada no encontraremos unidades ópticas, lo cual me parece perfecto. Dentro, en su interior, encontraremos dos zonas de almacenamiento de discos. Una en la zona de la fuente, para dos unidades de 3.5” que podemos montar sin herramientas. Estas bahías admiten también unidades de 2.5” pero ya tendremos que fijarlas a las bandejas del rack mediante tornillos.

A estas bandejas principales les acompaña un pequeño rack, también sin herramientas, inteligentemente situado en un lateral al lado de la fuente. Las unidades de 2.5” que irán aquí serán normalmente discos SSD, que no tienen tantos impedimentos en la forma de ser colocados, y quedan realmente bien situados. Le da un toque complejo a la caja, con elementos de calidad por cualquier lado y encima nos permite montar fácilmente, sin herramienta alguna, dos unidades de disco adicionales.

Cuatro discos, por tanto, más los que podamos montar en slots mSATA o m.2 de los que montan actualmente muchas placas base que son sin duda un buen añadido para un PC de alto rendimiento que es sin duda el objetivo que debería tener cualquier usuario de esta caja.

Refrigeración

Refrigeración

Los PC compactos crecen en exigencias de rendimiento aunque lo cierto es que también los fabricantes ahora nos ofrecen más formas y sistemas más sencillos para sacar adelante los requisitos de refrigeración de los componentes más potentes. Esta caja está pensada para ofrecer al usuario hasta cuatro puntos de ventiladores que, algunos, son a su vez buenos puntos de montaje para kits de refrigeración de 120 o 240mm.

Dos ventiladores vienen de serie con la caja. El frontal de 140mm, con leds de color (depende del color de la caja), viene de serie pero puede ser sustituido por modelos de hasta 200mm. El trasero, de 120mm, también viene de fábrica.

El diseño de la caja es compartimentado en dos elementos de forma vertical. Arriba placa y componentes principales, así como tarjeta de ampliación y abajo fuente de alimentación y almacenamiento. El ventilador frontal mete aire en las dos estancias y fuente y ventilador trasero, además de la convección natural del calor, expulsan el aire por la parte posterior y los laterales. La presión positiva dentro de la caja impulsa el aire fuera de ella.

Tenemos espacio para disipadores convencionales de hasta 150mm de altura, suficiente para buenos disipadores para sistemas compactos, pero también tendremos opción a colocar kits de refrigeración líquida. Tenemos dos puntos de montaje, para ser exactos.

En el lateral podemos colocar radiadores de 240mm y el ventilador trasero tiene también espacio para colocar radiadores de 120mm. Estos dos puntos de anclaje también admiten kits de refrigeración pre-montados o “todo en uno” y la caja tiene espacios más que de sobra para montajes “custom” o a medida.

La compartimentación y los espacios amplios y la canalización directa el aire hace que podamos mantener temperaturas internas muy buenas dentro del chasis de la Graphite 380T de Corsair optemos por refrigeración líquida o convencional. Aun así, la líquida sin duda ofrecerá mejores resultados y nos permitirá expulsar el aire del procesador de forma más eficiente fuera de la caja.

Montaje y experiencia

Montaje y experiencia

La verdad es que es una de las cajas ITX más cómodas con las que hemos trabajado y de aspecto es realmente moderna. Es una de las series más acertadas de Corsair en los últimos tiempos. Este modelo, la Graphite 380T, nos ofrece colores modernos con un sistema de montaje y manipulación realmente cómodo de usar. Todo está pensado para que no tengamos problemas para montar nuestro PC, incluso la barra superior queda completamente bien situada para que podamos atornillar la placa con facilidad. Podemos usarla incluso para ocultar el cableado que va a la placa base.

Los laterales completamente extraíbles y el uso mínimo de herramientas hace que manipular la caja sea un placer. Los ventiladores instalados de serie son silenciosos y hacen su trabajo a la perfección. Es cómodo incluso montar la tarjeta gráfica puesto que no tenemos nada encima que nos impida colocar los cables de alimentación, fijación, etc.

La ventilación interna es muy eficiente y la capacidad de almacenamiento es más que suficiente. Yo en mi montaje eliminé el rack de discos de 3.5”, para poder montar la magnífica RM850i de Corsair. Tuve también que doblar uno de los puntos de fijación del rack, se podría deshacer la operación con facilidad y a  su vez deje bastante espacio interior para canalizar bien el cableado.

A mí el resultado me encanta, es una caja de estética poco convencional y que da gusto trabajar con ella. Montemos un PC más o menos complejo creo que cualquiera puede encontrar en esta caja un buen compañero de viaje o de mesa. Lo que está claro es que su orientación es a equipos de cierta entidad y no para una máquina de oficina. Sea cual sea nuestra opción esta caja estará a la altura.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

El diseño puede gustar o no, los colores pueden gustar o no pero lo que es indudable es que la funcionalidad de esta caja está muy trabajada. Desde sus patas grandes, que ofrecen una base que reduce notablemente las vibraciones y mejora la estabilidad, hasta sus laterales de extracción rápida, su frontal extraíble, los filtros en cada posición de entrada, la compartimentación, la alineación de los ventiladores, la modularidad del almacenamiento, el aprovechamiento de los espacios y la posibilidad de montaje de sistemas de refrigeración complejos,…..todo son virtudes y pocas son las pegas que podemos poner a esta caja.

Es un trabajo bien hecho, una de las mejores cajas ITX que podemos encontrar y un icono por su diseño agresivo y transportable. Corsair tiene en la Graphite 380T uno de esos productos ganadores que fundamentan su gran nombre de marca. Una de las mejores opciones que puedes comprar para tener un PC ITX siempre y cuando el tamaño real no sea una de tus requisitos indispensables. 

El precio de esta caja son 150 Euros, tal cual, aunque la de color negro la podemos encontrar cerca de los 130 Euros. No es una caja económica pero tiene un precio mas que aceptable para las prestaciones y el diseño que tiene. Creo que es un producto realmente equilibrado, incluso en el precio. 

 

  • Producto: Corsair Graphite Series 380T
  • Fecha: 28/07/2015 12:49:12
Secciones: Cajas de Ordenador