Toshiba OCZ RD400 SSD Series

por Javier Rodríguez 24/05/2016 5
Interfaz
Formato
Capacidades
Precio
Web
PCI Express 3.0 4x 32Gbps
M.2 2280 Socket 3
128, 256, 512 y 1024GB
Desde 135 Euros

Introducción

OCZ lleva unos meses sorprendiéndonos. Sus unidades económicas están revolucionando los precios en nuestro territorio y ahora atacan con su nueva unidad NVMe para el mercado doméstico. Una unidad con muchas opciones de almacenamiento y preparada tanto para equipos con slot M.2 Socket3 como para los que no.

Un portento que revolucionara el rendimiento de los mejores portátiles y ordenadores de sobremesa con un formato que podemos instalar en cualquier ordenador. Vamos ahora con los detalles.

NVMe y formato

Como habéis podido ver por el nombre esta es la primera unidad que firman Toshiba y OCZ conjuntamente. Toshiba compro OCZ hace algunos meses y desde entonces la marca se ha vuelto mucho más competitiva. Memorias de última generación, controladoras de calidad y la experiencia de OCZ en el trato al cliente directo. Una conjunción que está dando excelentes resultados y que se está traduciendo en productos realmente competitivos. Uno de ellos, sin duda, es esta nuevo Toshiba OCZ RD400 SSD Series. 

OCZ ha tardado en presentar en el mercado su primera unidad SSD con protocolo NVMe, pero la espera ha merecido la pena porque esta unidad se colocará entre las mejores con esta tecnología. Se ha integrado la última tecnología en memorias MLC de Toshiba y una nueva controladora diseñada para la ocasión.

OCZ y Toshiba también ha diseñado controladores específicos para su controladora que permite un mejor soporte para la tecnología Rapid Storage de Intel y que permiten desarrollar todo el potencial de esta unidad.

La encontraremos en un formato M.2 con dimensiones 2280: 22 de ancho y 80mm de largo. Un tamaño que lo hace compatible con la mayoría de portátiles y de slots M.2 integrados en equipos sobremesa, placas base, tablets de gama alta, etc. Esta unidad es la primera unidad NVMe de formato M.2 que podemos encontrar con su tarjeta PCI Express 3.0 4x a juego y en capacidades de 128, 256, 512 y 1024GB. Cuatro opciones de capacidad que se ajustaran a cualquier bolsillo y a cualquier ordenador.

El NVMe introduce mejoras importantes con respecto a la tecnología o protocolo AHCI. Tiene soporte para múltiples núcleos nativo, para controladoras más avanzadas, y no requiere el registro de operaciones de lectura por lo que las latencias se reducen de forma notable. Hasta 10 veces menos latencias que controladoras que usan el protocolo AHCI. De momento el NVMe lo veremos únicamente en interfaces PCI Express, que son los que ahora tienen más crecimiento en el mercado doméstico. Estos interfaces, aprovechando enlaces 4x sobre PCI Express 3.0, nos permitirán ver unidades de almacenamiento de hasta 7GBps en un futuro cercano.