Coolermaster Hyper 212X

por Javier Rodríguez 26/02/2016 1
Materiales
Ventilador
Dimensiones
Precio
Web
Cobre y aluminio
120mm PWM 600-2000rpm
158x116x51mm, 598 gramos
20 Euros

Introducción y disipador

Introducción

Un buen disipador no solo logra que nuestro procesador vaya más fresco, también en buena medida el resto del sistema. Con el tiempo hemos buscado disipadores que no solo ventilen bien, sino que lo hagan en situaciones de estrés. Es decir, incluso utilizando prácticas como el overclocking. El siguiente paso llegó sumando a todo eso un buen control del ruido, que el PC sea un sistema agradable de usar en estas situaciones.

Según han evolucionado los formatos y las necesidades de los usuarios se ha ido consiguiendo todo esto reduciendo los precios. El Hyper 212X que hoy probamos se puede encargar de algunos de los procesadores más potentes del mercado y hacerlo con unos niveles de ruido muy bajos y con un coste inferior a los 20 Euros.

Disipador

El Coolermaster Hyper 212X es una de las últimas creaciones de Coolermaster para la gama de disipadores económicos. Modelos que se pueden integrar en cualquier máquina, presente e incluso futura. Económica y sencilla, pero con las bases de un buen funcionamiento aprendidas durante generaciones anteriores de producto. Esto se ve claramente en su bloque de disipación.

Su estructura es de tipo torre lo que permite aprovechar la verticalidad propia de cajas modernas para lograr más superficie de disipación. Tiene un alto de 158mm y está formado en aluminio salvo las cuatro heatpipes que distribuyen el calor rápidamente por todas las láminas de aluminio. Las láminas han sido rediseñadas para lograr un nuevo y más eficiente efecto túnel. El peso total del disipador es de 492 gramos, que es un peso muy habitual en estos modelos verticales, de hecho, el Hyper 212X es bastante delgado con tan solo 51mm de grosor.

Las heatpipes son de contacto directo y sin superación entre ellas. Forman una sólida superficie de contacto con la CPU, sin intermediarios. Es un sistema ya clásico en muchos modelos de Coolermaster. Es un sistema eficiente y capaz que se basa en un modelo de disipador que todos conocemos bien y que resulta eficiente en equipos modernos con cajas que tengan un buen flujo de aire.

Pero un disipador de calidad no es nada sin un buen ventilador e incluso cada día es más importante porque debe tener un buen equilibrio entre potencia suficiente para procesadores modernos y mantener niveles de ruido bajo que nos permitan disfrutar de nuestro PC.

 

Ventilador

Ventilador

Hay un elemento que nos garantiza tener las temperaturas adecuadas a niveles de ruido razonables. Es la pieza clave cuando queremos elegir un buen ventilador, que sea silencioso. La clave está en buscar un ventilador que no alcance frecuencias muy elevadas y que tenga un amplio rango de frecuencias, con un nivel lo más bajo posible.

Mi consejo es que nunca compréis un disipador cuyo ventilador de serie desarrolle más de 2000rpm con un tamaño de 120mm. Eso nos garantiza, en la gran mayoría de los casos, que no sobrepasaremos los 40dBA de ruido y por tanto estaremos siempre en márgenes muy aceptables.

El ventilador del Hyper 212X cumple precisamente con este requisito. Una unidad de 120mm con rodamientos de cuarta generación capaces de ofrecer una durabilidad superior de hasta 160.000 horas de vida media. Sus palas han sido rediseñadas para lograr más presión de aire a bajas vueltas. El motor incorpora un mecanismo de desconexión si las palas se ven bloqueadas, para evitar daños, volviéndose a conectar cuando se libera.

Su velocidad de rotación es configurable entre las 600 y las 2000rpm. El mecanismo de control es PWM y usa un conector molex de cuatro contactos. El rango de ruido generado es de entre 9 a 36dBA y su consumo máximo es de 4.4w.

El disipador tiene posibilidad de anclar dos ventiladores, y trae consigo todos los accesorios para poder montar otro ventilador de 120mm, ya sea este o cualquier otro, para conseguir un conjunto de impulsión y expulsión en línea.

Montaje, Rendimiento y ruido

Montaje, Rendimiento y ruido

Coolermaster mejoró su sistema de anclaje hace un par de generaciones y lo cierto es que no encontraremos ninguna pega en montar este disipador con facilidad. Se adapta a procesadores AMD e Intel, incluidos los de más consumo como los FX de AMD o los LGA2011v3 de Intel, tiene una base de apoyo que se fija fácilmente y, una vez fijada, lo bloqueamos en posición con una cruz de múltiples posiciones que lleva integrados los tornillos con los muelles adecuados para mantener la presión de forma unificada por toda la superficie del IHS del procesador.

El Coolermaster Hyper 212X es el tipo de disipador que buscamos cuando tenemos un presupuesto apretado y solo queremos algo que cumpla bien con su cometido y lo haga con niveles bajos de ruido. Por eso hemos hecho nuestras pruebas sin ningún tipo de overclocking, con un procesador potente, pero sin capacidad de overclocking (al menos no sin la placa adecuada). Un procesador de 80w donde buscamos mejores temperaturas, porque será un procesador al que se someterá a estrés largos periodos de tiempo y con niveles de ruido más reducidos.

El procesador es un Xeon E3-1230v5 que es el equivalente a un Core i7-6700. Es un procesador con modo turbo de hasta 3.8Ghz, cuatro núcleos y ocho hilos de proceso y un consumo de 80w. Lo hemos sometido a varias horas de uso intensivo mediante “Intel Burn Test” con excelentes resultados en temperaturas máximas y medias y con velocidades de rotación máxima cercanos a las 800rpm. Estas mediciones han sido obtenidas con una temperatura ambiente de 21 grados y en una mesa de pruebas así que dependerá mucho del chasis que uséis el que podáis obtener resultados similares.

Las temperaturas máximas alcanzan unos saludables 60 grados, aproximadamente, y para lograr esas temperaturas tiene un pico máximo de frecuencia de tan solo 1040rpm. Todo con el control automático, en modo silencioso de la placa base ASRock que hemos usado para este análisis.

Gráfico térmico del Hyper 212X en plena carga. La temperatura media del bloque de disipación es de 27 grados, 33 grados en su punto más cálido. Fresco al tacto. Se aprecia perfectamente como el calor sube por las heatpipes por los laterales y la zona más fresca esta en el núcleo del disipador.

Temperatura en reposo. La media es de 21 grados y la temperatura máxima del disipador no alcanza siquiera los 27 grados.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

El nuevo Hyper 212X es una maravilla de disipador que logra espectaculares resultados de equilibrio entre rendimiento y ruido. Es un disipador perfecto para sustituir a cualquier disipador de serie. Tiene un precio de menos de 20 Euros, y el rendimiento adecuado para cubrir las necesidades, al menos a velocidades de fábrica, de cualquier procesador que podamos encontrar en el mercado.

  • Producto: Coolermaster Hyper 212X
  • Fecha: 26/02/2016 10:28:37
Secciones: Refrigeración