Disipador AMD Wraith

por Javier Rodríguez 02/02/2016 13
Dimensiones
Materiales
Ventilador
Precio
Web
80x100x80mm
Aluminio y cobre
80mm PWM 1100-3000rpm
229 Euros con FX-8370

Introducción

El disipador de stock o de serie es aquel que nos promete mantener el procesador dentro de sus parámetros de funcionamiento adecuados. Es el que el fabricante garantiza para el buen funcionamiento del procesador. El problema es que esto se refiere más a cumplimiento de las especificaciones térmicas del procesador, es decir, que este trabaje dentro de sus parámetros de fábrica sin que tenga problemas de “throttling” (reducción forzada y brusca de frecuencias para reducir el consumo del procesador y su temperatura), sobrecalentamiento, apagados, etc.

Pero eso también ha ido cambiando según los usuarios nos hemos hecho más exigentes. Algunas marcas como Intel en sus gamas más altas directamente se han rendido a la evidencia y venden sus procesadores sin disipador, AMD todavía confía en ofrecer una solución adecuada para sus procesadores. Que lo hayan conseguido con el Wraith, es algo que veremos hoy aquí.

Venta en conjunto

El AMD Wraith de momento solo lo encontraremos con el AMD FX-8370. Es un procesador de ocho núcleos con una frecuencia de trabajo nominal muy interesante para su arquitectura Vishera. Son 4GHz de frecuencia nominal y hasta 4.3GHz en modo turbo. Todo manteniendo un consumo TDP de 125W y modos de ahorro de consumo importantes que le permite reducir sus frecuencias de forma importante y por tanto consumir en cada momento lo estrictamente necesario.

Es un procesador de 8 núcleos reales, y aquí podemos entrar o no en polémicas. Mi experiencia con estos procesadores de AMD es fantástica, uso uno de menos consumo a diario y sin entrar en discusiones arquitectónicas, sus ocho núcleos me han permitido un nivel de multitarea formidable con una inversión muy reducida en hardware.

Este de todos modos no es de sus modelos más económicos y con el nuevo disipador sube algo de precio. El FX-8370 podemos encontrarlo actualmente sobre los 210 Euros, un precio muy competitivo si vemos las alternativas de Intel, y con el nuevo disipador, de momento, aumenta hasta los 230 Euros. Son 20 Euros de inversión en un disipador de stock. Algo que se irá limando con las semanas, seguramente cuando AMD vaya agotando stock, pero de momento hay que justificar esa inversión adicional.

Por 20 Euros encontramos disipadores de terceras marcas más que decentes, el AMD Wraith tiene que estar como poco al nivel de estos modelos, de los podríamos echar la tarde nombrando modelos, así que nuestra exigencia es importante con este disipador, pero también somos realistas. Este procesador es de consumo elevado y un disipador capaz de manejarlo bien tiene que tener, sin lugar a dudas, un diseño muy optimizado.