Ordenadores portátiles Gaming que no debemos comprar

Ordenadores portátiles Gaming que no debemos comprar

por Jordi Bercial 30/11/2020 ...

Razones por las que no debemos comprar algunos portátiles gaming

En esta guía os hablaremos principalmente de los portátiles gaming que no deberíamos comprar a no ser que sepamos exactamente lo que estamos obteniendo con nuestra compra, algo que ya mencionamos en nuestra guía de tarjetas gráficas de portátil que no debemos comprar, pues si bien existen varios términos generales a los que nos podemos adherir, al final depende siempre del precio al que adquiramos el equipo, el uso que tengamos pensado para él y demás factores que siempre influyen en la compra de un ordenador.

Sin embargo, a la hora de comprar portátiles Gaming, tenemos que tener en cuenta ciertas consideraciones, y es que una coletilla “Gaming” en el nombre del equipo no va a hacer que el ordenador sea mágicamente apto para ello, encontrándonos a menudo con equipos que no cuentan con el músculo para mover juegos adecuadamente, o, por ejemplo, su refrigeración es insuficiente para el hardware del que se ha equipado al sistema.

Para considerar Gaming a un portátil, consideramos que debería tratarse de un ordenador con unas especificaciones equilibradas para el uso que se le va a dar, de modo que no tenga un procesador o una tarjeta gráfica que se queden demasiado cortos para jugar, así como contar con refrigeracion suficiente para no hacernos perder rendimiento por temperatura. Asimismo, es interesante que cuente con una pantalla de calidad, a poder ser de alta frecuencia de refresco, algo que nos permitirá sacarle mayor provecho con juegos como shooters.

Otra situación habitual es que, pese a contar con un rendimiento adecuado, otros componentes como la pantalla, que suelen quedar en segundo plano en presupuestos más bajos, terminan relegados a componentes de peor calidad, algo que puede ser un problema en determinadas situaciones.

En el peor de los casos, el equipo en cuestión solamente tendrá una estética más agresiva de lo habitual que nos haría pensar que nos encontramos ante un equipo muy potente, capaz de mover todos los juegos del mercado, hasta que echamos un vistazo y vemos que las especificaciones son a todas luces insuficientes.

En la siguiente sección os mostraremos algunos ejemplos de estas prácticas en las que un equipo Gaming no será totalmente adecuado para ello, pudiendo encontrar mejores alternativas en el mismo rango de precios, incluso en el mismo fabricante.

Acer Nitro 5 AN515-54-7793

El ACER Nitro 5 AN515-54-7793 es un equipo que de primeras puede parecer atractivo, con un diseño interesante y un precio de 999 euros que parece bueno para el hardware que equipa, pero podemos ver en la review que realizamos este año de este mismo portátil que la potencia de la GPU es insuficiente para el procesador que equipa.

Como recordatorio, este equipo en esta configuración concreta cuenta en su interior con un Intel Core i7-9750H, 8GB de memoria DDR4 a 2666MHz, una unidad NVMe de 256GB y una NVIDIA GTX 1650 que alimenta a una pantalla FullHD IPS de 60Hz.

Asimismo, con 8GB de memoria RAM y tan solo 256GB de espacio de almacenamiento interno –sólido, eso sí—no podremos realmente tener muchos juegos instalados, además de que los juegos que pidan mayores cantidades de memoria RAM pese a encajar con el resto de especificaciones se verán limitados.

Acer Nitro 5 AN515-55-76LV, Mejor CPU, GPU, RAM y SSD

Acer tiene en su catálogo el Nitro 5 AN515-55-76LV, un equipo de precio similar que cuenta en su interior con un Intel Core i7-10750H, 16GB de memoria RAM, 512GB de almacenamiento sólido y una NVIDIA GeForce GTX 1660Ti de 6GB, un paso adelante en cada uno de los componentes críticos para el rendimiento del sistema por tan solo 100 euros adicionales, aunque esta mejora no contempla una pantalla de mayor frecuencia de refresco, de modo que seguirá tratándose de un equipo solvente para la mayoría de juegos que no dependan de tasas de cuadros extremadamente altas.

MSI Alpha 15 A3DC-250XES

MSI cuenta también con algunos modelos cuestionables entre sus gamas, y es que si bien el MSI Alpha 15 A3DC-250XES cuenta con un procesador AMD Ryzen 5 3550H y 512GB de almacenamiento sólido, pero tambien llega con tan solo 8GB de memoria RAM y una AMD Radeon RX 5300, componentes de poca potencia para su precio de 1018 euros.

MSI Bravo 15 A4DDR-219XES, Mejor CPU, GPU y RAM

A fecha de redacción, este equipo se encuentra de oferta por el Black Friday a un precio de 949 euros, pero su PVP es de 1299 euros. Sin embargo, por el mismo precio de 949 euros fuera de oferta, MSI cuenta con otro equipo de la gama Bravo, el MSI Bravo 15 A4DDR-219XES, que cuenta con un procesador AMD Ryzen 5 4600H, 16GB de memoria RAM y una pantalla de 15.6 pulgadas con una frecuencia de 144Hz acompañada de un chasis con mayor circulación de aire.

La guinda del pastel la marca el núcleo gráfico, pues si bien el MSI Alpha 15 cuenta con una AMD Radeon RX 5300, que recordemos, es un modelo de gama de entrada de AMD, el MSI Bravo 15 cuenta con toda una AMD Radeon RX 5500M, de modo que nos encontramos con un equipo mucho más potente gráficamente a un precio inferior, siendo este un caso que mencionabamos en la guía de tarjetas gráficas de portátil que no deberíamos comprar.

Asus TUF Gaming F15 FX506LH-BQ030

El Asus TUF Gaming F15 FX506LH-BQ030 también cuenta con una configuración un tanto extraña en comparación al Asus ROG Strix G15 G512LV-AL007, y es que, por un lado, en la configuración del Asus TUF Gaming F15 encontramos un Intel Core i7-10750H, 16GB de memoria RAM, 1TB de almacenamiento NVMe y una relativamente poco potente NVIDIA GTX1650 que alimenta a una pantalla de solo 60Hz.

Asus ROG Strix G15 G512LV-AL007, Mejor GPU y pantalla

Como vemos, se trata de un hardware más bien básico para un equipo de 1199 euros, especialmente si tenemos en cuenta que ASUS vende bajo la gama ROG y al mismo precio el Asus ROG Strix G15 G512LV-AL007, un equipo que comparte componentes como el procesador y la memoria RAM, pero equipa toda una NVIDIA GeForce RTX 2060 alimentando a una pantalla de 144Hz, mucho más apropiada para jugar a juegos rápidos como serían shooters o juegos con acción rápida en pantalla.

Cierto es que con este cambio perdemos en almacenamiento, que se nos queda en 512GB de almacenamiento NVMe, pero en cualquier caso se trata de un componente que podemos actualizar más adelante o incluso complementarlo, algo que no puede hacerse en el caso de la GPU del equipo.

Lenovo Legion Y540-15IRH

Otro de los fabricantes que podemos ver con equipos que compiten contra sí mismos es Lenovo, quien con el Lenovo Legion Y540-15IRH ofrece un equipo equipado con un Intel Core i7-9750HF de pasada generación, 16GB de memoria RAM, 512GB de almacenamiento sólido acompañado de una unidad de 1TB y una NVIDIA GTX 1660 Ti de 6GB a un precio de 1449 euros.

Lenovo Legion 5 15IMH05H, Mejor CPU y GPU a menor precio

Sin embargo, podemos ver como el Lenovo Legion 5 15IMH05H aparece por 1359 euros con un Intel Core i7-10750H, 16GB de memoria RAM, 512GB de almacenamiento NVMe y una NVIDIA RTX 2060 que sacará mejor partido de la pantalla de 144Hz que ambos modelos equipan.

Si bien en este caso no nos encontramos con una diferencia abismal de rendimiento, sí es cierto que nos llevamos mejor equipo a un precio inferior, por lo que queda claro que el modelo anterior no es el equipo que deberíamos adquirir, sino este.

HP Pavilion - 14-ce3007ns

En el caso de HP nos encontramos con el Pavilion 14-ce3007ns, un equipo que, si bien a todas luces no se trata de un equipo Gaming y no pretende serlo, sí que coincide en precio con una opción mejor, y es que este equipo llega con un Intel Core i5-1035G1 en su interior acompañado de 16GB de memoria RAM, 1TB de almacenamiento sólido, y una NVIDIA MX130 a un precio de 899 euros.

HP Pavilion Gaming 15-dk1073nf, Mejor CPU y GPU

Sin embargo, por un precio de 900 euros podemos obtener un HP Pavilion Gaming 15-dk1073nf, un equipo que gana en varios aspectos y pierde en otros que son fácilmente mejorables por el propio usuario, de modo que en este aspecto vamos con ventaja.

Sus especificaciones se basan alrededor de un Intel Core i5-10300H al que se conectan 8GB de memoria RAM, 1TB de almacenamiento mecánico junto a 128GB de almacenamiento sólido y una NVIDIA GeForce GTX 1650.

Sin embargo, nos encontramos de nuevo con una pantalla de 60Hz, algo esperable al precio al que llega el equipo, por lo que sí, de nuevo, no necesitamos una pantalla de este tipo por los juegos a los que jugamos, o porque necesitamos un equipo potente, esta es una gran opción que se queda por debajo de los 1000 euros.

Dell G7 15 gn7500efgdh y Alienware m15 R3 wnm15r310s

 En el caso de Dell tenemos varios puntos de acceso a la hora de ver qué opciones tenemos a la hora de adquirir un equipo de la compañía, y es que, si tenemos cierto conocimiento de la marca, sabremos que normalmente Dell vende sus equipos Gaming bajo la marca Alienware, aunque esto no les impide crear otros equipos Gaming bajo la marca principal. Sin embargo, esto los hace más susceptibles de solaparse entre sí, tal como veremos a continuación, dado que en esta ocasión son dos los equipos que sucumben a un equipo Dell G-Series.

Por una parte, tenemos al Dell G7 15 gn7500efgdh, un equipo que en su interior cuenta con un Intel Core i5-10300H, una NVIDIA GeForce GTX 1660Ti, solamente 8GB de memoria RAM y una unidad SSD de 256GB que, como es de esperar, se nos quedaría totalmente corta a la hora de almacenar varios juegos, todo ello a un precio de 1050 dólares.

Por otra parte, Alienware cuenta con el Alienware m15 R3 wnm15r310s, un equipo de enfoque similar, que nos recompensa su precio de 1450 dólares con un Intel Core i7-10750H y 16GB de memoria RAM, pero nos sigue dejando atrás con solamente 256GB de almacenamiento sólido y una AMD RX 5500M de 4GB, siendo claramente insuficiente por el precio al que llega y tratándose de un equipo que en muchos juegos rendiría peor que el Dell G7 anteriormente mencionado.

Dell G5 15 gn5500ehwih, Mejor CPU, GPU, RAM y SSD

Sin embargo, ambos equipos quedan en segundo plano ante el Dell G5 15 gn5500ehwih, que con un precio de 1200 dólares es capaz de incorporar un Intel Core i7-10750H en su interior, acompañado de 16GB de memoria RAM, 512GB de almacenamiento sólido y toda una NVIDIA GeForce RTX 2060, siendo este equipo a todas luces superior que el resto, aunque cueste un poco más que el Dell G7, el cual sigue siendo superior que el Alienware al que hacemos mención.

Un portátil Gaming también sirve para mucho más que jugar

 En el apartado sobre estas líneas habéis podido ver varios ejemplos de equipos que simplemente cuentan con alternativas mejores dentro del propio catálogo de la marca, y es que, si bien normalmente nos fijamos en equipos Gaming a la hora de jugar, en el momento en el que miramos ordenadores portátiles de este corte, simplemente estamos poniendo nuestros ojos sobre máquinas compactas de alto rendimiento.

Desde modelar en 3D hasta editar vídeo, un ordenador Gaming debería ser capaz de sacar adelante tantas tareas como sean necesarias dentro de un rango razonable que dependerá directamente del precio que hayamos invertido en el equipo, pues, por ejemplo, si bien las tarjetas gráficas Quadro se tienen en alta estima a la hora de crear contenido en 3D, una tarjeta gráfica GeForce de última generación se comportará igual de bien en la mayoría de escenarios y acarreará un precio muchísimo más bajo, debido a que las tarjetas Quadro están orientadas al sector profesional y, por ello, llegan a precios más altos que sus contrapartes de escritorio.

Cabe destacar que, del mismo modo, los ordenadores portátiles Gaming cuentan con sistemas de refrigeración bastante más potentes de lo que encontraríamos en otra clase de equipos portátiles, algo que puede jugar a nuestro favor si no estamos usando el equipo a plena carga, manteniendo unos niveles de ruido mucho menores y unas temperaturas más saludables para el hardware.

Desafortunadamente, el contar con un hardware mucho más potente que el resto de equipos pasará factura a nuestra autonomía en batería, por lo que, si finalmente nos decantamos por un ordenador portátil Gaming para tareas que no tengan nada que ver con jugar en nuestra habitación, tendremos que tomar en cuenta que sería interesante estar siempre cerca de un enchufe si vamos a realizar tareas pesadas que hagan uso de buena parte de los recursos del sistema.

En general, seremos nosotros quienes tengamos que hacer decisiones basadas en el rendimiento que esperamos obtener del equipo, así como del uso al que se le va a someter, pues para tareas muy ligeras podemos obtener un buen rendimiento a partir de hardware de bajo consumo, mientras que para tareas pesadas que no tengan que ver con el Gaming podemos escaparnos con un equipo que cuenten con un hardware solvente pero una pantalla de 60Hz, cosa que no nos afectará en la mayoría de situaciones fuera de juegos.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Redactor del Artículo: Jordi Bercial

Jordi Bercial

Ávido entusiasta de la tecnología y la electrónica. Cacharreo con componentes de ordenador casi desde que aprendí a andar. Empecé a trabajar en Geeknetic tras ganar un concurso en su foro sobre redacción de artículos de hardware. Amante del Drift, la mecánica y la fotografía. No te cortes y deja un comentario en mis artículos si tienes alguna consulta.

También te puede interesar Otros artículos y noticias sobre tecnología