Gigabyte Aero 15

por Antonio Delgado 26/05/2017 3
Procesador
Tarjeta Gráfica
Pantalla
Precio
Web
Intel Core i7-7700HQ
GTX 1060 6GB
15,6 Full HD, IPS sin marcos
2.000 Euros (con SSD de 256 GB SATA)
Puntuación de Gigabyte AERO 15 en la review:

Introducción y especificaciones

Los últimos lanzamientos de Gigabyte en el mercado de portátiles gaming han dejado ver unos modelos con una construcción y materiales de gran calidad, combinado un hardware potente con grosores contenidos.

Tuvimos un ejemplo en el AORUS X7 V6 que analizamos hace unos meses y ahora vamos a probar un nuevo modelo, el AERO 15 que se acerca al concepto de ultraportátil con ligereza, grosor reducido, una pantalla de 15,6” en cuerpo de 14” y alta autonomía pero con una potencia a la altura de equipos gaming más que solventes.

Especificaciones técnicas

  • Procesador Intel Core i7-7700HQ
  • 16 GB de memoria RAM DDR4 a 2.400 MHz
  • Pantalla de 15,6 pulgadas FullHD x-Rite Pantone Certified
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1060 de 6 GB GDDR5
  • 256 GB de SSD NVMe M.2
  • Teclado RGB Fusion
  • USB 3.0, USB 3.1 Type-C con Thunderbolt 3
  • HDMI 2.0, Mini DP 1.3, lector de tarjetas
  • WiFI 802.11ac, Bluetooth 4.2, gigabit Ethernet
  • Sonido Dolby Digital Plus, 2 altavoces de 2 W
  • Batería de 94,24Wh
  • 356 mm x 250 mm x 19 mm
  • Peso de 2,1 kg con batería

Diseño

A pesar de integrar los últimos procesadores Kaby Lake de la gama HQ con 4 núcleos, nada de bajo consumo, y una gráfica como la GTX 1060, Gigabyte ha conseguido mantener un grosor muy fino de tan solo 1,9 centímetros en su parte más gruesa junto a un peso de tan solo 2,1 kg

Además, el Aero 15 es un equipo muy compacto si estamos acostumbrados a trabajar con portátiles de 15,6 pulgadas. Esto se consigue gracias a su pantalla sin marcos (tan solo 5mm), algo que permite integrar sus 15,6 pulgadas en el cuerpo de un portátil que tradicionalmente solo podría albergar 14 pulgadas.

Todo ello en un cuerpo metálico perfectamente integrado y con un toque divertido en sus acabados gracias a sus llamativos colores en la parte trasera, que pueden ser naranja o verde con una capa de litografía nano-impresa (NIL) con una zona en acabado similar al de la fibra de carbono. También hay un modelo negro para los que gustan de algo más sobrio, aunque el color verde que tiene el modelo que analizamos sin duda da un toque original a un mercado dominado por colores más monótonos.

En la parte izquierda encontramos la salida de auriculares, un DisplayPort 1.4, un HDMI, un USB 3.0 y el puerto RJ45 para Gigabit Ethernet, algo de agradecer teniendo en cuenta que hay fabricantes que lo eliminan en grosores tan finos.

Por el otro lado tenemos el conector de corriente, dos USB 3.0, un lector de tarjetas SD y el USB-C 3.1 con Thunderbolt 3.

Al abrir la pantalla es cuando vemos realmente su tamaño, el teclado ocupa prácticamente la totalidad del largo de la parte inferior y deja la otra mitad inferior para un trackpad de generosas dimensiones.

La pantalla aprovecha al máximo el espacio por los laterales y la parte superior, de hecho, la webcam está situada en la parte inferior al no haber espacio en el marco superior de 5mm.

Justo debajo de la pantalla se encuentran los altavoces y ambas salidas de aire del sistema de refrigeración.

El teclado cuenta con retroiluminación LED RGB configurable con distintos efectos, colores y también con perfiles asociados a juegos que nos iluminarán las teclas necesarias en cada título.

Acceder al interior del Aero 15 no es todo lo sencillo que debería, ya que la compañía ha decidido utilizar tornillos TORX, por lo que hará falta un destornillador con ese cabeza y, por si fuera poco, no todos son de la misma medida, siendo la mayoría TORX 5 pero habiendo 3 de los más grandes TORX 6. Una vez retirados los tornillos hay que retirar la tapa trasera que está perfectamente integrada en el cuerpo.

Una vez hecho esto tendremos acceso a los componentes. Podremos cambiar el módulo de memoria RAM o añadir otro más, cambiar el SSD M.2 NVMe o la tarjeta WiFi. Destaca lo grande que es la batería de 94,24 Wh, una capacidad reservada generalmente a modelos más grandes.

Veremos más adelante el buen diseño térmico del equipo gracias a sus dos ventiladores y a un cuerpo que aísla perfectamente el calor de los componentes del teclado.

Pantalla

La pantalla del Aero 15, como ya hemos dicho, es de 15,6 pulgadas y tiene 1920 x 1080 píxeles de resolución, hay también un modelo 4K pero en esta unidad en concreto es la versión FullHD, algo mucho más adecuado para un portátil enfocado a juegos.

Cuenta con recubrimiento mate, por lo que nos evitaremos molestos brillos, y el panel es de tipo IPS, por lo que los ángulos de visión de 178º en vertical y horizontal están garantizados.

Hemos medido un brillo máximo de 357 cd/m² y un ratio de contraste nativo de 969:1.

Uno de los elementos diferenciadores del Aero 15 respecto de otros modelos del mercado es su certificación X-Rite Pantone que asegura una calibración de fábrica óptima en cuanto a la representación de colores se refiere.

Esto se aplica en el Aero 15 en forma de un modo de pantalla que activa esta calibración, de tal manera que podremos cambiar entre modo normal o el modo X-Rite Pantone si buscamos una representación de colores más realista, algo que puede venir muy bien a la hora de trabajar con fotos o en tareas de diseño.

Hemos realizado distintas mediciones de la pantalla con el modo normal y el modo X-Rite Pantone para que podáis ver las diferencias:

En el caso de la muestra de Rojo, Verde y Azul a la hora de representar del negro al blanco y la escala de grises podemos ver claramente la diferencia entre ambos modos.

Modo normal:

Esto es lo que se consigue con el modo normal, con una predominancia del color verde en un 105%, quedando el rojo y azul por debajo con menos de 90% y rondando el 85%. Una calibración de color manual buscaría acercar las tres líneas a ese valor.

Modo x-Rite Pantone:

Cuando activamos el modo calibrado X-Rite Pantone podemos ver como el ajuste es mucho más fino y los valores se acercan considerablemente más a lo óptimo, con el verde y el azul prácticamente al 100% y el rojo por encima del 90%.

En ambos casos, el balance de blancos es perfecto, manteniéndose en los 6500K  que definen el blanco “real”.

Cuando medimos la cobertura de la gama de color sRGB podemos ver que, si bien se queda muy cerca, no cubre el 100%. En este caso da igual el modo de calibración que utilicemos ya que los resultados son idénticos.

A la hora de mostraros la representación “real de color”, os dejamos con sendos gráficos donde se puede ver la diferencia entre el color de la muestra y el real, en ambos modos (normal y x-rite pantone). Se puede apreciar como el modo X-Rite Pantone consigue unos resultados mucho más cercanos a los colores reales.

Modo normal.

Modo X-Rite Pantone.

Autonomía, rendimiento y temperaturas

Otra de las características que hace especial a este Gigabyte Aero 15 es su autonomía, hablamos de que en un cuerpo de 14” tenemos una batería propia de modelos de 17 pulgadas, por ejemplo el propio AORUS X7 V6, con los mismos 94,24 Wh

En la prueba de batería de PCMark, el Aero 15 ha estado prácticamente 4 horas ejecutando las distintas pruebas intensivas del test de manera continua, eso es casi el doble de autonomía que la que ofrecía, por ejemplo, el MSI GE62 7RE con menos potencia y más tamaño.

Esas 4 horas de autonomía son ejecutando tareas de todo tipo sin descanso, con un uso normal del equipo (navegación, multimedia, ofimática, etc) podemos conseguir duplicar esa cifra sin mucho problema, por lo que en ese sentido el Aero 15 desempeña un trabajo sobresaliente.

Rendimiento

Tenemos un Core i7-7700HQ y una GTX 1060 junto a un SSD M.2 NVMe y 16 GB de RAM DDR4, ya conocemos y hemos probado todos esos componentes en portátiles anteriormente, por lo que su rendimiento no va a ser una sorpresa.

Sin embargo, no hay que olvidar que estamos ante un equipo muy compacto y fino, un formato en el que esta potencia no es tan habitual y es precisamente ahí donde destaca el Aero 15 sobre otros equipos con especificaciones similares.

Estos son los resultados que obtiene en test como 3DMark FireStrike, Firestrike Extreme y Time Spy, además del CineBench para medir el desempeño de CPU.

En el test de SSD vemos como supera sin despeinarse los 2.100 MB/s de lectura, se acerca a los 800 MB/s de escritura y ofrece unas tasas de acceso más que considerables.

A la hora de jugar, hemos estado probando el Battlefield 1 en calidad Ultra, el máximo posible, y es capaz de moverlo sin problemas con una tasa de FPS que se suele mantener habitualmente entre los 40 y 60 FPS.

Temperaturas

Generalmente, el calor puede convertirse en un problema cuando hablamos de portátiles tan pequeños y con componentes de gama alta, sin embargo, el Aero 15 nos ha sorprendido por lo bien que gestiona las temperaturas.

Desde la aplicación de Gigabyte podemos ajustar las velocidades de los ventiladores a programas más agresivos o incluso dejarlos al 100%, pero con el programa normal el comportamiento es más que satisfactorio.

Por ejemplo, durante los distintos benchmarks de 3Dmark, con pruebas gráficas y de CPU, la temperatura máxima del procesador fueron 73,8 grados, mientras que la gráfica no pasó de 78 grados.

Sin embargo, lo que más nos llamó la atención es la eficiencia del sistema de refrigeración del Aero 15 a la hora de expulsar el calor y evitar que el usuario note el calor en el teclado o trackpad.

En las siguientes imágenes térmicas podemos ver cómo, en reposo, el Aero 15 mantiene unas temperaturas entre 30 y 32 grados en el teclado y trackpad y 33,8 grados en las salidas de aire.

A plena carga el trackpad se quedaba los mismos 30 grados y la zona más caliente del teclado en 41,9 grados, al mismo tiempo que las salidas de aire ofrecían temperaturas de hasta 57 grados, algo sin duda bastante impresionante y que permitirá jugar sin problemas durante varias horas sin que el calor resulte molesto.

Análisis y Conclusión

Gigabyte ha vuelto a demostrar, una vez más, que pueden convertirse en una amenaza muy seria para otros fabricantes de portátiles de gama alta más "tradicionales" 

El Aero 15 tiene todo lo que podemos pedir a un portátil de 15,6 pulgadas: Tamaño y grosor contenidos, ligereza, alta autonomía, buena pantalla, acabados de calidad y una potencia propia de equipos mucho más grandes y aparatosos.

Sin duda la reducción de márgenes es el futuro en este tipo de portátiles de 15,6 pulgadas que buscan la máxima portabilidad e incluirla en el Aero 15 es todo un acierto.

La calibración de pantalla X-Rite Pantone es un punto a favor, posiblemente no sea algo imprescindible para los que usen este portátil para jugar o tareas básicas, pero es algo que agradecerán los que suelen trabajar con fotografías o temas de diseño o, simplemente para los que buscan la representación de colores lo más real posible.

Sus componentes son potentes, El Core i7-7700HQ ya ha demostrado su valía en varias ocasiones y la GTX 1060 con arqutiectura Pascal vuelve a demostrar que es una gráfica ideal para resoluciones 1080p, con la potencia suficiente para mover prácticamente cualquier juego a detalles de calidad elevados y un consumo que le permite integrarse en un equipo tan fino como este.

Gigabyte ha integrado distintas utilidades para gestionar todo el sistema, desde el teclado hasta el comportamiento de los ventilaroes y también utilidades de la webcam con funciones como la eliminación de fondo con la tecnología TriDef. Sin embargo, la utilidad encargada de TriDef es de pago y solo se incluye una prueba de 90 días, además, el sistema no es capaz de detectar correctamente el fondo y muchas veces es bastante errático.

Por otra parte, se agradece un adaptador de corriente compacto y con una salida USB de 2,1Amp para cargar dispositivos.

El comportamiento térmico del Aero 15 es impresionante, no sólo mantiene al procesador y a la gráfica con unas temperaturas bajo control, si no que lo hace también con el teclado y el trackpad para que no resulte molesto su uso.

Todo ello se va a un precio de 2.000 Euros en España y si prescindimos del SSD NMVe por uno SATA, por lo que hablamos de un precio considerable, aunque a la par que otros modelos que competirían con el Aero 15 como el Dell XPS.

Una pantalla calibrada de 15,6” en un cuerpo de 14”, ligero, potente,lo último en conectividad,  con una gran autonomía y unos materiales y acabados de gran calidad, ¿Se puede pedir más?

LO MEJOR
Calibración de pantalla x-Rite Pantone de serie
Pantalla de 15,6" en cuerpo de 14"
Potencia con peso y grosor reducido
Buenos acabados y materiales
Excelente comportamiento térmico
Alta autonomía
Thunderbolt 3
LO PEOR
Software de cámara de pago y con comportamiento errático
Tornillos TORX de dos tamaños para acceder al interior
  • Producto: Aero 15
  • Fecha: 26/05/2017 18:03:59
Secciones: Portátiles Gaming